“Ellos ven la postal pero no se enteran que aquí vive una comunidad mapuche”

Recientemente fue suspendida la audiencia de la comunidad mapuche Paicil Antriao por el conflicto de tierra con el basquetbolista Manu Ginobili. La causa fue iniciada luego de la denuncia de tres empresarios que impulsan un fideicomiso en un área natural protegida, que hoy resguardada la Comunidad. Dialogamos al respecto con Damián Olivero, Inan Lonko de la misma.

La comunidad Pacil Antriao es asediada por los negocios inmobiliarios.

– ¿Dónde está ubicada la Comunidad?

-El Cerro Belvedere es donde vive la mayor cantidad de personas que integran la comunidad, no está muy alejado de lo que es el centro de Villa La Angostura, de hecho estamos dentro del ejido municipal.

Este uno de los lugares donde todavía se conserva el bosque nativo, donde se puede ir a buscar el lawen (medicina mapuche) que muchos peñi y lamien necesitan. No ha sido impactado todavía por los negocios inmobiliarios. Pudimos frenar el fideicomiso Lago Correntoso. Si bien han destruido un poco la montaña, pudimos frenar esta obra y es por lo que estamos imputados también en las causas.

– ¿Cómo está la situación respecto a la causa judicial que se les inició por el fideicomiso de Manu Ginóbili?

-Ahora gracias a un hábeas corpus que presentó nuestro representante Virgilio Sánchez ha quedado todo bastante tranquilo. No ha vuelto la patota que han traído de Buenos Aires que nos destruyó la ruka (casa). Siempre seguimos en resguardo. Estamos a la expectativa de lo que pueda pasar en este juicio.

– ¿Qué significa el término Inan Lonko?

-Tiene que ver con los cargos que se tienen en la comunidad ancestralmente. Estaban los Inan Lonko, los Lonko, los Werken… Son las personas que dirigen la comunidad, elegidas en asamblea. El Werken es el mensajero, todos somos parte del cuerpo directivo del Lof.

-Además de este fideicomiso, ¿Hay más emprendimientos turísticos que pretenden arrebatarle los terrenos?

-La amenaza es permanente. Villa La Angostura es atractiva por sus paisajes, es un punto para los empresarios y gente con dinero que quiere invertir. Ellos ven la postal pero no se enteran que aquí vive una comunidad mapuche. Siempre ha sido así. Nuestro respaldo es un mapa original de 1902 donde se le otorga a la Comunidad Paicil Antriao el lote 9, que son 625 hectáreas recibidas del Presidente Roca que por haber colaborado en la comisión de límites nos sede el título de las tierras. Adentro del lote 9 está Villa La Angostura. Este es un conflicto que viene de hace muchísimos años.

– ¿Qué les significa a ustedes la apertura a personas por fuera de la Comunidad que se interesan en esta lucha?

-Para nosotros es muy bueno porque nos da fuerza para seguir la lucha, para no bajar los brazos. Queremos que la sociedad entienda que el bosque y las montañas son un bien de todos, no sólo de esta comunidad mapuche. Nosotros estamos acá defendiendo el bosque y la vida. La gente puede disfrutar de caminar por el Belvedere, de ir al Lago Correntoso.

El apoyo de la gente nos da fuerza para seguir. Es necesaria la difusión de lo que pasa en las comunidades, más cuando de todos lados en el país están atacándonos. Vamos a seguir resistiendo y luchando.

Por Fabián Agosta y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo Al Margen