Periodismo de este lado

Canal Abierto festeja por estos días dos años de su nacimiento como tal, si bien el proceso de gestación y trabajo tiene un tiempo mucho más largo. Hoy se plasma en una herramienta concreta de comunicación que, con sus distintas patas, audiovisual y escrita, aporta a la construcción imprescindible de otras miradas sobre la realidad.  

Canal Abierto utiliza varios formatos para comunicar desde este lado.

“Nace en un contexto de achique y ajuste, en sintonía con lo que sucede en todo el país. Situación que en el gremio periodístico golpeó muy fuerte: en la ciudad de Buenos Aires se calculaban cerca de 3 mil despidos y cerraron muchos medios de alcance nacional y local”, señala Leo Vázquez, coordinador de Canal Abierto.

Se abre entonces este nuevo espacio para sumar voces críticas y aportar una mirada desde los trabajadores con un perfil de enfoque claramente definido en el camino de articular, además, con otros medios de comunicación del campo popular y aportar a esa red con una mirada propia.

Comenzaron así a transitar con mucho trabajo estos dos años de camino, dos años también de gran crecimiento y aprendizaje.  “Sentimos que algunos de los objetivos que nos planteábamos a corto plazo se fueron cumpliendo, como articular con otros medios, aportar a la difusión de las noticias que los medios del poder intentan ocultar. Sabemos que las grandes empresas de comunicación -o trafico de noticias- por momentos llegan a borrar los límites de la democracia. Influyen tan fuertemente en la opinión pública que debilitan las virtudes del sistema democrático. Nosotros, consientes de estar en desventaja en esa batalla, intentamos un aporte de todas maneras”.

Construcción de Agenda

Un punto clave para los medios del campo popular es la construcción de la agenda propia y la manera de abordar los distintos temas que atraviesan el cotidiano. En este sentido, Leo señala la forma de transitar que han ido edificando: “Para nosotros es central la construcción de una agenda propia, pero no perdemos de vista los temas que suelen abarcar los medios hegemónicos, con una mirada nuestra”.

Explica, hay un doble objetivo en lo que es la definición de la temática diaria que se abarca: por un lado visibilizar los conflictos, los temas que no tienen espacio en los grandes medios y por otro tomar los temas de la agenda y darles otra vuelta. En definitiva, dice, “no regalar la agenda”.

“Creemos que es importante visibilizar la lucha de los trabajadores que fueron suspendidos en una fabrica del conurbano y también discutir el tema D’Alessio- Ramos Padilla con nuestro propio aporte”.

El medio se propone además un cuidado minucioso de la estética en los diferentes contenidos, característica que toma relevancia en el formato audiovisual. “No es ningún intento asilado sino una apuesta muy fuerte. Tenemos la posibilidad de abarcar distintos ámbitos: desde lo grafico al aporte de audios para programas de radio o las notas que se llevan adelante en el estudio de televisión de alta calidad. Destaco el equipo audiovisual ya que muchas veces se critica, no el contenido, sino el formato en el que se difunde. Nosotros tratamos de tener en cuenta eso también, para que el contenido, que es lo que verdaderamente importa, pueda llegar a muchos públicos, que se interesan también en el formato.

El movimiento de mujeres es parte de la agenda de Canal Abierto.

-Canal Abierto se propuesto también una mirada federal, ¿cómo la llevan adelante?   

-Es un camino que estamos transitando desde el primer día, pero además es un desafío a profundizar. La idea es llegar a las provincias, las ciudades, las localidades que están alejadas de la Capital Federal con compañeros, con organizaciones hermanas y con medios con lo que articulamos o pretendemos articular, siempre tratando de tener la versión de los que están en el lugar. No hacer federalismo desde una oficina en la Ciudad de Buenos Aires sino tratar de tener la voz de los protagonistas o los que están cercanos.

 – ¿Cómo se proyectan para este año?

-Viene un año político intenso, ahí nosotros estamos intentando ser protagonistas mostrando todas las luchas, los intentos de unidad y los distintos frentes que se están intentando conformar. A la vez, nuestro desafío interno, como grupo, es generar organización, intentar arrimar distintas voces y seguir insertándonos en diferentes redes de medios de comunicación dentro del campo popular. Creemos que ninguna lucha por separado tiene sentido y si no se articulan los esfuerzos es muy difícil pelear contra el enemigo que es inmensamente poderoso.

Por Violeta Moraga

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen