Comienza el juicio de lesa humanidad “La Escuelita VI”

El próximo 10 de junio comienza el sexto juicio de lesa humanidad del centro clandestino de detención “La Escuelita” de Neuquén Capital que tiene como víctimas a 10 militantes de la zona andina. Dialogamos sobre las últimas novedades de cara al juicio con Gloria Buchiniz, integrante de la Radio Comunidad Enrique Angelelli.

Inés Ragni y Lolín Rigoni, Madres de Neuquén y Alto Valle

-¿Qué fue lo que pasó en la casa de las Madres de Neuquén y Alto Valle?

El martes 28 de mayo rompieron con una herramienta un vidrio en la casa de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo filial Neuquén y Alto Valle, nosotros le llamamos “la casita”. Es un lugar pequeño donde nuestras Madres, Inés Ragni y Lolín Rigoni, tienen todos los recuerdos y la historia colgada en ese lugar. Las Madres hicieron la denuncia pública. Si bien no pasó nada, no entraron, ellas lo relacionan con que se viene el sexto juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última Dictadura Cívico-Militar.

-¿Cuál es la ubicación geográfica del Centro de detención Clandestino La Escuelita?

-Cuando uno va por la ruta, es donde está el Batallón 181. En la esquina hay un sitio por la memoria que quedó señalizado y que indica que fue en el fondo. Al edificio lo destruyeron, ahora se está intentando hacer un lugar de la memoria donde fue el centro clandestino.

En este caso ocho ex militares van a pasa nuevamente por este juicio. Se van a tener en cuenta diez víctimas de gente que estuvo en San Martín de los Andes, en Junín de los Andes y en Bariloche. El juicio comienza el 10 de junio. El Juez Alejandro Cabral va a estar integrando el Tribunal Oral Federal Nro.1. Él es el que faltaba designar, esto fue la excusa de que el juicio se atrasara.

-¿Qué expectativas tienen respecto al juicio?

-Los organismos de derechos humanos vamos con toda la fuerza, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) es siempre la protagonista en los juicios. Ellos han llevado adelante todo el acompañamiento a los testigos. Las Madres, que tienen muchos años, son el fortalecimiento histórico de la memoria viva. Están presentes siempre. Siempre tenemos mucha expectativa. Lo que se repite a veces son los represores, pero los testigos van sumándose y se va ampliando.

-¿Cuál es la relación de la radio con las Madres?

-La Asociación de Madres de Plaza de Mayo filial Neuquén y Alto Valle tiene su programa “La Plaza” que se emite todos los jueves en Radio Comunidad y tiene los mismos años que tiene la radio. Fue nuestro primer programa. La APDH también tuvo su programa, todos los organismos tienen permanentemente el micrófono.

Nosotros somos una radio pequeña, humilde. Como en toda radio comunitaria, hacemos todo a pulmón. Yo estoy desde la fundación desde el día que Don Jaime de Nevares, nuestro primer obispo de Neuquén, hizo la bendición para esta radio. Eso fue un gran compromiso. Nuestro segundo gran compromiso es haberle puesto el nombre de Enrique Angelelli. Ahora es fácil y lindo hablar de Angelelli, pero hace 32 años era difícil nombrarlo.

-¿Por qué te decidiste a formar parte de una radio comunitaria en aquel momento?

-Fue muy raro el inicio de la radio. Cuando fue la sublevación de Aldo Rico para semana santa, Radio Nacional LU5 jugó un papel muy importante en cuanto a la difusión. Neuquén fue una de las que más se movilizó en defensa de la democracia cuando estaba en presidente Raúl Alfonsín.

Con un grupo de amigos pensamos que si había una segunda vuelta iban a tomar LU5. En ese momento había muy pocas radio FM, casi no había radios comunitarias, nosotros podíamos servir de comunicación y movilización. Ese fue nuestro primer objetivo. Algunos creen que como Don Jaime nos bendijo y la radio se llama Enrique Angelelli tenemos el único objetivo de evangelizar. Los temas de Iglesia son importantes en nuestra radio, pero no más ni menos que el tema derechos humanos y sociales. Todo es importante.

Por Fabián Agosta y  Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo Al Margen

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.