Koneltun de Mapuzungun: el sonido de la tierra

Más de sesenta personas mapuche y no mapuche provenientes de distintos lugares participaron de un internado de mapuzungun realizado durante toda una semana en Bariloche.

Pu Pichike Choike una de las organizaciones convocantes. Foto: Euge Neme.

Sorteando las complicaciones que la nieve y las distancias acarrearon se llevó a cabo en nuestra ciudad durante la semana pasada un koneltun (internado de aprendizaje del mapuzungun) en el que participaron más de sesenta personas pertenecientes a distintos lugares de nor patagonia. La sede del mismo fue la escuela 324 de Villa Los Coihues quien amablemente cedió sus instalaciones para la realización del evento.

Este internado fue organizado por distintas instituciones y organizaciones entre las que se encuentran Pu pichike choike (espacio de idioma y cultura mapuche creado hace siete años por Yanina Llancaqueo y Claudio Railef que funciona en los barrios de Pilar II y El Frutillar), Trafkulein que es un grupo conformado por San Martin de los Andes y Junín de los Andes, Ngutrumkuley Mapuzungun que es un Taller a cargo de Pablo Cañumil, y la Lofche Buenuleo. “Un koneltún es una modalidad específica de enseñanza y trasmisión. Estamos aquí durante una semana, las clases comienzan a las nueve de la mañana y terminan a las nueve de la noche. Todo el tiempo hablamos mapuzungun entre nosotres sin importar los niveles de conocimientos que cada uno de los participantes traiga. Nos organizamos por niveles y equipos de trabajo para organizar el espacio de trabajo y los momentos de comidas o actividades compartidas” explica Malena Pell Richards una de las organizadoras del evento. 

Para este internado se invitó a dos Kimelfes (profesores) integrantes de la organización Mapuzungunletuaiñ encargada de realizar este tipo de actividades hace ya cuatro años recorriendo el territorio vecino desde Temuco a Santiago de Chile.

 Negociando con la nieve y las rutas que cruzan la cordillera y apelando a las redes de amigos y familias que ayudaron en el traslado con el temporal, luego de más de tres días de viaje lograron llegar de ngullumapu (Chile) los dos Kimelfe a Villa Los Coihues donde más de sesenta personas provenientes de distintos puntos de norpatagonia les esperaban. “El verano pasado hicimos un koneltun más pequeño que transcurrió en Pichi Leufú y este año nos animamos a pensar en uno más grande. A los tres días de realizar la convocatoria por las redes ya no había más cupo” cuenta otra de las organizadoras. 

Las personas viajaron para este encuentro desde Pico Truncado en la provincia de Santa Cruz, Zapala, Fisque Menuco, Junín de los Andes, San Martin de los Andes y oriundos de Furilofche (Bariloche). “Nuestra idea es poder continuar con esta experiencia tan enriquecedora, para poder profundizar en la revitalización del idioma mapuzungun, y poder implementar esta modalidad de koneltun durante el invierno y el verano. En esta oportunidad nos han ayudado instituciones como Endepa, Soyem, Caritas y la Universidad Nacional de Río Negro en el marco de un proyecto de extensión y la escuela de Villa Los Coihues que nos prestó el lugar porque el CEF número 8 se desligó de toda responsabilidad por el temporal pese a los acuerdos que habíamos establecido” detallan las personas a cargo. 

En las aulas de la escuela reinó durante toda la semana un clima de concentración muy fuerte que solo parecía distenderse en los momentos de comida y merienda, donde también se hablaba mapuzungun. Durante de estos días se hicieron algunas ceremonias y se sucedieron charlas enmarcadas seguramente en la memoria que embiste el idioma de esta tierra.

Por Mariel Bleger

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

1 Trackback / Pingback

  1. Koneltun de Mapuzungun: el sonido de la tierra – Mapuzuguletuain

Los comentarios están cerrados.