“Este es un conflicto social y político que no puede tener una respuesta policial”

El pasado miércoles 7 de julio se dio una represión en el asentamiento El Acampe de Villa La Angostura, donde actualmente viven alrededor de 90 familias. Desde Al Margen conversamos con Daniel Osovnikar, periodista y conductor del programa de radio El Tren de FM Los Lagos 101.9 quien nos describe la situación actual de esta nueva expresión de la problemática del acceso a la tierra en esta zona.

Durante la represión en el predio se tiraron 40 postas de goma y tres granadas de gases lacrimógenos

-¿Cómo está la situación en el acceso a la tierra para los vecinos y las vecinas de la zona de La Angostura?

La realidad es que el déficit y la emergencia habitacional hoy es una ordenanza municipal que es un enunciado, en concreto la nada misma tanto del gobierno municipal actual como de los anteriores. Claramente acá hay un negocio inmobiliario que pesa sobre Villa La Angostura y que hace que las grandes extensiones de tierra no se pongan en pos de la planificación y urbanización de una Villa que dejó de ser esa Suiza Argentina, aldea de montaña que algunos añoran.

La realidad es que llegan camadas de personas a trabajar, a realizar viviendas y trabajar en la construcción de cuarta y quinta residencia que permanecen vacías en una contradicción que aumenta los niveles de desigualdad dentro del pueblo. Los barrios más populosos, como el Barrio El Mallín, el Barrio Margarita, el Barrio Peumayén o Las Piedritas hoy tienen a las familias de antiguos pobladores y de no tan antiguos pobladores con segundas y terceras generaciones viviendo en el mismo lote. Compartiendo en un lote de 10×50 tres y cuatro grupos familiares salteados por los caños y los pozos ciegos. Villa La Angostura tiene solamente un pequeña parte de los domicilios con cloacas, los barrios populosos en las cunetas tienen la bajada y la vertiente de los líquidos cloacales durante todo el año.

La política de los gobiernos es la no planificación del crecimiento del pueblo, no hay un plan maestro para hacer crecer Villa La Angostura. Estamos dentro de un Parque Nacional como Bariloche pero la realidad es que los terrenos fiscales son muy pocos los municipales. La provincia y el Parque Nacional Nahuel Huapi tienen tierras y hay lugares intensivos de afectación que no se están tocando.

-¿Dónde está ubicada la toma El Acampe donde ocurrió la represión?

Asombrosamente en pleno centro de La Villa, el asentamiento está a menos de 800 metros del centro, del despacho del Intendente. Quiero recordar que hace 10 meses que este acampe está  invisibilizado permanentemente por parte de la intendencia, del Dr. Stefani como del Gobernador Omar Gutiérrez. A menos de 10 días mandó a la Ministra de Seguridad Vanina Merlo a -más que tomar estado público de la situación-  actuar en concreto. En su momento, el Fiscal General Federal Fernando Rubio habría impulsado una orden de desalojo cuando eran cinco familias, no noventa familias como es en la actualidad.

Esto nunca se logró concretar porque no apareció la firma. Las órdenes que se imparten son de carácter verbal, de hecho la represión que se dio el otro día fue una orden verbal de este Fiscal para detectar conexiones clandestinas de luz y de agua. Agua que en pleno Siglo XXI no se le niega ni a un perro, a estas 90 familias les cortaron el suministro de agua. Está prohibido el ingreso de donaciones de mercadería, de ropa, de leña, se ha venido haciendo una campaña de hostigamiento permanente. El Comisario Guillermo Alfaro, cual alguacil, dice que no necesita órdenes escritas, nos trata de idiotas. En un exceso de su tarea de alguacil tiró más de 40 postas de goma y tres granadas de gases lacrimógenos. Esto impactó en cinco vecinos, uno que todavía está con riesgo de pérdida de un ojo.

-¿Cómo se va a seguir desenvolviendo este conflicto?

Los vecinos, al día siguiente de la represión, se constituyeron en la Fiscalía para hacer la denuncia y no les fue tomada porque las toman en forma virtual. Así y todo, el mecanismo de la virtualidad tampoco funciona con lo cual están obligados a ir a la propia Comisaría que los reprimió a hacer la denuncia, un abuso de poder y de violencia institucional. Llevamos 10 meses, el defensor de menores que tiene asiento en San Martín de los Andes en su momento dijo que él no podía intervenir porque la toma era ilegal. Bueno, los hijos son legales, los menores tienen derechos.

Vecinos y vecinas luego de la represión

Tampoco hay intervención del propio Fiscal, que dando la orden verbal no articula ninguno de los protocolos porque había mujeres, niños, personas mayores. Si hay un accionar, tiene que haber un protocolo de evacuación para que no pase lo que pasó, una zona liberada en donde lo que se busca es hostigar.

Se han empezado a mover los resortes en Neuquén Capital para que  la mesa de negociación que se había iniciado se recupere y de una vez por todas se les dé una solución a los vecinos en una mediación. Ya son más de trescientas las personas entre niños, adultos y adultos mayores que viven en el acampe. Claramente este es un conflicto social y político que no puede tener una respuesta policial y represiva. Esperemos que no sigamos ratificando esta política que tiene el gobierno de Neuquén de vecinos con derechos de primera como los de las residencia y vecinos de segunda como son los vecinos del acampe que viven en casas de nylon y de madera como en cualquier barrio del alto de Bariloche.

Escuchá la entrevista completa:

Testimonios de vecinos y vecinas:

Por Fabián Agosta y Julia Biagioli

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.