Memoria y esperanza

Las tres centrales sindicales, movimientos sociales y algunas cámaras patronales respaldaron un documento del Gobierno que prioriza la deuda social a la deuda financiera. Se firmó horas después de conocido el número de empleos destruidos durante el macrismo

El Gobierno recibió este viernes en Casa Rosada a los dirigentes de las tres centrales sindicales, de los movimientos sociales recién unidos en la UTEP y de las cámaras empresarias más afectadas durante el macrismo: industria, comercio, construcción y PyME. ¿El motivo? Que todos pongan la firma en un documento que privilegia la deuda social por sobre la financiera.

Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, se los había anticipado la semana pasada a los titulares de la CGT, la CTA Autónoma y de los Trabajadores. El gobierno argentino estaría dispuesto a “reperfilar” los vencimientos de deuda con el FMI. Y para eso, necesita transmitir fortaleza.

El Compromiso argentino por el desarrollo y la solidaridad”, como se denomina el texto, podría ser el preámbulo del Consejo Económico y Social fernandista: un nuevo acuerdo entre partes que contenga salarios y limite la renta empresaria.

Urgente es, en primer lugar, dar respuesta a la trágica deuda social con los argentinos y argentinas que sufren hambre y problemas de alimentación”, suscribieron.

“En segundo lugar, esa urgencia se manifiesta en un endeudamiento público que, por su magnitud y la inmediatez de los compromisos de pago, exige a nuestro Gobierno un claro desafío”, dice el documento. “La voluntad de pago requiere condiciones compatibles con la atención de la deuda social y el crecimiento de la economía. Sin ello, sería imposible cumplir con las obligaciones que asuma el país”.

Durante los últimos cuatro años, se perdieron 230.000 fuentes de empleo en el sector privado, según informó este jueves el Ministerio de Trabajo. El 75% pertenecientes a obreras y obreros de fábrica, lo que ratifica que la actividad manufacturera fue la más golpeada por el macrismo.

Otro informe dado a conocer en las últimas horas por el instituto IPyPP, que coordina Claudio Lozano, señala que al tercer trimestre de 2019 más de 5.500.000 personas buscan trabajo todos los días, que el 86% del empleo generado entre 2015 y 2019 es cuentapropista y el 10% no registrado.

Este es el panorama que, en definitiva, explica la foto donde convergen en una misma mesa dirigentes sindicales y patronales antes enfrentados, ahora unidos por la memoria del espanto. Y la esperanza.

Por Pablo Bassi

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

Últimas Publicaciones