“No importa cómo, había que llegar”

Colectivo Al Margen dialogó con Martha, la “Negra”, Olivera, reconocida médica rural que se desempeñó desde 1975 hasta 1982 en el nosocomio de Pilcaniyeu, ubicado en la región sur rionegrina, a propósito de este 4 de julio, fecha en la que se conmemora en nuestro país el Día Nacional del Médico o Medica rural. Nos contó cómo fueron esos años en los que las precariedades calaban aún más hondo. También relató su experiencia de trabajar en la Patagonia, viniendo ella desde La Plata, de un contexto totalmente diferente. “A dónde me metí” fue lo primero que pensó para luego dar paso a un compromiso de amor y dedicación exclusiva.
Desde el 2001 es que se celebra esta fecha en Argentina. Fue a raíz de la sanción de la ley 25.448. La iniciativa surgió en conmemoración al nacimiento del doctor Esteban Laureano Maradona, destacado médico rural que ejerció durante 50 años la medicina en la localidad de Estanislao del Campo, provincia de Formosa.
“El médico de los pobres”, como se lo llamaba popularmente, contribuyó también al desarrollo y publicación de investigaciones muy valiosas en el campo de la antropología y de las ciencias biológicas. Murió en la ciudad de Rosario, Santa Fe, el 14 de enero de 1995, a los 99 años de edad.
En Rio Negro y toda la Patagonia, es enorme la labor que realizan estos y estas profesionales que soportan duras inclemencias climáticas, largas distancias, caminos intransitables, falta de comunicación entre otras. A pesar de los avatares propios de esta rama de la medicina “que nada tiene que ver con las lógicas mercantilistas capitalistas”, dedican su tiempo con amor y entrega hacia aquellos y aquellas que viven alejados y alejadas de las grandes ciudades. Como “La negra”, que nos trae estos recuerdos y anécdotas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.