Un Espacio donde compartir la música

BIBLIOTECA DEL HOSPITAL ZONAL Y USINAS CULTURALES.

La biblioteca del hospital zonal es un lugar donde conviven libros, intenciones, música, creatividad y actividades artísticas y culturales tan diversas como sus participantes. Allí está presente el taller de “apreciación musical” a cargo de Luis Chávez Chávez que suena en las entrañas de esta institución tan nuestra.

“La biblioteca del hospital zonal Bariloche es un lugar que se creó desde el servicio de salud mental, en conjunto con la doctora López que es psiquiatra, y se pensó como un espacio de rehabilitación y reinserción social de personas que tienen padecimiento mental. En la biblioteca desarrollan tareas entre 12 y 14 pacientes de salud mental que tienen dentro de esa organización roles específicos, y que concurren toda la semana en diferentes horarios como para tener esta biblioteca abierta”, nos cuenta Teresa Almeida, su coordinadora.

La idea central es que mientras esperan un turno, los vecinos puedan escoger un libro, leer o solicitar otro para llevarse en forma gratuita. La biblioteca está abierta desde las 9 de la mañana hasta las 14 horas de lunes a viernes, y para las personas que allí trabajan resulta un espacio terapéutico.
“En principio se pensó este espacio para fomentar la lectura, pensando en los pacientes internados, sus familiares o los que pasan por allí de manera ambulatoria. En nuestros inicios comenzamos a funcionar en un lugar reducido donde la gente no podía estar cómoda, pero hace 2 años conseguimos un espacio nuevo muy amplio, (que se llega entrando por calle Elflein en el primer piso), cerca del hall central donde la gente solicita turnos, entonces por suerte hay mucho movimiento”.
Además de solicitar libros, se realizan diversas actividades culturales como lectura para niños, estudiantes de teatro presentan sus obras, o vienen narradoras orales. “Énfasis en el papiro dorado”, es el nombre que eligieron para este particular espacio que tiene el acompañamiento de dos bibliotecarias, que en sus comienzos dieron una capacitación muy necesaria para que los internos puedan manejar una biblioteca “tal como debe ser”.

De tal manera ellos y ellas son parte de la red de bibliotecas populares de Bariloche, (ya que al ser una biblioteca que funciona dentro de otra institución no puede integrar Conabip) y todos los libros con los que cuentan son donaciones de la comunidad y de diferentes editoriales. “Quizás las bibliotecas deberíamos tener obras nuevas pero todo eso requiere un esfuerzo y a veces se hace difícil llevarlo adelante. Otra de las dificultades que tenemos es que como se prestan los libros para que la gente se lleve, en algunos casos se pierden. Lo que hacemos es prestar un servicio a la comunidad en forma gratuita y a veces esto hace que perdamos algunos volúmenes, pero por suerte siempre tenemos algunas donaciones”, relata Teresa.
Con respecto a las actividades culturales que allí se desarrollan, nos cuenta que “en la actualidad tenemos un taller de apreciación musical que desde el año pasado está coordinado por Luís Chávez Chávez, en donde participan pacientes y no pacientes del hospital ya que la actividad es abierta a toda la comunidad. Dentro de este grupo de gente había algunas personas que pintaban así que a Luís se le ocurrió hacer una muestra donde no solo se mostraran pinturas sino también sumar otras cuestiones que tienen que ver con la lectura y la palabra y la música”.
Este taller se realiza los días lunes de 16: 30 a 18: 00, es libre y gratuito y está enmarcado,( al igual que un amplio abanico de diferentes talleres que se sostienen en diferentes barrios e instituciones de nuestra ciudad), dentro del programa Usinas Culturales, perteneciente a la Secretaría de Cultura de la Provincia de Río Negro.

Luís Chávez Chávez le pone un nombre genérico a su taller de “Apreciación musical”,  que en definitiva es “donde aprendemos a escuchar música, a identificar instrumentos, a discriminar por géneros y esencialmente a tomar algunos elementos de la historia de la música y tratar de incorporar algunas pautas a la hora de escuchar. No es un taller para músicos, no persigue esa finalidad, sino que está destinado a la comunidad en su conjunto donde la idea es conseguir un espacio de disfrute de escuchar música, pero ya con algunos elementos técnicos a la hora del análisis de la misma, que no sea solo algo ornamental de fondo”.

_¿Cuál es la dinámica de cada taller?
_Este trabajo se realiza dentro de la biblioteca del hospital y forma parte del dispositivo de salud mental, entonces las personas que asisten son en general en su gran mayoría pacientes, y para ellos es una actividad que apunta a la sanación o brindar un espacio donde ellos pueden expresarse por medio de la sensibilidad a través de la música. Es muy rico en ese aspecto. Nosotros no ejecutamos instrumentos sino que para cada encuentro yo elijo un determinado instrumentista, concierto o género musical, sea música de cámara folcklore, clásica. Entonces llevo un disco “en secreto”, donde hago una breve introducción enmarcándolo dentro de la historia de la música y las cosas que sucedían a nivel social en ese tiempo, y menciono algo del intérprete para introducir el tema. Recién después ponemos música y ellos tienen que ir descifrando lo que estamos escuchando. Es un ejercicio colectivo, interesante, porque ya se han apropiado de muchos elementos a la hora de escuchar música. No es que hay algo sonando y hay solo un receptor escuchando, sino  que es una actividad donde uno interactúa con los sonidos, hace un análisis y eso hace un ejercicio mental interesante ya que nos vamos apropiando de conocimientos  que muchas veces ya teníamos pero no estaban sistematizados para poder explicar lo que estamos escuchando.

_En el último taller se realizaron otras actividades culturales además de la música. ¿En qué consistió el mismo?
_Como dentro de este taller acuden varias personas que también se expresan a través de la pintura, aprovechamos  esta instancia y decidimos dar un pequeño festejo para que puedan llevar sus cuadros y donde estos pacientes o usuarios de salud mental expliquen cual es su expresión o qué quieren decir por medio de la pintura, mientras yo le ponía música con la guitarra tratando de buscar un tema acorde a lo que ellos expresaban. Entonces se dio una conjunción entre pintura y música, ya que además de mi guitarra hubo personas que tocaron el cuenco. A su vez fueron un grupo de narradoras, quienes compartieron textos, entonces logramos una interdisciplina interesante siempre apuntando al disfrute, a la expresión y a contribuir al universo que esta biblioteca pretende brindarle a la comunidad: compartir la música y la experiencia en términos artísticos.

Para más información:
usinasculturalesbariloche@gmail.com

FACEBOOK/Usinas Culturales Bariloche

Teléfono: 2944 681978    

Por Equipo de Comunicacion Popular Colectivo Al Margen

A %d blogueros les gusta esto: