Década perdida

A 10 años de los sucesos del 17 de junio de 2010 la fractura social que evidencia Bariloche aun no puede ser cerrada. Compartimos la editorial de la revista al Margen de esas jornadas que recopiló las voces de la calle.

La fractura social de Bariloche sigue vigente. Foto: Duke.

Dijo el gobernador “no hagan política con la tragedia.

Es un problema de seguridad, no de pobreza” comentó el referente de lo oposición en Bariloche.

“Esto le hace mal a nuestra ciudad” esbozó un dirigente sindical oficialista.

Están deteniendo a criaturas” dijo una madre en la puerta de la Comisaría 2°.

Si te agarran esas criaturas…” ironizó la cronista de Canal Seis. 

Es que a Bariloche llegaron muchos militantes de izquierda en los últimos tiempos” razonó el locutor de TN.

La culpa de todo esto la tiene Perón” dice un vecino mientras los BORA regresan con mas detenidos.

“Los vamos a trasladar a otra comisaría para que estén mas cómodos” comenta un oficial mientras los detenidos son torturados.

“Estos son todos iguales” dice un pibito mientras agarra una piedra para partirle la cabeza al primer juez de la causa.

“Esto es culpa de las Organizaciones Sociales” argumenta el intendente.  

“Me cansé, hay que hacer política” expresa un futuro candidato surgido de una organización social.

“Esto no lo para ni Dios” dice un cura en medio de la represión.

“Hay policías que no responden a mis órdenes” se jacta un comisario.

“Estas armas israelitas se disparan solas, están hechas para Jerusalén” argumenta el abogado defensor de asesino de Diego Bonefoi.

“Desde que existen los negros de alma se acabó el gatillo fácil” esbozan los vecinos que reclaman seguridad.

“Esto le hace muy mal al turismo” expresa la Cámara de Comercio de Bariloche.

Pedimos que intervenga la Gendarmería” explican los legisladores progresistas.

“Seguro que aprovecharon la situación para hacer ajustes de cuenta entre ellos” razona un locutor radial.

“No puedo creer que Radio 6 este tan zurda” dice un oyente indignado al teléfono

 “La culpa la tienen los medios” se exaspera un militante social. “A Bonefoi lo mataron porque el papá denunció la transa de los “jabalís” con la 28” dicen algunos vecinos por lo bajo.

“No tengo las manos manchadas con sangre” afirma el gobernador a los familiares de las víctimas.

“Se usaron armas no letales” expresa el Ministro de Gobierno.

“Me acaban de llamar que no me comprometa a nada” cuenta un referente de acción social municipal en reunión con organizaciones.

 “Me voy a comprar una 9 milímetros… y voy a salir a matar negros” publica el Cordillerano en mensajes de lectores.

Redacción

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen