Un día con Nora Cortiñas

En el marco de la semana de la memoria se realizó el preestreno de “24Nora”, un recorrido de 24 horas junto a Nora Cortiñas, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Los realizadores de “24nora”, Juan Alaimes y Pablo Martínez Levy. Foto: Gentileza Canal Abierto.

El documental fue realizado por Juan Alaimes y Pablo Martínez Levy, integrantes del equipo de comunicación de Canal Abierto quienes acompañaron a “Norita” durante toda la jornada del 24 de marzo de 2018.

En los minutos previos a que se apaguen las luces para sumergirse en la pantalla grande, el nerviosismo tiene un punto central: ella no vio el documental con anterioridad.  

No se vio a si misma llegando a Aeroparque después de haberse levantado a las 5 de la mañana para volver de Bahía Blanca donde participó de unas actividades, tampoco llegando a su casa y abriendo sus puertas para continuar atendiendo llamadas que suenan en el teléfono fijo y el celular en simultaneo, una tras otra. Avisándole a la familia que aterrizó bien y contestando en las radios porqué es una aberración el 2×1. Tampoco que pasan las horas y ella no para: se sube nuevamente al auto y va camino a Plaza de Mayo. Camina a una velocidad en la que apenas se la puede seguir, entre cientos de personas que vienen y van preparándose para marchar por la gran avenida.

Almorzando a mitad de camino con amigos, poniéndose el pañuelo blanco, saludando a todos los que la buscan como queriendo encontrar en sus ojos brillantes esa fuerza capaz de sortearlo todo. Más tarde hablará en el escenario de espaldas a la Casa Rosada, pero no será el cierre. Norita siguen y llega a Nueve de Julio, donde se toma un colectivo hasta El Atlético, ex campo de concentración, donde hacen un homenaje y vuelve a trasmitir su aliento inagotable.

No se vio a sí misma volver bajo una lluvia torrencial cuando la noche ya estaba avanzada y abrir las puertas nuevamente y despedirse con su sonrisa siempre, tal vez por esa alegría de quien sabe que hizo lo que tenía que hacer, estar donde tenía que estar, más allá de todo.  

Norita Cortiñas un emblema de lucha y coherencia. Foto: Gentileza Canal Abierto.

“24Nora” culmina con aplausos encendidos. Ella dice “esto es ficción” y se ríe. Dice “qué grande que estoy”, yo pensé que era más joven. Dice, “las madres tenemos tantas cosas que hacer, no podemos envejecer”. Pide que su historia no sea la única porque hay muchas madres. Dice que le gustaría que agreguen algo de la historia de su hijo, porque es por ellos que están allí. Por los 30 mil. Porque es por el sueño incansable de justicia social por la que peleó toda una generación que ellas siguen saliendo a la calle y levantando sus banderas. Dice venceremos.

Nora incansable

“Nos preguntamos cómo sería abordar a Nora, una persona emblemática en nuestras vidas, en nuestros horizontes. Hay ríos de tinta que se escriben por ella, pero nos hacíamos la pregunta: cómo es un día de Nora. Llegado el 24 de marzo del 2018 asumimos esta idea de seguirla todo el día”, dice Juan Alaimes, repasando la inmensa tarea. 

“Tenía que ser algo íntimo, pero a la vez dejarle espacio para que ella tuviera un devenir en las calles. Fue la primicia del trabajo, que después siguió con una edición, observar ese caminar en varios aspectos de un día. Esa pregunta fundamental de qué hace y como lo hace fue nuestra curiosidad y queríamos acompañarla. Formalmente es un trabajo de observación”, completa.   

“El proceso de este año estuvo atravesado por llevar adelante este proyecto. Muchas veces registramos un pedazo de vida en acción y después lo editamos, pero en este caso particular nos estábamos metiendo con un emblema, un símbolo y todo lo que ella significa”, señala a su vez Pablo Martínez Levi y recuerda una parte fundamental del trabajo: “No terminaba con el registro, había que realizar una edición, y si bien uno tiene una idea, esto implicaba por un lado un privilegio pero también una gran responsabilidad. Un día es mucho tiempo, y el registro da cuenta de la incansabilidad de Nora”.

Finalmente Nora Cortiñas dice que da permiso para que lo pasen “sin mucho alboroto” y vuelve a insistir: “Me gustaría qua cada madre tuviera una película de un día de su vida, es un testimonio para siempre”. También señala:

“Me emociona el trabajo y al mismo tiempo nosotras estamos ahí porque tenemos a mi Gustavo y los 30 mil desaparecidos. Delante nuestro está la historia de nuestros hijos y nuestras hijas. Ahora viene este 24 de marzo y vendrán otros y estaremos miles en la calle. Seguiremos pidiendo lo mismo. Seguiremos extrañando a nuestros hijos. Pero mientras ustedes estén, va a haber la fuerza de la memoria”.

Por Violeta Moraga

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.