Javier Muñoz: “Hay internas y pactos de poder que impiden que el caso se esclarezca”

Este 14 de julio se cumplen 5 años de la desaparición y posterior muerte de Lucas Muñoz, oficial de la Policía de Rio Negro que se desempañaba en la Comisaria 42, ubicada en el Barrio 2 de Abril de Bariloche. Ese día, Lucas salió de su domicilio rumbo a su trabajo pero nunca llegó, a pesar de comunicar que iba retrasado.
Estuvo 27 días desaparecido. Finalmente, hallaron su cuerpo el 10 de agosto de ese 2016. Estaba con su uniforme, todas sus pertenencias (inclusive su celular), bañado y afeitado. Las pericias determinaron que había sido ejecutado con un tiro en la cabeza con su propia arma reglamentaria. Mientras tanto, el por entonces gobernador Alberto Weretilneck se encontraba en la ciudad. Sin decir palabra, se marchó. Gastón Pérez Esteban, ex Ministro de Seguridad, tampoco brindó demasiadas explicaciones.
Hoy la causa está por archivarse ya que no hay pruebas o indicios contundentes que ayuden a determinar qué paso con él. Al Margen dialogó con su hermano, Javier Muñoz.

Fotografía: Archivo 2016

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.