Cómo fue el histórico encuentro de las mujeres indígenas con ministras del gobierno nacional

Integrantes del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir concluyeron la caminata de 2000 kilómetros, que iniciaron el 14 de marzo, para reclamar por la protección de sus ecosistemas y las condiciones de vida de sus comunidades, con una reunión con ministras y otras autoridades nacionales en Casa Rosada, quienes se comprometieron «a seguir incluyendo en la agenda social y política sus demandas y necesidades».

La Marcha conta el terricidio llegó a Buenos Aires. Foto: Telesisa.

Las mujeres originarias salieron desde distintos territorios del país y confluyeron en la Ciudad de Buenos Aires, donde cerraron la acción este sábado con una marcha desde Plaza Miserere hasta el Congreso Nacional para conmemorar el Día Global de Lucha ¡Basta de Terricidio!

El jueves se reunieron en la Casa de Gobierno con las ministras de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y de Seguridad, Sabina Frederic, y con su par de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria.

Bartolina Casimiro, del pueblo diaguita de Tafí del Valle, Tucumán, fue una de las participantes del encuentro y en una entrevista, contó detalles de una caminata que definió como «histórica» y de la reunión con autoridades nacionales.

– ¿Cómo fue el encuentro en Casa Rosada?

– Fue bastante positivo porque nos recibieron ministras y funcionarios.

-¿Es la primera vez que las reciben en Casa Rosada?

-:Sí, con las comunidades sí, como movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir.

–  Es muy simbólico que las reciban en Casa de Gobierno ¿Cómo lo vivieron?

– Es histórico que las mujeres de nuestros pueblos salgamos a caminar, y en este andar de lucha dejemos todo: nuestras casas, nuestros hijos, nuestros pueblos, nuestros quehaceres, nuestras artesanías para salir a caminar por el bien de todos y de todo el mundo.

– ¿De que hablaron con las autoridades?

– Les trajimos reclamos y también propuestas para que vayan incorporando en sus agendas. Nos dieron fecha para el 10 de junio para volver a reunirnos. Propusimos una mesa de diálogo para trabajar en conjunto, no pueden trabajar solos, teniendo desatendidas nuestras comunidades. Les dejamos nuestra consigna, que es «¡Basta de Terricidio»!, de que apuñalen nuestras montañas, nuestros cerros, nuestros lagos: Estamos hartas de las megaminerías, las mega empresas. Es impresionante ahora con el coronavirus. En el campo no lo vemos tanto, pero estamos desatendidos, no tenemos agua para lavarnos las manos, algo que tanto nos piden para prevenir la enfermedad. Se nos mueren por desnutrición los hijos. Nos violan nuestras niñas, nuestras nietas, las matan. Matan nuestra espiritualidad.

– ¿Qué les dijeron las autoridades?

– Estaban asombrados; no asimilan que nosotras estamos aquí, que hemos llegado en esta caminata, con nuestras propias lenguas, que estamos firmes. Nos han visto como mujeres sabias, poderosas y guardianas de nuestros pueblos. No somos mujeres blancas, somos indígenas.

– ¿Qué consideran ustedes que hay que resolver de manera urgente?

– Todo. Si no tengo tierra, no puedo hacer mi casa, no puedo tener a mis hijos con techo; si no tengo agua, no puedo vivir; hay desnutrición, enfermedad. No puedo hacer huertas y no puedo alimentarme.

-¿Tienen confianza en que a partir de esta reunión lograrán cambios?

– Sí, sino volveremos a caminar.

Consultada por Télam, la ministra Gómez Alcorta resumió el encuentro resaltando que estas mujeres «son protagonistas de lo que sucede en cada comunidad y reflejan el compromiso con su tierra».

«Por eso -agregó la funcionaria-, para nuestro Gobierno es fundamental escucharlas, trabajar juntas y transversalizar sus particularidades en cada una de las áreas del Estado«.

Bartolina Casimiro volverá a Tafí a retomar su oficio de artesana de lana de oveja y llama. «Soy transformadora de la materia prima«, explicó, ya que comienza con el vellón, luego el lavado, pisado, y después tiñe con tintes naturales, lo pasa por la cardadora y teje con telar, arte que enseña.

«Y volveremos para el 10 de junio, a ver cómo seguimos con nuestros proyectos, si ya pudieron avanzar en el Gobierno«, compartió.

– ¿Cuáles son los aprendizajes del caminar juntas?

– Nos fortalecimos más como pueblos. Todo fue aprendizaje, cada día es aprendizaje. Aprendimos que vamos a terminar con el terricidio. Una dice «basta de terricidio» en su casa, y se empieza a soñar, y nos dicen el cacique no te va a apoyar, el marido, el tío no te va a apoyar, una toma la posta como mujer sabia, llena de cultura rica y se sale, junto a nuestras ancestras, a caminar.

– Salieron a pesar de la oposición de los varones, eso es un gran cambio

– El patriarcado está muy instalado en nuestros pueblos. Hay que perder el miedo sobre el estado terricida, sobre el patriarcado también. Ha sido un gran logro de las mujeres que estamos caminando. De todas las edades, desde niñitas hasta mayores. Nueva convocatoria ya es internacional, se sumaron otros pueblos de distintos lugares.

– ¿Qué es el terricidio, Bertolina?

-Es lo que mata nuestro ecosistema, nuestras tierras, contamina nuestros lagos, nuestros ríos, y también el epistemicidio que nos ha cortado nuestra lengua… Engloba lo que tiene que ver con salud, educación, territorio, agua, tierra. Todo.

Fuente Télam

Redacción

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Seguí informándote en Al Margen: