Sistema sanitario: Varias ciudades al borde del colapso

El Centro de Estudios Patagonia (CEP) elaboró un nuevo informe: «Situación en Río Negro y Bariloche de cara a una apertura de la actividad turística – Agosto 2020». En el mismo evalúan la capacidad y el nivel de respuesta del sistema sanitario, detallan la situación socioeconómica provincial y analizan diferentes dimensiones de las propuestas de reapertura de la actividad turística en Bariloche. El informe completo.

Río Negro ocupa el cuarto lugar en ocupación de camas de terapia intensiva a nivel nacional. Foto: Telam.

Situación de la pandemia en Río Negro en el último mes

Durante el último mes los contagios en la provincia de Río Negro aumentaron sustantivamente. Desde que comenzó la pandemia hasta el día 23/7 la provincia sumó 1.481 casos, mientras que en el último mes (desde el 23/7) Río Negro sumó 3.219. Es decir, el 68% de los casos se registraron este último mes, quintuplicando la cantidad de casos activos (pasó de tener 299 a 1.544 casos activos). El día 5/8 se registró el número récord de contagios en un día, con 202 casos para toda la provincia.

Muchas ciudades de la provincia experimentaron saltos considerables en el número de casos activos. General Roca desde el 7/8 registra un número por encima de los 200 de casos activos. Bariloche desde el 3/8 se mantiene por encima de los 300 casos activos. Cipolletti el 8/8 llegó a los 100 casos activos y desde entonces no ha logrado reducir los contagios llegando hoy a 233 casos activos. Villa Regina desde el 13/8 se mantiene por encima de los 100 casos activos y General Conesa pasó de no tener casos a registrar 3 el 5/8, a superar la barrera de los 100 casos activos el 14/8 y llegando a un máximo de 117 el 16/8, 11 días más tarde.

También en el último mes muchas ciudades que no habían registrado casos tuvieron contagios, aumentando en gran medida las localidades con casos positivos de Covid-19 en la provincia. Para obtener más detalles sobre las tendencias sobre la Covid-19 en Río Negro y sus localidades, recomendamos visitar: https://www.cepatagonia.com.ar/covid-19

Recursos del sistema sanitario. Varias ciudades al borde del colapso

Según el informe matutino del Ministerio de Salud de Nación del 23/8, Río Negro tiene 54 personas internadas en terapia intensiva (UTI) por Covid-19, siendo la cuarta provincia con mayor número de casos en UTI. Esta semana el diario Río Negro publicó una noticia en la que se especifica que el nivel de ocupación de este recurso se encuentra al borde de su capacidad de respuesta en varias localidades de la provincia. Es el caso de General Roca y Cipolletti. La semana pasada pacientes de ambas localidades tuvieron que ser derivados a Neuquén y a Catriel por la falta de camas. Un hombre murió de coronavirus ante la falta de una cama de terapia intensiva. En un comunicado emitido por el Hospital López Lima, de General Roca, se detalló que las seis unidades de terapia intensiva del hospital de Allen y las 14 del propio centro asistencial se encontraban ocupadas.

La gobernadora, en conferencia de prensa del día 23/8, afirmó que el sistema sanitario de la provincia está muy tensionado y quedan muy pocas camas. Refiriéndose a la situación en el Departamento de General Roca afirmó que: “La situación es muy seria. Estamos al límite del sistema de salud”. Por este motivo anunció medidas restrictivas, volviendo a la Fase 1 de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) 14 localidades y 2 comisiones de fomento del Alto Valle de la provincia (todo el departamento de General Roca). Las restricciones regirán desde el 25 de agosto y hasta el 7 de septiembre inclusive.

El ministro de Salud provincial en la misma conferencia de prensa del 23/8, dijo que de 32 camas UTI que había en marzo se incrementaron a 69, lo cierto es que ese incremento se registró básicamente en el sistema público. Así, el sistema público duplicó el número de camas UTI. No ocurrió lo mismo con el sistema privado que, si bien al momento está evaluando la posibilidad de ampliar sus camas UTIs,  aún no ha registrado esos incrementos. Si tenemos en cuenta tanto el sistema de atención público más el privado, desde marzo a agosto se incrementaron un 19% las camas en Unidades de Terapia Intensiva en toda la provincia, porcentaje menor que el registrado en promedio en Argentina.

Casi la mitad de la población economicamente activa de Río Negro recibió ayuda del estado nacional. Foto: Euge Neme.

Situación socio-económica de Río Negro

El ingreso familiar de emergencia (IFE) fue una de las principales medidas tomadas por el gobierno nacional para sostener a los sectores sociales que han visto reducidos sus ingresos o directamente han dejado de tenerlos a causa de la pandemia. Según información de la Anses de principios de Agosto, el IFE en Río Negro alcanzó a un total de 128.217 personas. Según un informe del Ministerio de Trabajo de Río Negro de noviembre de 2018, la provincia tenía una población económicamente activa de 305.000 personas, contemplando tanto el sector registrado como el informal. Tomando esa cifra como referencia, podemos afirmar que el IFE cubre al 42% de la población con empleo o buscando empleo activamente en Río Negro (PEA). Del total, el 60% son mujeres. También se han tomado diversas medidas para sectores puntuales como el turístico, préstamos para Pymes a cero interés y exenciones impositivas. La provincia de Río Negro decretó la emergencia turística el 23/6 por 180 días. El Gobierno Nacional destinará 160 millones de pesos para atender específicamente la difícil situación que atraviesan hoy 4 mil operadores turísticos de Bariloche producto de la Pandemia de COVID19. También se dio media sanción en el Senado de la Nación a la Ley para el Sostenimiento y la Reactivación Turística.

Sobre las experiencias de reapertura del turismo

Es indudable que el sector turístico constituye uno de los pilares económicos de la ciudad de Bariloche, la actividad hotelera y gastronómica representa el 19,7% del empleo de Bariloche. En este sentido, la pandemia de Covid-19 ha impactado de lleno en la vida económica de la ciudad, privando a una importante parte de la población de su sustento familiar. Esto se agrava por las características estacionales del turismo local, donde una gran proporción de la fuerza laboral vive precarizada, siendo contratada solo en los meses de temporada alta o por períodos acotados. Parte de esos sectores han sido contenidos a través de las medidas comentadas previamente.

Una propuesta que durante los últimos días ha resonado fuertemente es la reapertura paulatina de la actividad turística. En su formato actual, la propuesta se basa en una apertura al turismo regional que denominan “microturismo”. Toman como base experiencias en marcha en la provincia de Neuquén, que tienen lugar entre localidades sin casos de Covid-19 y, obviamente, sin circulación comunitaria del virus. Estas condiciones no se verifican en Bariloche hasta la fecha. La posibilidad de apertura al microturismo abre la posibilidad de la liberalización completa de la actividad.

Parte de la argumentación de quienes impulsan estas actividades incluye la existencia de estrictos protocolos que se aplicarían para minimizar los contagios. A modo de ejemplo, es conveniente observar el caso de la ciudad de Córdoba. Allí, se adoptaron protocolos con alto grado de especificidad y muy rigurosos. El 2/7 comenzó la puesta en marcha de la apertura de locales gastronómicos, 10 días más tarde se dió un crecimiento exponencial de los contagios (en el informe completo se puede ver el gráfico correspondiente). Resultados similares se observan en distintas partes del país y del mundo luego de implementar medidas de flexibilización similares.

Muchas preguntas quedan aún por formularse y responderse. La respuesta a estos interrogantes debe considerar, necesariamente, que un aumento de circulación no solo provoca un aumento de contagios, como bien lo indicara la gobernadora, sino que viene acompañado de un aumento de carga en el sistema sanitario debido a accidentes y enfermedades habituales. Tal como se observó en otras partes del país y del mundo, una apertura apresurada lleva inevitablemente a un colapso sanitario. Asumir con responsabilidad estos desafíos implica abrir el debate y escuchar las voces de todos los sectores sociales y actores políticos. Evaluar efectivamente pros y contras, innovar readecuando las actividades y los servicios ofrecidos. Lo cierto es que la experiencia nos muestra que si los contagios no se controlan, no existe posibilidad de recuperar la actividad económica.

Los autores concluyen que “La salida a esta coyuntura no parece estar en la dirección de obviar o minimizar el problema. En su lugar, es momento de aunar fuerzas para sostener en forma solidaria a quienes lo necesitan, evitando daños mayores al tejido social de la ciudad”.

El informe completo puede descargarse del sitio web del CEP: www.cepatagonia.com.ar

Redacción

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen