El presidente anunció un bono para trabajadores comunitarios

Los movimientos sociales buscaban que el Estado reconociera como esencial la tarea de personas al frente de comedores y merenderos.

Trabajadores esenciales durante la pandemia recibirán un bono.

El presidente Alberto Fernández anunció el pago de un bono de $5000 por única vez para los trabajadores con tareas en comedores, merenderos y centros comunitarios. Se trata de alrededor 50 mil personas de 7000 rincones de barrios populares de la Argentina, cuyo servicio fue declarado esencial desde el inicio de la pandemia.

Es impreciso el alcance que la medida podría tener en Bariloche. Hace un año, la Fundación Si había relevado la existencia de 31 merenderos, comedores y “ollas ambulantes” donde asisten casi 3000 personas. Pero Nataxa Afamughat Martínez, integrante de la ONG, aseguró a Al Margen que durante la pandemia se abrieron al menos 11 nuevos lugares. La municipalidad asegura haber cuadriplicado la asistencia alimentaria.

“Hicieron una epopeya. Se salvaron muchas vidas en la Argentina por su compromiso y responsabilidad. Este bono es el mínimo reconocimiento que merecen”, dijo Fernández durante el anuncio en el Centro Cultural La Chicara de Moreno, provincia de Buenos Aires.

“Me impresiona mucho quienes menos tienen, porque ponen lo poco al servicio del que tiene menos”, agregó el presidente. «Gracias a Dios que existieron las organizaciones sociales; si no, todo hubiera sido más difícil».

A su lado, se encontraban el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo; la intendenta de Moreno, Mariel Fernández; y dirigentas de la UTEP, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular.

En junio, Al Margen informó sobre el proyecto de ley presentado por el diputado Leonardo Grosso, que buscaba compensar con un adicional de $5000 por mes a los trabajadores con tareas de cuidado comunitario. Se lo llamó Ley Ramona, en honor a la militante de La Garganta Poderosa muerta por Covid. Hubo también otras campañas, como la de Somos Esenciales, que buscó una declaración de carácter simbólica en las legislaturas y concejos deliberantes.

Desde diciembre, los trabajadores de la economía popular reciben una contraprestación de $10.250 por jornadas de cuatro horas. Antes de fin de año, recibirán también un bono por única vez de $9400.

Por Pablo Bassi

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen