La Patagonia superó la inflación media en comida y ropa

El INDEC dio conocer el nuevo Índice de Precio al Consumidor (IPC) de noviembre, que en el sur argentino se ubicó en un 3,2% por encima de octubre y en un 33,7% más respecto al año anterior.

La inflación en Bariloche es mayor al promedio nacional en indumentaria y alimentos.

Si bien la Patagonia registró en noviembre la menor inflación respecto a otras regiones, fue asimismo la que arrojó un incremento superior al promedio en los rubros fundamentales de cualquier hogar: alimentos, bebidas, prendas de vestir y calzado.

Según el INDEC, el IPC en el sur argentino se ubicó en un 2,9% por encima de octubre, el más bajo en todo el país, que registró un promedio del 3,2%. También representó la menor alza respecto al año anterior: se ubicó alrededor del 33,7%, cuando en la Argentina osciló el 35,8%.

Pero al desgranar el conjunto de bienes y servicios que mide el INDEC, la Patagonia observa un incremento mayor al promedio en alimentos y bebidas no alcohólicas (3,1% versus 2,7%) y en prendas de vestir y calzado (4,8% versus 3,7%).

Un dato llamativo es que mientras en todo el país la tendencia de los precios en verduras, tubérculos y legumbres descendió, en la Patagonia se ubicó en un 3%, superando a todas las regiones argentinas. El sur también lideró el incremento en azúcar, dulces, chocolate y golosinas.

Las ciudades testigo que adopta el INDEC en la Patagonia son Neuquén, Viedma, Rawson-Trelew, Río Gallegos y Ushuaia. A ellas se le suma información de San Carlos de Bariloche, Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y Río Grande.

Por Pablo Bassi

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen