¿Tiempo nuevo?

En nuestra provincia, la derrota del Frente de Todos trajo aparejada la victoria y la consolidación de Juntos Somos Río Negro en los sectores populares. El escenario donde se desarrolló la elección: una Argentina astillada por la pandemia y los efectos del macrismo.

¿JSRN reemplazará la representación electoral de los sectores populares que supo contener el peronismo?.

Nadie lo pone en duda. El terreno donde se libró las PASO el domingo está minado por el deterioro económico: 5 millones de personas por debajo de la línea de hambre, trabajadores que descendieron a la informalidad laboral del 33% al 51,8% entre fin de 2015 y 2020, pérdida de poder adquisitivo del 22,2% entre marzo de 2018 y marzo de 2021. Las negociaciones con el FMI para reprogramar la deuda más grande en la historia del organismo (la solicitada por Mauricio Macri) sólo vino a contraer el consumo con medidas como la discontinuidad del IFE y los ATP.

Hace un mes, decíamos en Al Margen https://almargen.org.ar/2021/08/09/elecciones-2021-se-larga/ que la mayor preocupación de los argentinos era la inflación y el desempleo y que en Río Negro el Estudio Par Consultores la expresó en números: el 48% de los encuestados manifestó en julio que su principal preocupación era la economía. Esto podría explicar –tal vez en gran parte- la derrota del Frente de Todos en la mayoría de las provincias del país en manos de Juntos por el Cambio, aunque Juntos por el Cambio no haya obtenido muchos más votos que en 2019: sólo 800.000. ¿Alguien se atreve a capitalizar la derrota del Gobierno?

En nuestra provincia, lo que pudo sortear Juntos Somos Rio Negro, es que a pesar de ser oficialismo ganó y acrecentó los votos obtenidos en las últimas elecciones. Un oficialismo que además tiene buena sintonía con Nación y que recibió fondos durante la pandemia sin mezquindad.

Hay una coincidencia muy gráfica: mientras que el pan kirchnerismo perdió un 16% de votos entre 2021 y la elección general de 2017, Juntos Somos Río Negro ganó en 2021 un 16% de votos respecto a las PASO de 2017 (hay que recordar que Juntos Somos Río Negro no presentó lista en aquella elección general).

Si bien la comparación entre elecciones no es buena consejera, permite medir en cierto modo el humor social. El Frente de Todos pasó del 45,1% en 2019 al 25% en 2021. Ganó sólo en 3 de los 7 municipios que gobierna en la provincia. En off, una dirigente provincial del justicialismo lamentaba no haber podido penetrar en los barrios populares. La pregunta que emerge es si ese lugar lo terminará hegemonizando Juntos Somos Rio Negro.

¿Cambiará el escenario en noviembre? ¿Alguien seducirá al 32% del electorado que no votó? ¿Cómo impactará en Río Negro la batería de medidas que proyecta impulsar Nación? A fin de mes subirá el salario mínimo, ¿se implementará un salario universal? ¿Se animará el Gobierno a controlar los precios de la cadena alimenticia? ¿Habrá anuncios sobre una política de vivienda extendida? 

Redacción

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Seguí informándote en Al Margen:

1 Trackback / Pingback

  1. Vilca, el candidato recolector de residuos que desafía a Morales – Al Margen

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.