¡Feliz día, maestrxs!

En un 11 de septiembre distinto a todos los anteriores, les preguntamos a quienes ejercen día a día la tarea de enseñar cuáles son los deseos que les gustaría que se concreten…

«Deseo que sea un día de reflexión, donde las referencias a personajes como Sarmiento y Roca que promovieron el racismo y el nacionalismo se pongan en debate, construyendo nuevos sentidos más que nuevas normalidades. Que la memoria de Carlos Fuentealba, luchando por la dignidad docente se sostenga en organización y movilización. La educación del pueblo no se vende, se defiende.»

«Mi deseo es que valoremos como sociedad a la educación pública, mi deseo es que mis estudiantes lleguen a la universidad. Que sean las mayorías las que lleguen a la universidad.»

«Deseo para futuros docentes que vivan apasionadamente la formación y que trabajen apasionadamente en las escuelas. Que sientan que la educación puede transformar la vida de las personas y puede abrir muchos mundos y universos.»

«Mi deseo es poder volver a encontrarnos con nuestros alumnos y alunas presencialmente y hacer lo que nos gusta hacer: estar en el aula, compartir y estar juntos.»

«La escuela no debe ser para todos lo mismo, sino para cada uno lo que necesita. Debemos tener el corazón abierto a pensar distintas alternativas y posibilidades para que todos puedan emanciparse y disfrutar la escuela como un lugar donde múltiples lenguajes se entrelazan. Donde todos y cada uno y una sean libres y aprendan a convivir con otros.»

«Mi deseo para todos los colegas que nuestra patria y matria, es que llegue el día, más temprano que tarde, que logremos tener una calidad en cuanto a los recursos más equitativa.»