• (por antena libre) A pocos días de asumir la nueva Defensora del Pueblo, Adriana Santagati, el gremio ATE denunció que la funcionaria cerró las delegaciones en la provincia dejando sin trabajo a 30 personas. “La entidad sindical descree de las argumentaciones expuestas por la funcionaria recientemente designada y considera que, por un lado, se trata de una persecución política gravísima y, por el otro, se busca consolidar una política de ajuste y recorte de gastos en la Defensoría. [Seguir leyendo...]