“Hoy lo que está en peligro es una investigación imparcial, independiente y pronta”

(por la vaca.org) En la conferencia de prensa que brindó la familia Maldonado tras la reunión convocada por la CIDH, la abogada Verónica Heredia informó que solicitaron la participación de peritos internacionales para garantizar la investigación. Sostuvo que la justicia debe tratar el caso como una desaparición forzada seguida de muerte y que el juez Lleral se apresuró al decir que el cuerpo de Santiago no tenía lesiones, ya que los resultados de la autopsia no están terminados. “Al día de hoy no sabemos cómo ni por qué murió Santiago”, sintetizó. También se refirió al rol que juega en un caso de desaparición forzada la concentración de medios y los ataques de trolls, analizados en un informe que realizó lavaca y presentó la familia Maldonado ante la CIDH. Hoy viernes, a las 14, la familia brindará una conferencia de prensa en la sede de Amnistía Internacional, para analizar el comunicado con las conclusiones de este encuentro entre gobierno y querellantes que dará a conocer la CIDH al mediodía.

Por Azul Cordo, de la redacción de Brecha especial para lavaca, desde Montevideo

“Estamos de duelo” recalcó la abogada Verónica Heredia como preámbulo a la conferencia de prensa que brindó junto a Sergio Maldonado y Andrea Antico este jueves 26 de octubre en el Palacio Legislativo uruguayo, tras la audiencia de trabajo privada que mantuvieron en el marco del 165° período de sesiones de la CIDH realizado esta semana en Montevideo.

De esa reunión confidencial participaron, en calidad de parte denunciada: el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, Javier Salgado por Cancillería y abogados de la Secretaría de Derechos Humanos y del Ministerio de Seguridad; también estuvieron dos voceros de la comunidad Pu Lof en Resistencia, como parte denunciante y comisionados de la Comisión Interamericana. Tras la desaparición forzada de Santiago Maldonado, el organismo internacional había dictado una medida cautelar al Estado argentino para garantizar su vida, lo que evidentemente no se cumplió.

Heredia aseguró que los representantes del Estado “no aportaron nada” durante la reunión, que se extendió poco más de una hora, y consideró que la carátula del caso debería ser “desaparición forzada seguida de muerte”.

En la tarde, Sergio Maldonado se había reunido con la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, quien se puso a disposición de la familia y le manifestó su apoyo. Mientras aguardaba las preguntas, se veía en su brazo izquierdo el rostro de Santiago tatuado por un amigo el martes pasado.

La abogada consideró que con este caso “estamos asistiendo a una nueva forma de desaparición forzada que es en democracia y mediatizada. Estamos denunciando cómo, hoy, los medios de comunicación reproducen y magnifican un hecho de esta gravedad. Pareciera que ya no necesitamos treinta mil desaparecidos: con uno ya se disciplina al resto de la sociedad, con los efectos de terror que genera una desaparición”.

Añadió que “todas las pruebas que están en el expediente por el habeas corpus, como en el expediente de desaparición forzada, dan cuenta de que Gendarmería es la responsable de la muerte de Santiago” y estimó que “la gravedad del caso habilitaría una posible condena por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

En vistas de que la familia Maldonado teme que no se realice una investigación “imparcial, independiente y exhausta”, volvieron a solicitar a la CIDH en la audiencia -como lo hicieron en varias ocasiones desde el 1 de agosto- que le exija al gobierno argentino que la pesquisa tenga peritos internacionales e independientes, enviados por naciones Unidas (como casi llegaron a acordar con Avruj, con el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Amerigo Incalcaterra, pero el gobierno nunca firmó).

“Pedimos que se conforme un grupo de peritos expertos para garantizar la independencia en la investigación que entendemos que hoy no está garantizada, ya que puede haber intereses en juego por parte de los peritos nacionales. Exigimos una correcta investigación para que la muerte de Santiago no quede en la impunidad”, dijo Heredia. “No hay que asustarse con la participación de veedores externos en las pericias, esto garantiza transparencia en el sistema democrático regional, respetuoso de los derechos humanos. Sobre todo si tenemos una Justicia que desde el primer día negó la desaparición”.

Por su parte, Sergio Maldonado se hizo eco de este pedido y reiteró su pedido de renuncia para la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “Sólo confío en Verónica, Andrea, en el resto de mi familia, en Alejandro (Incháurregui) y en los amigos”.

En espera

Sobre la autopsia, la abogada indicó que todavía no tienen resultados, ni una fecha concreta en la que puedan estar prontos. Luego deberán analizar los resultados y evaluar qué valor tienen. Pero hoy “no sabemos ni cómo, ni cuándo, ni dónde, ni por qué falleció Santiago” dijo Heredia.

Sergio opinó que el juez Lleral “podría haber esperado un poco más” a que llegara el informe final de la autopsia, en vez de declarar, dos días antes de las elecciones nacionales legislativas, que el cuerpo de Santiago no presentaba lesiones: “Fue apresurado decir que el cuerpo no tenía signos de violencia cuando la autopsia no estaba terminada”.

“El juez nos pidió prudencia, pero él no la tuvo”, remató Heredia. En la presentación de hoy, la familia Maldonado presentó a la CIDH un informe que cuenta con el aporte de la Cooperativa Lavaca y la licenciada Luciana Burgos, sobre el asedio mediático y virtual que sufrieron los Maldonado desde el 1 de agosto y cómo la influencia de los mensajes creados en los medios masivos derivaron en medidas judiciales.

Heredia dio dos ejemplos: uno, el 12 de agosto, un día antes de las PASO, cuando hicieron un allanamiento en la casa de Santiago; otro cuando, el día anterior de las elecciones, el juez Lleral dijo que el cuerpo no tenía lesiones.

Además, el estudio aborda cómo se manifestó la postura del gobierno frente al caso a través de los medios de comunicación y las redes sociales, para dar cuenta que los trolls “no son voces democráticas que garantizan la pluralidad, sino que son la voz autoritaria del Estado, unívoca, disfrazada en los medios de comunicación como parte de una cultura liberal”. Por eso es que la abogada sostiene que “no son inocentes estos hostigamientos que sufren Sergio, Andrea y toda la familia de Santiago”.

De hecho, Antico denunció que fueron “espiados” por Gendarmería en los primeros días de la desaparición forzada, y consideró que el espionaje sobre la familia “también es una postura del gobierno para no llegar a la verdad”.

La cuñada de Santiago agradeció el acompañamiento de la gente como un motor que tienen para mantener el reclamo latente en Argentina y en la región. Sostuvo que “la gente no reclama solo por Santiago sino por el derecho que tiene cada persona a reclamar de la forma que quiera” y que lo que le pasó al joven “le podría haber pasado a cualquier persona solidaria que comparta esos ideales”.

Respecto a la convocatoria a una nueva marcha el 1 de noviembre, Andrea lo reivindicó como “un derecho que tenemos” y dijo que esperan que no haya provocaciones por parte de infiltrados metidos por el gobierno en las movilizaciones”.

A %d blogueros les gusta esto: