Bailar es una posibilidad

En enero arranca el 3º Minifest: Festival de Danza Contemporánea Autogestivo en Bariloche. Hablamos con Valentina Gallo, una de sus organizadoras, para estar atentos y preparar nuestros sentidos al movimiento y el cuerpo al baile.

– ¿Qué es el Minifest?

-Me cuesta un montón describir qué es el Minifest porque oficialmente es un festival de Danza Contemporánea, pero eso es un rótulo enorme. Adentro de todo eso podemos decir que el Minifest es un espacio donde compartir y cruzar ideas, ganas, pensamientos, investigaciones, entre las personas que viven acá en Bariloche y se hacen cualquier tipo de pregunta sobre el cuerpo y la danza y otras personas que quizás están abocadas a estas preguntas y que nos interesa traer a que nos cuenten, nos charlen acerca de sus investigaciones y vengan en este rol docente. Es un festejo, un cruce el festival. Es la posibilidad de mezclarnos, de articular preguntas.

– ¿Cómo nace este festival en Bariloche?

-El festival nace desde la completa autogestión. Se nos ocurrió por una necesidad muy grande de poder compartir estas investigaciones que en algunos lugares de nuestro país están tan desarrolladas. También la necesidad de decir “Mirá, esto existe”; “Mirá, bailar es una posibilidad”; “Mirá, pensar el cuerpo es una posibilidad”; “Otros paradigmas de cuerpo son posibles y hay tantos como personas en este planeta”. Nace de la necesidad de compartir conocimientos que a veces se quedan hacinados en las grandes ciudades o que llegan en cuentagotas a otros espacios. Es una urgencia por visibilizar la pregunta sobre el cuerpo, la danza, la escena, el movimiento. 

– ¿Que implica que el festival sea autogestivo?

-Implica que absolutamente todo nace de nuestra gestión. Cuando digo nuestra me refiero a un equipo que somos con quienes trabajamos, pensamos, planeamos, diseñamos todo lo que sucede en el festival. Con esto me refiero desde la parte creativa, los talleres, como va a ser para que quienes vienen, sean interpelados por las propuestas y también toda la gestión que implica cómo hacer para que estas personas lleguen a Bariloche, como se van a mover en la ciudad, que van a almorzar, desayunar, dónde se alojan, que necesitamos para cada une de elles. La autogestión es estar en todo. No sólo en el creativo, sino también en lo material, o en lo específico. La magia está en que cada año aprendemos algo de nosotras, de nuestra organización.

– ¿Como influye la autogestión en los artistas?

-Influye muchísimo porque desde el primer momento se les invita a Bariloche contándoles que éste es un festival autogestivo y que si bien nuestras ganas, nuestra intención y nuestro trabajo está puesto en que esto pueda ser sustentable no podemos pagarles los pasajes. Sí las comidas, el alojamiento y los traslados. Esto habla de que las personas que vienen al festival ya están poniendo algo de sí para venir. Entonces no se invita a cualquier persona, sino que a esas que son afines a las preguntas y sobre todo a esta posibilidad de descentralizar la danza. De que exista la danza en otros rincones y no solamente en las grandes ciudades y que no solamente nos llegue a cuentagotas. Los invitás diciendo que acá hay un potencial, ¿te prendés a venir a esto con tu trabajo? Nada de esto sería posible sin elles acá. Hay personas que van a venir por tercera vez a Bariloche a dar talleres. Por eso creo que el festival es una co-creación entre elles que vienen y nosotres. Es una construcción comunitaria. Armar comunidad para armar danza en un lugar donde todavía no es moneda corriente.

– ¿Cómo viene esta tercera edición?

-Esta tercera edición viene como nunca. Es la más grande, la más jugada. Vamos a tener seis talleres de los que 4 van a suceder en La Llave, uno en la calle y otro en la naturaleza. Tenemos una variedad de espacios y de entornos donde trabajar. Además, todas las noches vamos a tener algo. 4 noches de funciones, que valen la pena ver. Va a ver una noche con funciones compartidas, de pequeños trabajos. En la segunda noche una obra que viene de Barcelona. Una charla de la mano de Roxana Galand. Todas las funciones van a ser en la Escuela de Arte la Llave. Para cerrar vamos a tener una fiesta en la Biblioteca Popular Carilafquen. Todo es muy contundente e interesante.

Y en la última función, que es una función que se está convirtiendo en “la función” histórica del Minifest, ocurre hace tres años, el montonazo. La idea es cruzar a personas de la gestión con músicos locales, con docentes o participantes que vienen de afuera a dar talleres, o charlas u obras. La idea es mezclarnos en vivo y lo que nos une es la improvisación. Eso se mezcla con músicos locales que tocan en vivo, organizados por Santiago Rapoport.

– ¿Que no hay que perderse en esta edición?

-Pienso que no hay que perderse nada. Realmente creo que vale la pena dedicarle estos días al Minifest. Me cuesta recomendar un taller y no otro. Recomiendo mucho a artistas de otras ramas, a músicos, a bailarines, a actores y actrices, a cualquier tipo de persona que le interese, que vengan a ver qué preguntas se están moviendo para la escena y el cuerpo. Creo que es muy imperdible.

– ¿Les gustaría tener mayor acompañamiento del Estado para organizarlo?

-Nos encantaría. Estamos tramitando subsidios y demás para que esto sea sustentable. La verdad que hay muy pocas ayudas a nivel Bariloche. Parece mentira que haya tanto puesto en el turismo y tan poco en la cultura real, en la que se va haciendo, gestando, durante todo el año. Esa cultura que te deja cosas, que no nos quita, no nos saca. La que te deja cargada, llena de informaciones que después podés usar en tu vida para lo que quieras. Nos gustaría mayor acompañamiento. Lo pedimos cada año y cada vez no logramos respuestas muy favorables.

– ¿Como se puede colaborar con el Minifest?

-Hay muchísimas maneras. La primera es venir, es participar, estar, contagiarte. Dejarnos salir de nuestros lugares más comunes para subirte a esta ola que te proponemos. Después, ayudándonos a difundir, compartiendo en nuestras redes, en el boca en boca, ponerle un me gusta a una publicación, compartirlas, avisarles a las personas que esto va a suceder. Que se sepa. Que no quede como una anécdota.

También hay maneras más materiales. Si tenés un emprendimiento, o si sos una persona particular, podes comunicarte y podemos acercarte promociones. Cualquier manera de colaborar, por más pequeña que parezca es enormemente significativa. Si esto les gusta, les remueve, les resuena, los difundan. Cuantos más seamos, mejor va a estar el festival.   

La tercer edición del Minifest se realizará desde el jueves 16 al miércoles 22 de enero del 2020. Las inscripciones para los 6 talleres están abiertas y se hacen on line. Si te inscribís en diciembre hay descuentos

Para saber mas:

https://barilocheminifest.wixsite.com/enero2020/precios

Inscripción:

https://forms.gle/FbdmTJXUPcminsXK6

#minifest #barilocheminifest #danza #danzacontemporanea #bariloche #patagonia #enero2020

Por Ramiro Sáenz

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen