Un proyecto de inserción laboral para barilochenses

Se trata del Programa de Inclusión Sociolaboral (PRIS), elaborado por el bloque de concejales del Frente de Todos. A partir de la presentación de un proyecto comunitario, los postulantes podrían acceder al 50% de un salario mínimo, vital y móvil.

Un programa de inclusión sociolaboral destinado a jóvenes se debatirá en el Concejo Deliberante de Bariloche. Foto: Diego Zapata.

El Frente de Todos presentó en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que crea el Programa de Inclusión Sociolaboral (PRIS): un plan orientado a jóvenes y adultos con dificultades de inserción laboral, y a integrantes de hogares cuyos ingresos resulten hasta un 25% por encima de la línea de indigencia, establecida por el INDEC en $23.855,39.

De aprobarse, los destinatarios recibirán una remuneración igual al 50% del salario mínimo (establecido por el INDEC en $21.600), por la ejecución de un proyecto comunitario que hayan presentado de manera individual o colectiva.

Todos los proyectos deberán ser avalados por alguna entidad sin fines de lucro, como juntas vecinales, clubes sociales o deportivos, asociaciones civiles, fundaciones, cooperativas y mutuales –que asimismo podrá presentar su proyecto-. Esta entidad será la encargada de supervisar las tareas realizadas junto a la Secretaría de Desarrollo Humano Integral de la municipalidad.

El PRIS sería incompatible para trabajadores en relación de dependencia, personas con subsidios por desempleo, prestaciones previsionales (excepto por discapacidad) y ayudas económicas provenientes de programas sociales y de empleo de cualquier administración del Estado (excepto las becas de estudio Progresar).

El texto, elaborado por los concejales Julieta Wallace, Marcelo Casas y Roxana Ferreyra en colaboración con el Frente Patria Grande y el sociólogo Tomás Guevara, prevé financiar el PRIS con las partidas presupuestarias correspondientes al Programa Manos a la Obra, “que será progresivamente reconvertido”, dice el proyecto.

Desde la Secretaría de Desarrollo Humano Integral definen al Manos a la Obra como un programa de acompañamiento a personas con necesidades económicas, previamente relevadas por asistentes sociales. Hasta agosto dependió de la municipalidad de Bariloche, pero a partir del ahogo financiero producto de la pandemia, ahora los fondos salen desde la Provincia. Se trata de $4.200.000 para 424 beneficiarios, aseguraron desde el Departamento Ejecutivo.  

Por Pablo Bassi

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Seguí informándote en al Margen: