Estacionamiento: a pesar del aumento, los cooperativistas cobrarían por debajo de la línea de pobreza

El proyecto de incremento del 75% en la hora de estacionamiento medido en el centro de Bariloche no les permitiría a los 160 operarios cubrir la canasta básica alimentaria

A pesar del aumnento los trabajadorers del SEMS seguirían debajo de la línea de la pobreza. Foto: archivo Al Margen.

La actualización salarial para la mayoría de los trabajadores corre detrás de la inflación, consolidando una permanente pérdida de poder adquisitivo. Es el caso de los agentes del Sistema de Estacionamiento Medido (SEMS) de Bariloche, quienes a pesar del proyecto de ordenanza que eleva en un 75% el precio del párking, no alcanzarían a cubrir la canasta básica alimentaria de septiembre que registró el INDEC para una familia tipo, establecida en $34.784.

Un operador del SEMS cobra hoy alrededor de $15.000 producto del promedio de la recaudación del sistema, a los que debe sumarse el Salario Social Complementario que poseen los cooperativistas por estar nucleados en la CTEP y que en octubre fue de $8000. En total, llegan a $23.000 por mes.

El descongelamiento de la tarifa era un reclamo de las cinco cooperativas que reúnen a los 160 trabajadores del estacionamiento. Desde junio de 2018, el valor de la primera hora no se movió de los $20. Ahora, un proyecto de ordenanza busca llevarlo a $35 y de $280 a $400 las doce horas.

Veamos cuánto pasaría a cobrar un trabajador, teniendo en cuenta que el acuerdo entre las cooperativas y el municipio concede el 30% de la recaudación a las arcas fiscales:

-El 75% de aumento engrosaría el componente salarial de $15.000 en $11.250, de los cuales un cooperativista sólo ganaría el 70%: $7875. Es decir, un total de $22.875.

-En noviembre, el salario social complementario se elevará a $8500 que, sumado a los $22.875, le permitiría a un trabajador arañar los $31.375.

Un operador tipo trabaja seis horas diarias seis veces a la semana. Es mayormente mujer y jefa de familia. El pasaje de colectivo le representa casi $1300. Pero si se cumplen los deseos de Mi Bus, reduciría su salario en casi $2000.

Cuando los cooperativistas reclamaron un incremento del 75% de aumento, no fue por capricho, sino en base a las estadísticas del INDEC. De junio de 2018 a septiembre de 2019, la inflación acumulada en la Patagonia fue del 76,86%.

Un dato que arroja un puñado de trabajadores a Al Margen llama la atención: de las 4200 infracciones labradas en octubre, sólo se cobraron alrededor de mil. Una falta que impacta directamente en sus bolsillos y en un sistema solidario que es ejemplo en todo el país.

Por Pablo Bassi

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen