#Lewis el amigo de Macri investigado por fraude

El empresario británico es investigado en la Justicia por la “compra” de 11.000 ha.

Uno de los empresarios que instiga a la represión de los mapuches en la Patagonia es Joe Lewis, el amigo personal del Presidente Mauricio Macri. Obviamente, nunca se le escuchó hablar en público sobre este tema. Lo hace a través de algunos voceros, como el presidente de la Sociedad Rural de Neuquén, Martín Zimmerman, el diputado del PRO Sergio Wisky, ex empleado de Lewis o a través de su testaferro, Nicolás Van Ditmar.

Lewis

En marzo de 2017, Van Ditmar sostuvo: “Hace tres años comenzaron hechos que se adjudicó un grupo mapuche violento, la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que son terroristas: quemaron refugios, camiones, maquinaria y el Parque Los Alerces. En Chile este flagelo viene desde hace más de 10 años. Yo tengo personal mapuche, un pueblo tranquilo integrado a nuestra sociedad sin problema. Pero hay una rama que los usa, son terroristas” (Fuente: Revista Noticias).

En un contexto de creciente militarización de la Patagonia, vale hacer un repaso del empresario Lewis y la manera fraudulenta en que adquirió más de 11.000 hectáreas. En noviembre del año pasado, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, ante una consulta de la senadora Magdalena Odarda, reconoció que el área jurídica del Ministerio del Interior, que depende de Rogelio Frigerio, había calificado de fraudulenta la manera en que Lewis, el amigo de Macri, había adquirido dichas tierras. El pasado 28 de diciembre, la Sala 3 de la Cámara de Casación Penal decidió reabrir la investigación sobre Lewis.

El Fraude

La superficie rural en manos de extranjeros en Bariloche es del 21,53%, aproximadamente 36.600 hectáreas sobre un total de 169.391 hectáreas (Fuente: Dirección Nacional de Tierras, febrero 2018). Los extranjeros con mayor cantidad de hectáreas son personas jurídicas: Estancia Río Foyel S.A., de nacionalidad belga, con 21.480 ha. y Hidden Lake, propiedad del británico Joe Lewis, amigo personal del Presidente Mauricio Macri, con 11.284 hectáreas, que incluyen su propio lago.

Según el informe final de la Comisión Investigadora para el Relevamiento de Transferencias de Tierras Rurales en el ámbito de la Provincia de Río Negro (Ley 4744), en 1996 Lewis compró estas tierras por intermedio de la inmobiliaria Van Ditmar. Una década más tarde (2006) protagonizó la adquisición de alrededor de 400 ha. en la costa del río Foyel, también con la intermediación de su testaferro Nicolás Van Ditmar.

Según determinó un informe de la Defensoría del Pueblo de la Nación, la venta de tierras a favor de Lewis “encubre un entramado legal que le habría permitido a su actual propietario sortear una ley que restringe que las tierras ubicadas en zona de seguridad de frontera sean vendidas a extranjeros” (Ver más).

Las llamadas “Zonas de Seguridad” son las regiones limítrofes definidas por una extensión de 150 kilómetros en área continental y 50 kilómetros en el área marítima. Si bien la ley original prohíbe que cualquier persona de otro país pueda adquirir porciones de tierra en estas zonas, existe la posibilidad de solicitar un pedido de previa conformidad ante el Ministerio del Interior, donde deben cumplirse ciertos requisitos para la adjudicación. Pero éste no fue el caso del amigo personal del Presidente Mauricio Macri.

¿Cómo fue la operatoria?

El 17 de junio de 1994 se constituyó la empresa Properties Buenos Aires, con asiento legal en la Capital Federal. Dicha compañía suscribió 12.000 acciones y estaba integrada por Alfredo Rovira y Miguel Gesuiti. Dos años después, se incorporó como titular de la empresa el abogado Lisandro Alfredo Allende. En su carácter de presidente de Properties S. A., solicitó durante los primeros meses de 1996 el pedido de previa conformidad para adquirir un predio de 8063 hectáreas.

La autorización fue otorgada por el director de la Unidad de Proyectos de Radicación el 2 de julio de 1996, a nombre de Properties. Sin embargo, en el registro de la propiedad inmueble de la provincia, la escritura de esa propiedad quedó inscripta bajo la sociedad Hidden Lake S. A., con fecha 30 de agosto de 1996. La sociedad Hidden Lake estaba integrada por Lago Corp con el 99 por ciento de las acciones, mientras que el 1% restante pertenecía a Lewis.

En mayo de ese año, según registros de la Inspección General de Justicia, Properties había cambiado su denominación social por Hidden Lake. Un mes antes, el amigo personal del Presidente Mauricio Macri constituyó en Bahamas la sociedad Lago Escondido Inc, según revelaron los periodistas Tomás Lukin y Santiago O´Donnel en su libro “ArgenPapers” (2017, p.408).

El presidente del directorio de Hidden Lake era Nicolás Van Ditmar. Es decir, Lewis adquirió tierras en una zona de seguridad de frontera, con un enorme recurso hídrico como el Lago Escondido, a partir del cual montó una empresa hidroeléctrica junto a Pampa Energía, a través de un entramado de testaferros.

En 2012, la Procuraduría de Investigaciones Administrativas de la Procuración General de la Nación detectó “irregularidades en la compra y venta de dichas tierras” y realizó distintos requerimientos de información al entonces Ministerio del Interior y Transporte, actual Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

Cuatro años después, el  7 de octubre de 2016, la Procuración del Tesoro de la Nación remitió una nota suscripta por el Subprocurador, Orlando Javier Moreno, a Rogelio Frigerio, ministro del Interior, en la que solicitaba a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas “instruya al servicio jurídico del área que estime competente para que inicie la acción de lesividad” por la adquisición de tierras del empresario británico Lewis.

Por otro lado, el dictamen de la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda, con fecha 20 de marzo de 2017, fue contundente:

El acto por el que se otorgó la previa conformidad es nulo de nulidad absoluta por tener vicio en la causa por falsedad en los hechos. Hidden Lake S.A. se presenta como continuadora de H.R. Properties Buenos Aires S.A. Esta última empresa había obtenido la autorización para la compra de tierras por tratarse de una persona jurídica argentina cuyo presidente era un argentino nativo que carecía de antecedentes desfavorables. Sin embargo, Hidden Lake S.A. era una sociedad con un socio mayoritario desconocido y otro extranjero. Es decir, que se otorga la previa conformidad a esta última en base a la que se le había otorgado con anterioridad a H. R. Properties, pese a los cambios que se habían producido en el seno de la sociedad y que se contaba con los documentos que acreditaban la nueva denominación, la nueva composición social y el cambio de directorio con miembros extranjeros.”

Lo curioso de todo esto es que toda esta información fue reconocida por el propio Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, ante una consulta de la senadora Magdalena Odarda, durante su presentación en noviembre del 2017 en el Senador de la Nación.

A pesar de estos antecedentes, Frigerio decidió no avanzar con la denuncia administrativa. La compra de tierras por parte de Lewis también fue objetada por el ex Procurador General de la Nación, Carlos Balbín, quien recomendó el inicio de acciones de lesividad, las cuales son imprescriptibles. Frigerio rechazó esto por considerar que la causa ya había prescripto. Luego, Balbín, quien también había emitido un duro informe sobre la deuda del Correo Argentino, algo que involucraba directamente a la familia Macri, fue desplazado de su cargo.

La Sala 1 de la Cámara Federal había dictado el sobreseimiento de todos los funcionarios imputados por la venta fraudulenta de las más de 11.000 hectáreas que terminaron en manos de Lewis, con un fallo del 30 de marzo de 2017, diez días después del duro informe del área jurídica del Ministerio que conduce Frigerio. Pero hacia fin de año, la Sala 3 de la Cámara de Casación Penal revocó los sobreseimientos, por ende cayó la prescripción dictada en primera instancia, que fue la excusa utilizada por Frigerio para impedir que se continuara con la investigación administrativa por el fraude en la operatoria que involucra al amigo del Presidente.

Como corolario, basta recordar las palabras de Macri para entender por qué semejante protección hacia un empresario británico acusado de haber adquirido tierras durante el menemismo de manera fraudulenta:

“Dado que lo conozco de años a Joe Lewis y soy amigo de él, no tengo vínculos comerciales ni siquiera futbolísticos porque yo soy de Boca y el del Tottenham. El compró a dueños privados un campo, lo desarrolló, vive un par de meses por año, sigue invirtiendo, le da trabajo a cientos de personas, la verdad que no entiendo por qué esta sistemática forma de agredirlo, esa parte no la logro comprender”, sostuvo Macri sobre su amigo Joe Lewis, socio de Marcelo Mindlin en Pampa Energía (Edenor). Mindlin fue quien “adquirió” la constructora Iecsa. Esta defensa ocurrió luego de que se conociera que el Presidente había pasado unos días de vacaciones en la Estancia Lago Escondido, el 24 de marzo de 2016.

Por Sebastián PremiciCadenas del sur

Acerca de Colectivo Al Margen 1408 Articles
El Colectivo al Margen es una organización social por la promoción de derechos, la inclusión social y la cultura del trabajo. Para llevar adelante estas acciones, el Colectivo motoriza dos áreas de trabajo: Un área de prevención y promoción de derechos, compuesta por dos cooperativas de trabajo destinadas y llevadas adelante por mas de 40 jóvenes de los barrios de Bariloche; un dispositivo de formación integral, en el barrio Nahuel Hue, donde concurren más de 20 adolescentes; y un equipo de fútbol femenino en el barrio Nuestras Malvinas. La otra área de trabajo es el sostenimiento de un Equipo de Comunicación Popular que impulsa un programa de radio semanal que se transmite por las radios comunitarias de la región; una productora de contenidos audiovisuales, que realiza campañas de sensibilización desde y para los movimientos sociales de la ciudad; una pagina Web, que visibiliza la agenda de las organizaciones populares; y una revista que cada dos meses tiene espacio y tiempo para esas otras noticias que no salen en los grandes medios y que además permite generar un ingreso económico a trabajadores desocupados y a personas que no pueden ingresar al mercado formal de trabajo. Dado el trabajo que realiza el Colectivo al Margen en el área de comunicación popular, infancia y adolescencia, derechos humanos, género y economía popular, la organización forma parte de consejos, foros, mesas, confederaciones y movimientos que impulsan políticas públicas nacidas desde el pie.