La semilla es vida, no mercancía

El oficialismo avanzó en un dictamen para modificar la Ley de semillas. Más de 300 organizaciones campesinas, de soberanía alimentaria y organizaciones sociales rechazaron este nuevo proyecto porque beneficia a las corporaciones del agro negocio y persigue a las y los pequeños productores. Conversamos con Juan Burba, militante del Movimiento Campesino Indígena de Mendoza.

“Básicamente lo que esta Ley permite es la persecución y criminalización de las familias de la agricultura familiar del Movimiento Campesino Indígena. Las persigue por hacer una práctica que se viene haciendo desde hace miles de años, la de cultivar y producir nuestras propias semillas.”

descargar

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen