Presentan medida judicial para resguardar derechos de los reclusos de la alcaidía

Frente a un caso COVID-19 positivo en el Penal de Bariloche, el Comité municipal Contra la Tortura presentó un habeas corpus para que se arbitren los medios necesarios para resguardar a la población carcelaria de Bariloche.

Dió positivo al covid 19 una agente que trabaja en el Penal III de nuestra ciudad. Foto: A.P.

Una agente del Servicio Penitenciario que presta servicios en el Penal de Bariloche arrojó resultado positivo al hisopado de COVID-19 “y en función de que las condiciones de confinamiento del Penal son críticas -y no han variado- “, el Comité presentó un Habeas Corpus en resguardo de los internos allí alojados.

Piden que se apliquen los protocolos sanitarios dispuestos por los Organismos de aplicación nacionales y a los estándares internacionales conforme lo indica la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Nacional para la Prevención de la Tortura, adoptando a ese efecto las medidas necesarias y suficientes para prevenir el contagio, tanto de los y las internas como de sus familiares.

“De los hechos indicados se desprende sin dudas de que la superpoblación y las condiciones de hacinamiento en el Penal de Bariloche hacen imposibles que se cumplan con las condiciones mínimas de salubridad e higiene a efectos de resguardar la integridad psicofísica de los/as internos/as.  La presente acción se enmarca en el contexto de la pandemia declarada por la OMS por la cual se encuentra atravesando nuestro País” argumentaron, y agregaron: “La falta de diligencia y responsabilidad demostrada por el Ministerio de Seguridad pone en peligro la salud de toda la población carcelaria, de los agentes de seguridad de los núcleos familiares de ambos.”  

Por ello, solicitaron se dispongan medidas adecuadas y suficientes para abordar esta compleja y grave situación, ya que las medidas de carácter preventivo del contagio del virus dentro del penal, ha fallado. Entre las medidas solicitadas detallaron la provisión de elementos de higiene, saneamiento de las habitaciones, el refuerzo de los equipos de atención sanitaria, a la difusión de normas de higiene, al control del personal que ingresa al establecimiento y de las visitas y a la  preparación de herramientas que pueden detectar la temperatura corporal de las personas y otros síntomas, y de ser  necesario que la autoridad sanitaria evalúe el aislamiento preventivo tanto a las personas privadas de la libertad como de los integrantes del Servicio Penitenciario.

La decisión del Comité municipal fue tomada por una unanimidad de sus integrantes a través de una teleconferencia.

Redacción

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen