Vergüenza: Casación confirmó la condena a Milagro Sala por el escrache a Morales

(por Agencia Paco Urondo) La Sala IV ratificó la pena de tres años de prisión de ejecución en suspenso por el delito de daño agravado. Además, revocó el sobreseimiento de la líder de la Tupac Amaru por amenazas.

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Gustavo Hornos (como presidente), Mariano Hernán Borinsky y Juan Carlos Gemignani (como vocales), rechazó los recursos de casación interpuestos por las defensas Milagro Sala y María Graciela López y confirmó la sentencia dictada el 3 de febrero de 2017 por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Jujuy, por medio de la cual condenó a Milagro Sala y a María Graciela López a las penas de tres años de prisión cuya ejecución se dejó en suspenso, por resultar instigadora y coautora, respectivamente, del delito de daño agravado. En dicha sentencia y por el mismo delito, se condenó a Gustavo Ramón Salvatierra a dos años de prisión cuya ejecución de la pena se dejó en suspenso; este imputado no recurrió la sentencia.

Los hechos tuvieron lugar el día 16 de octubre de 2009, en el edificio del Consejo de Ciencias Económicas de la ciudad de San Salvador de Jujuy, al realizarse un “escrache” en ocasión de celebrarse una conferencia sobre el control de los fondos públicos que tendría por disertantes al presidente de la Auditoría General de la Nación Dr. Leandro Despouy, el Auditor General de la Nación Dr. Alejandro Nieva y al entonces Senador por Jujuy Gerardo Rubén Morales.

Hay que recordar que el “Cochinillo” René Arellano, utilizado por Morales para condenar a Milagro Sala por el lanzamiento de huevos durante un acto en el que la líder de la Organización Barrial Túpac Amaru no participó, recibió en los meses previos al juicio al menos un millón de pesos. De ellos, 822.000 pesos de origen desconocido y el resto en los sueldos que los gobiernos de la provincia de Jujuy y el municipio de San Salvador le pagaron al menos a él, a uno de sus hijos, Freddy Santiago Arellano, y a las parejas de ambos, Cristina Noemí Chauque y Soledad Seña.

“La gobernación provincial debió admitir que Arellano trabaja en la Unidad Coordinadora y Ejecutora de Planes y Programas Interministeriales del gobierno de Morales, cosa que ocultó durante el juicio. El sesgado Tribunal Oral Federal que condenó a Milagro Sala a tres años de cárcel sobre la única base de la palabra de Cochinillo, se negó a remitir las actuaciones a otro tribunal para que los investigara por falso testimonio“, reveló el periodista Horacio Verbitsky en su momento.

 

A %d blogueros les gusta esto: