“Poder reconstruir nuestras vidas y nuestras viviendas”

Ser Gente es una Cooperativa de Trabajo que surgió en Lago Puelo (Chubut) en el primer año de la pandemia. Luego de los incendios ocurridos durante el verano en la Comarca Andina, donde se perdieron por completo decenas de casas, la Cooperativa está participando en el armado de los módulos habitacionales que llegaron de Nación. Ayelén Camarda, presidenta de Ser Gente, nos cuenta la experiencia de estar trabajando en la reconstrucción de sus viviendas y las de la comunidad.

Avanza en la Comarca la reconstrucción de la manos del cooperativismo

– ¿A qué se dedica esta cooperativa?

La Cooperativa de Trabajo Ser Gente en su origen se encargó de desmalezar predios escolares y hacer tareas de parquización, después sufrimos el incendio comarcal que ya todos conocen. A partir de ahí llegaron los módulos habitacionales por parte de Nación y nuestra Cooperativa, en conjunto con otras cooperativas de la localidad, se encarga de armarlos. Estamos abocados enteramente en reconstruir estas nuevas casas que llegaron con fondos nacionales y que vienen, en cierto modo, prefabricadas. Las hacemos en contacto con los aserraderos locales.

– ¿Hace cuánto decidieron agruparse?

Decidimos agruparnos en cooperativa el 15 de junio del 2020, estábamos en plena pandemia. Cuando esto comenzó, empezamos a pensar diferentes opciones de trabajo para un grupo de vecinos y de amigos que somos de la misma zona y se nos ocurrió hacer una cooperativa de construcción para mejorar nuestras viviendas y nuestro barrio. Todos nosotros vivimos en barrios vulnerables.

Hicimos todo lo correspondiente a los papeles. También sufrimos algunas pérdidas muy importantes en nuestra organización y después vino lo del incendio. Eso nos hizo mal en cierto punto anímico, pero en otro aspecto nos dio un poco de fuerzas para tener algún apoyo para poder reconstruir nuestras vidas y nuestras viviendas. Somos 6 asociados en total, perdimos la vida de nuestro fundador y presidente por cáncer en enero y la vida del síndico la perdimos en el incendio, el sufrió muchas quemaduras.

– ¿Cómo llevan adelante el día a día en cuanto al trabajo?

Nosotros volvimos a equiparnos con nuestros propios fondos y con lo que recibimos de donaciones, o lo que pudimos comprar de herramientas chicas de mano para hacer los trabajos encomendados y nuestras casas también. Ahora participamos con otras cooperativas de un nuevo convenio con el INAES, en la que la Cooperativa Cootramet de Bariloche nos ayudó para que sea viable el subsidio, esto nos viene más que genial.

La verdad es que nosotros hacemos magia con las pocas palas que tenemos. Hay motosierras y diferentes cosas que son muy esenciales para el trabajo que llevamos a cabo pero que se quemaron. Vamos a comprar herramientas de mano atornilladores, amoladoras, motosierras, moto guadañas, equipo de electricidad, la hormigonera, etc.

Con esta forma de trabajar en cooperativa nos vamos puliendo día a día, es un trabajo que hacemos todas y todos, es una cooperativa de trabajo mixta. La verdad que vamos modificando desde actitudes hasta ritmos laborales, trabajar en equipo no es lo mismo que trabajar sola o solo, uno se tiene que acomodar al ritmo de los compañeros de trabajo y llevar un diálogo fluido. Todos los días aprendemos cosas nuevas.

Escuchá la entrevista completa:

Por Mariela Martínez y Julia Biagioli

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Seguí informándote en Al Margen:

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.