Causa Coco Garrido: “Acá hubo una investigación armada por la propia Policía”

Mañana se conocerá el veredicto por la causa de Guillermo “Coco” Garrido cuyo juicio oral y público se desarrolló durante la semana pasada en nuestra ciudad. Conversamos al respecto con Marina Schiffrin, abogada querellante de la causa

4ta audienciaeuge neme_11
Abogada querellante Marina Shiffrin y el  fiscal Martín Lozada. Foto: Euge Neme.

El asesinato de Guillermo Coco Garrido ocurrió el 13 de enero de 2011 en la Comisaría 12 de El Bolsón. El jueves pasado se escucharon los alegatos, donde la Fiscalía, encabezada por el fiscal Martín Lozada, sostuvo la hipótesis del suicidio de Coco.

  – ¿Qué fue lo más importante que podés rescatar de esta semana de juicio?

-La verdad que fue un juicio muy interesante porque está hecho con el nuevo Código Procesal Penal. Es un juicio oral y público donde todas las partes podemos ver toda la prueba y controvertirla, si viene un testigo todas las partes le pueden preguntar, los defensores, nosotros que somos querellantes por la familia, el fiscal. Pasa lo mismo si viene un Perito.

Realmente fue muy interesante porque ya no estamos con ese sistema de Código viejo donde había un expediente escrito y todo estaba ahí, pero al final eran miles de páginas que no se entendían. Ahora en cuatro días pudimos ver todo, los jueces y el pueblo también tiene la posibilidad. Hubiera sido lindo que fuera en El Bolsón, porque ocurrió allí y hubiera sido mucho más concurrido. Así y todo, vino mucha gente, la familia de Coco, muchos allegados y amigos.

-Se habló de un testimonio clave de una Perito que pudo demostrar que Coco había sido asesinado, que no fue un suicidio…

-La acusación que se había hecho en un principio, a la que nosotros habíamos adherido, era diciendo que Coco se había suicidado porque no le habían quitado el cinturón y ese elemento había sido utilizado para que él se suicidara. Coco estuvo muy poquito tiempo en la Comisaría, 40 minutos desde que volvió del hospital y lo llevaron a un control. Siempre esto resultó una enorme duda.

La Perito Virginia Kreimer es una perito muy reconocida, ella trabajó en casos muy importantes de violencia policial y de femicidios. Ella hizo una re autopsia, porque la autopsia que habían hecho acá en el Cuerpo Médico Forense fue un desastre, no analizaron nada. Tomaron la versión policial y siguieron. Al hacer la nueva autopsia descubrió que no se había explorado el cráneo, que no se habían explorado las vértebras cervicales. La verdad que quedaba poco de Garrido cuando ella hizo la autopsia ocho meses después, pero lo que ella descubre era que Coco tenía un golpe en la nuca y que las vértebras del cuello estaban indemnes… no se pudo haber colgado porque alguna lesión tiene que tener.

Ella miraba las fotos que el propio gabinete de criminalística de la Policía había tomado y dijo que no había rastros de ahorcadura. Lo nuevo no fue la pericia de Kreimer que ya la conocíamos, fue que no se presentó al juicio ninguna pericia que la contrarrestara. Por eso nosotros por supuesto que reformulamos, con la verdad ante nuestros ojos no podemos mantener obcecadamente una acusación.

El fiscal siguió manteniendo que fue un suicidio como no hubiese existido la pericia de Kreimer, se manejó con la vieja prueba del expediente.  Nosotros explicamos y pedimos que se abra la investigación por homicidio doloso, por el asesinato de Coco… Acá hubo sólo investigación policial, no judicial. Coco no se suicidó.

La Doctora Kreimer nos explicó todos los métodos que utilizan las fuerzas de seguridad para pegarle a la gente y torturarla sin dejar marcas externas, pero sí tiene las internas. Hay un protocolo para autopsias que no cumplió el Doctor Piñero Bauer quien dijo que no seguía ningún protocolo, esta no era una muerte dudosa ¿Sino es una muerte dudosa, cuál es el sentido de hacer una autopsia? La autopsia de Bauer es inválida porque ni siquiera dio control de parte. La única verdad que se produjo en este juicio fue esta. Por otro lado, se demostró lo que era una investigación armada por la propia Policía.

– ¿Quiénes son los que están acusados?

-Nosotros no los acusamos…Son Leiva y Oyarzún, empleados policiales de la Comisaría 12. Ellos estaban acusados por no haber supervisado el momento en el que tendrían que haberle sacado el cinturón a Coco. A nosotros esto nos parece que ya no forma parte de los hechos reales que ocurrieron. Es más, no sabemos ni siquiera si ocurrió, fue una estrategia para decir que había pasado que se suicidó Coco. Nosotros hablamos de un montaje, de quisieron hacer pasar un homicidio por un suicidio.

Entonces a esta gente no la podríamos acusar. En cierta forma, coincidimos con la defensa de estas personas en que reconoció que ellos sufrían abuso policial. Es decir, los propios Policías novatos que estaban en la Comisaría sufrían abuso y por eso les ponían instructores docentes como para frenar a los policías que estaban hace más tiempo. Hubo coincidencia en eso y se acreditaron más las circunstancias de violencia dentro de la Comisaría 12.

– ¿Cuándo es la lectura del veredicto?

-Es el martes 4 de diciembre en los Tribunales de John O´Connor 20 a las 15hs., el mismo día que es la de Cárdenas y Carrasco. En el Caso de Coco, van a leer solo el veredicto y después de cinco días van a leer los fundamentos.  Yo entiendo que esto que planteamos nosotros no va a estar el 4, sino cinco días después.

 

 

Por Fabián Agosta y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo Al Margen