Anuncios

HISTORIAS SOBRE RUEDAS

No es una publicidad de neumáticos para nieve ni un programa televisivo sobre automovilismo: es el repaso y recorrido de los cambios que se sucedieron en materia de trasporte público y en el que trataremos de desmenuzar ciertas cuestiones. Buen viaje.

Anuncios

SENTIMIENTOS COLECTIVOS
“El bondi cuesta 6 pesos culpa de ustedes, turistas” reza el grafiti en la parada de Parques Nacionales donde cada día miles de residentes y turistas abordan el trasporte público de pasajeros. Debajo, se lee otro grafiti con una tipografía y color distinto que le responde: “¿Hiciste algo? ¿Reclamaste de alguna forma? El precio lo puso tu intendenta, no el mío”. Esta discusión callejera callejera sirve como muestra del debate y la lucha de intereses que se vivió respecto al trasporte urbano y público de pasajeros, sobre todo durante el último año.
Si decimos trasporte urbano decimos colectivo, ómnibus o bondi, ya que el taxi y el remise no son públicos, y el tren de pasajeros sirve para conectar distintas localidades de la provincia y no para viajar dentro de la misma ciudad. El gobierno municipal tomó nota de que una de las cuestiones cotidianas que levantan la térmica de los vecinos es la calidad del servicio de colectivos y procuró no cometer los errores de gestiones anteriores que prefirieron mirar para otro lado y pasarle el problema al siguiente mandato.
Desde hace un tiempo, buena parte de la gente venía reclamando de a pie cada vez con más frecuencia, y el ruido entre los pasajeros se escuchaba en las garitas de espera del colectivo, las terminales o arriba de alguna unidad. Tres de Mayo (tres de afano, según la jerga popular) no daba para más y había que pasar urgente a una prestación del servicio más acorde al crecimiento de la ciudad y había que modificar cuestiones que hacían levantar la temperatura a más de un usuario. Aunque estemos bajo cero.
¿Cómo podía ser que un turista nacional, extranjero o paisano de nuestra zona rural llegara a la terminal de la ciudad (en algún otro número ahondaremos sobre las enormes deficiencias y limitaciones de la terminal a pesar de la cantidad de pasajeros que por allí pasan) en algún horario fuera de atención de la oficina y no consiguiera la tarjeta ni alternativa para salir de la terminal que tomar un taxi? ¡Si así los recibíamos no quiero pensar como los despedíamos! ¿Que el último bondi a (Finisterre…) Los Coihues a las 12 venga siempre lleno es un indicador? ¿Que el 21 de cada media hora se queda corto? ¿Sólo cuatro servicios al día de la línea 41 alcanzan?
Aunque nobleza obliga, el sistema de tarjetas a bordo de las unidades dejó salir a la luz otro valor que no teníamos presente: la solidaridad entre pasajeros. Cuando una tarjeta está descargada o un pasajero sube sin la suya producto del olvido o de la situación que anteriormente retratábamos, los otros pasajeros casi siempre dan una mano prestando la suya. Los pasajeros se solidarizan entre sí más de lo que se piensa. Las empresas no. Y un claro ejemplo de que las empresas no crecen en proporción a los barrios sino de la mano de la rentabilidad de cada línea es vivido en primera persona por los vecinos del Pilar I y II, Arelauquen, Villa lago Gutiérrez, los crecientes pobladores del fondo de este lago y Villa Mascardi, quienes utilizan el trasporte de larga distancia (sí, el que lleva el nombre de nuestra ciudad en verde) para trasladarse cotidianamente, ya que salvo puntuales excepciones que caducan fuera de temporada de verano, no existe, o es sumamente limitado, el trasporte público para esos sures. El pueblo crece hasta sus límites (y eso que es la ciudad con el ejido más grande del país poblando cada barrio. No hay manzana donde no se amplíe alguna vivienda o se construya otra atrás, sea para alquilarla o para albergar a un hijo. La cuestión es que somos más. Muchos más, sin contar el aluvión de turistas que llega cada temporada cambiando el tráfico, los horarios, la comodidad, el estacionamiento, la disponibilidad de pasajes larga distancia, los humores, etc. Y ni el alcance ni la frecuencia ni el recorrido de los colectivos crecieron al ritmo en que la ciudad lo hizo. Claro que con una sola empresa privada con el monopolio del colectivo después de que se disolvió Codao, era muy difícil que ese crecimiento ocurriera.
De esta manera, en el último año fueron muchos los acontecimientos que se sucedieron: aumento del precio del boleto, entrada de trasporte Las Grutas, salida de Tres de Mayo, intervenciones a empresas nuevas en la ciudad, acusaciones y juicos varios, incendios de unidades a media noche, demandas mutuas entre la anterior empresa y la Municipalidad por incumplimientos, nuevos pliegos licitatorios y un cúmulo de cosas que están más cerca de una película de ficción que del día a día de nuestra ciudad.

A rodar mi vida… Escenas de una separación anunciada.
1/ EL BONDI Tres de Mayo ANDA PARA LA MIERDA. ALGO HUELE MAL y no son los frenos destrozados ni la higiene de cada unidad.
2/ Después de soportar retención de servicios en varias oportunidades por falta de pago a sus trabajadores, dejando así a la ciudad sin trasporte público (lo que le valió la quita de varias líneas de recorrido), el Municipio NO LE RENUEVA EL CONVENIO A TRES DE MAYO, SE PUDRE TODO.
3/ A mediados de julio pasado, esta situación de emergencia motorizó gestiones municipales para la obtención de un ATN de 5 millones de pesos que recibió la transportista a modo de “préstamo” y que aún no restituyó. “Tres de Mayo le debe mucho dinero a la Municipalidad, ya están cumplidas las condiciones para que lo devuelva y no lo hace. Hoy por hoy Tres de Mayo le debe cinco millones al Municipio”, subrayaron desde el municipio. Conclusión: LA EMPRESA SE QUEDA CON EL último SUBSIDIO QUE RECIBE POR prestar EL SERVICIO Y EL MUNICIPIO LE INCAUTA UNIDADES Y TALLERES QUE PONE A DISPOSICIÓN DE LA NUEVA EMPRESA SANTAFESINA QUE EMPIEZA A OPERAR CON UN CONTRATO PRECARIO.
4/ Tres de Mayo llevó a la Justicia Penal sus constantes amenazas contra el Municipio. Además, la empresa transportista remitió una carta documento en la que reclama unos 26 millones de pesos como resarcimiento por los perjuicios derivados de la incautación de sus bienes. También, responsabiliza al Municipio por los incendios, robos y daños sufridos en sus unidades. En el detalle de los perjuicios económicos, reclama 10,4 millones correspondientes a la explotación de los servicios de la Región Sur; 400 mil pesos por la línea perdida al Cerro Catedral -concesionada por la Provincia-, 1,5 millones por las unidades incendiadas, 3,4 millones por el robo de repuestos y herramientas, 1,5 millón por el alquiler compulsivo de las unidades a Autobuses Santa Fe, entre otros conceptos. Se cae la careta de que “el negocio no era rentable”.
Paralelamente, Guido Dal Pozzo, titular de Tres de Mayo, presentó una denuncia penal ante la Justicia contra el Ejecutivo municipal debido a los dos incendios que sufrieron unidades estacionadas en un playón. Pero también reclama que se investigue a la empresa Autobuses Santa Fe que “es una empresa que no tiene caras visibles”. Tres de Mayo sostiene así que el Municipio es responsable por los daños provocados por los incendios de unos 20 colectivos y el robo de neumáticos y repuestos. Ante los concejales, el abogado de Tres de Mayo, Rodolfo Rodrigo, planteó que esa medida se tomó cuando ya no existía relación entre la empresa y la Municipalidad, ya que en julio el Estado había dado por terminada la concesión. Sin embargo, la Asesora Letrada del Concejo, Josefina González Elizondo, recordó a Rodrigo que un día después de la quita de la concesión, el mismo Ejecutivo dispuso por Resolución sostener el vínculo a través de un permiso precario hasta el 31 de diciembre, es decir, un día después de la incautación producida el 30 del mismo mes.
5 / El 1ro. de junio se anunció formalmente la instrumentación en la ciudad del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE). Para su presentación viajó a Bariloche el Ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo. Si bien desde el punto de vista de la cantidad de población que hay en la ciudad no se debía acceder inicialmente a este proceso, se confió que la complejidad de su sistema de transporte urbano de pasajeros permitiría a las autoridades gestionar la aplicación del programa que unifica el mecanismo de pago del pasaje y modifica el esquema de subsidios a las empresas. Este sistema, que utiliza una única tarjeta para trasladarse en unidades de distintas empresas, vigente desde hace años en Capital Federal “aportará significativas ventajas respecto del anterior”.
6 / Paralelamente, el Ejecutivo prometió llamar a convocatoria para que las empresas interesadas pugnen por la concesión del servicio. A través del pliego licitatorio, son convocados nuevos entes que se encarguen del transporte público y la concesión volvería a adjudicar el servicio a líneas de dos empresas diferentes durante el lapso de 10 años. A partir de la licitación los cuestionados permisos precarios de las concesionarias Autobuses Santa Fe y Transporte Las Grutas perderán toda vigencia. Oportunamente, a través de dos medidas similares aunque no simultáneas, el Gobierno dio por finalizadas las relaciones contractuales con Codao y Tres de Mayo.
El pliego impone a las empresas el “mejoramiento de las condiciones del servicio, previéndose la modernización periódica técnico-mecánica y de confort de las unidades, además del mantenimiento en excelente estado de la tecnología de las máquinas de expendio de tickets”. Además, se establece un incremento en la flota de colectivos, que pasará de 80 a 120 unidades.
En tanto, un sistema de puntuación para adjudicar el servicio se desglosará por unidad, a fin de priorizar la modernidad y accesibilidad de las unidades que tendrán una vida útil no mayor a los 10 años y deberán adaptarse a personas con discapacidad. Por último se establece un aumento en las frecuencias de las líneas 40, 20, 21, 50, 51 y se incorpora a la licitación la línea al Catedral.
7/ Mientras se escriben estas líneas, se está a punto de conocer a las empresas interesadas, que solicitaron el pliego de licitación para el trasporte público de pasajeros, algo tan esencial para tod@s los que evaluamos con certeza su funcionamiento en forma cotidiana.

Por Sebastián Carapezza Corrección: Martina González

A %d blogueros les gusta esto: