Desigualdades absurdas

Un informe de la Cámara Argentina de Internet refleja que mientras en Formosa hay una conexión cada tres domicilios, CABA tiene más conexiones que domicilios. Otro informe, de INDEC, revela que en la Patagonia el ritmo de crecimiento de accesibilidad es más lento que en otras regiones del país.

La Patagonia es las región que menos avanzó en conectividad durante la pandemia.

El INDEC mide todos los meses el número de personas que se conecta a una red nueva de internet fija o móvil, y cada tres meses elabora un informe que permite observar el proceso de accesibilidad. Según datos del primer trimestre de 2021, las provincias patagónicas registraron la variación interanual más baja de la Argentina.

La única provincia que redujo su acceso fue Santa Cruz (-0,1%). Tierra del fuego creció un 0,4%, Río Negro 1,2%, Chubut 2,7% y Neuquén 5%. El resto del país mostró un volumen de accesos que lleva el promedio en todo el país al 4,1%.

Haciendo foco, Río Negro presentó un incremento del 9% de accesos fijos respecto a igual período anterior, pero un descenso del 0,1% de accesos móviles, convirtiéndose en la única provincia con porcentaje negativo en dispositivos como celulares o tablets.

En la misma semana, se dieron a conocer otros resultados, elaborados por la Cámara Argentina de Internet (CABASE), que asegura que 3 de cada diez argentinos no tiene internet en sus hogares.

El mapeo de la estadística vislumbra un dato absurdo: mientras que la ciudad de Buenos Aires tiene más conexiones fijas que domicilios, en Formosa hay una conexión cada tres domicilios.

En este relevamiento, las provincias patagónicas se encuentran cerca del promedio de accesibilidad fija en la Argentina, que es del 68% de los hogares.  

Redacción

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Seguí informándote en Al Margen:

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.