Las huellas del 24 de marzo

Actividades del 24 de marzo a 41 años del Golpe – SON 30000 – FUE GENOCIDIO.

El golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 estableció un período en la historia argentina que ha dejado huellas indelebles en la sociedad. Este período signado por la dictadura más sangrienta, clasista e ideológica; fue organizado por sectores cívicos militares que perpetraron una verdadera revancha de clase, por medio de la mayor represión política de la historia argentina del siglo XX.

La junta militar creó un sistema político que planificó la aplicación clandestina de medidas represivas, persiguiendo de modo sistemático a una parte de la población. El secuestro, la tortura, la detención y la ejecución fueron los pasos seguidos para asesinar alrededor de 30.000 detenidos desaparecidos, de todas las edades y condición social, la mayor parte de ellos arrojados con vida al mar tras inenarrables procesos de tortura física y mental, o fusilados y enterrados clandestinamente. La desaparición forzada de niños, algunos asesinados, parte de ellos torturados ante sus padres para que estos dieran la información y otros sometidos a la apropiación. Niñas y niños recién nacidos, hijos de las prisioneras embarazadas mantenidas con vida y luego asesinadas. Un genocidio que 41 años después aún espera el juicio a centenares de responsables.

Además, la dictadura perpetró, 10.000 detenidos prisioneros, la mayoría de ellos sin procesos jurídicos, solo “a disposición del Poder Ejecutivo”. Hubo más de 200.000 ciudadanos exiliados y una cifra superior de cesanteados en sus trabajos públicos y privados, profesores y estudiantes expulsados de las casas de estudio, y de hombres y mujeres que engrosaron “las listas negras” de “muertos civiles” sin acceso a empleos públicos o privados por su militancia política, social o su actividad intelectual.

Como en otros países de América Latina, la dictadura militar argentina aspiraba a refundar las bases materiales de la sociedad a través del terrorismo de Estado. Al tiempo que mantenía el exterminio y disciplinamiento de vastos sectores sociales movilizados; puso en marcha un programa de reestructuración económico-social que habría de producir hondas repercusiones en la estructura social y productiva. En el corto plazo, las repercusiones sociales y económicas del golpe de Estado de 1976 fueron devastadoras. Se impulsaron reformas neoliberales que cuestionaban el rol interventor del Estado y promovían al mercado como único responsable en la asignación de recursos, lo cual se tradujo en una distribución regresiva del ingreso, favorecida por la eliminación de las negociaciones colectivas y la caída del salario real. Al mismo tiempo el endeudamiento externo del sector público y privado creció al ritmo de la pobreza y la marginalidad social.

El golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 constituyó una cesura en la historia argentina, pues sentó las bases para el cambio en la distribución del poder social al interior de la sociedad sentando las bases para el empobrecimiento de sectores medios y populares en beneficio de los grandes grupos económicos. Se instalaron las grandes asimetrías sociales que los gobiernos democráticos aún no han podido alterar, por el contrario, algunos de ellos continuaron profundizando estas brechas en nombre de los sacrificios necesarios que debe realizar el pueblo para garantizar el progreso.

Los análisis que se pueden realizar sobre este período son numerosos, aquí nos podríamos preguntar si el miedo instaurado por la dictadura aún perdura en la sociedad. La respuesta nos remite a rescatar la resistencia que tempranamente surgió en plena dictadura cuando un grupo de Madres en 1977 caminaron por la Plaza de Mayo, a partir de allí los movimientos de Derechos Humanos en Argentina representan los ideales éticos y políticos de emancipación; la voluntad de un pueblo que no pierde la Memoria, que busca la Verdad y lucha por Justicia.

Los Derechos Humanos de ayer tienen aún vigencia en nuestro pueblo, tal vez el 19/20 de diciembre de 2001 vino a instituir el fin de la última dictadura militar (1976-1983), al poner en evidencia la caducidad de algunos de sus efectos más depravados que aún persistían. No sólo porque se superó el miedo, sino también porque se generó un clima que convocó al rechazo de los comportamientos no solidarios y privatizadores y al cuestionamiento de las estructuras elitistas, al tiempo gestó tendencias asociativas y la recuperación de los cuerpos y las calles como fundamento de la política. Se trató de un tiempo excepcional y en muchos aspectos desmesurado. Este proceso se podría representar como algo que se salió de cauce y, aunque luego el proceso histórico retornó a la matriz anterior, los signos lúcidos de una formidable productividad político-cultural quedaron expuestos.

Esta historia nos permite comprender porque aún están ellas y ellos; los que luchan porque saben que el agua vale más que el oro, los que luchan para que la tierra sea de quien la trabaje, los que ocupan un territorio auténticamente porque el mercado se los niega, para que sus hijos crezcan dignamente; las que gritan que una sociedad más justa sólo se puede construir sobre la igualdad entre los géneros; los condenados originarios de la tierra que nuevamente tienen que luchar para no ser expulsados en nombre del progreso; los que quieren que el arte sea una expresión de los más altos valores humanos que nos enseñe a vivir mejor y no una mercancía para unos pocos; los que se resisten en contra del agro negocio y nos hablan de la soberanía alimentaria y crean economías solidarias; los que luchan por el trabajo digno y que para ello sea posible hay que eliminar la explotación, los que luchan por la educación y salud pública, los que se oponen a la impunidad y la violencia de los poderosos.

Estas luchas a veces encarnadas en historias mínimas o recientemente en masivas movilizaciones, son universales y encarnan nuestros mejores sueños, los ideales una sociedad más justa que por enésima vez se encuentra movilizada y dispuesta a luchar por sus derechos.

por José Luis Bonifacio (Sociólogo, docente de la Unco. ) – 8300.com.ar

Actividades en Bariloche de la Semana de la  MEMORIA por la VERDAD y la JUSTICIA.

24 de marzo a 41 años del Golpe

SON 30000

FUE GENOCIDIO

ACTIVIDADES E INTERVENCIONES ARTISTICAS

24 de Marzo en la Plaza de los Pañuelos:

10.30 hs. Repintada de Pañuelos

Intervenciones en anteojos de Rodolfo Walsh Homenaje a 40 años de su asesinato

11.15 hs Teatro por la Identidad

12 hs. Coro de UnTER

13 hs. Restauración de la Placa recordatoria del compañero Juan Herman en el lugar que vivió y fue secuestrado el 17 de julio de 1977 en Frey 166

16.30 hs. Marcha desde Onelli y Brown hacia Plaza de los Pañuelos

Murga Herederos de Cazó

Murga Antu Ruca

Tambores de Paico

Coro Municipal

Bandas

Es muy importante que este 24 de Marzo estemos todos y todas en la calle porque el avance contra los trabajadores y trabajadoras por parte de quienes persiguieron y asesinaron a los 30000 compañeros/as  hoy está al acecho. Con la fortaleza del Pueblo vamos a impedir que la derecha nos arrebate derechos conquistados. Por eso todos y todas tenemos que estar presentes.

También adherimos e invitamos a participar de todas las actividades que se desarrollarán por el Día de la Memoria
           

HIJOS Bariloche – CTA Río Negro (UnTER, SOYEM, SITRAJUR; ATE Pocho Lepratti, Jubilados e Independientes) – Juventud CTA – Defensoría del Pueblo de Bariloche – Multisectorial contra la Represión y la Impunidad en Bariloche – CESAB (Centro de Estudiantes Sede Andina Bariloche) – Federación de Estudiantes Secundarios – Carrera de Miguel / CRUB – SIDURN –  Federación Juvenil Comunista – Miles TTT – JMB – FTV –  -Movimiento Territorio Rebelde – Radio Rebelde – Mala Junta, Patria Grande –  Movimiento Evita – Partido Comunista –La Fede – La Cámpora – RCA Resistiendo con Aguante Federal Bariloche –  CTEP-  APDH – Derechos por la Igualdad – Causa Nacional y Popular – Murga Herederos de Cazó – Nahuel Huapi Gein –Bachillerato Popular Bariloche- Centro de Educación Popular Antonio Alac –Antu Ruca – Científicos y Universitarios Autoconvocados – MENA – ENPL – Nuevo Encuentro – Militemos JP – Fundación Gente Nueva – Biblioteca Popular Aimé Painé – Frente Ciudadano – Espacio Carta Abierta S.C. Bariloche 

A %d blogueros les gusta esto: