Licencias familiares: otra victoria del feminismo en Río Negro

Las trabajadoras del Estado provincial podrán transferir sus días por maternidad  

img803
Las licencias por maternidad podrán ser compartidas por la madre, padre o núcleos convivientes. Foto: Duke.

 

La legislatura de Río Negro dio media sanción al proyecto que habilita a una mamá a transferir sus 120 días de licencia por parto al núcleo familiar. El texto, que podría convertirse en ley antes de fin de año, regirá sólo entre trabajadores del Estado.

 Así fue votado por unanimidad de los legisladores provinciales presentes y sienta un precedente que buscará extenderse a los municipios y gremios del sector privado.

 De esta manera, Río Negro se convertiría con la ciudad de Buenos Aires en las únicas dos administraciones públicas que habilitan una modalidad adoptada ya en otras partes del mundo.

 La demanda es una vieja bandera enarbolada por el feminismo que facilita el equilibrio de géneros en el mercado del trabajo. Meses atrás, el Centro Atenea informó que Río Negro es la séptima provincia con mayor inequidad: las diferencias salariales por igual tarea oscilan entre el 25 y 28 por ciento.   

 Según el análisis, los varones dedican al trabajo pago diez horas semanales más, en un promedio de 45 horas semanales contra 35 de las mujeres. El Centro Atenea lo atribuye a que las mujeres “no tienen opción sobre la responsabilidad socialmente asignada al hogar”.

 Cifras dadas a conocer por el Indec en 2013 explican que en los hogares con menores, el 64,1 por ciento de los varones participa de su cuidado, mientras que en iguales circunstancias el porcentaje de mujeres que se ocupa de estas tareas llega a casi el 94,1 por ciento.

 Al Margen entrevistó a Jorge Vallazza, el legislador del Frente para la Victoria que impulsó el proyecto en la provincia con Facundo López, de Juntos Somos Río Negro.

 – ¿Qué dice la ley?

-La ley modifica la vieja legislación que contemplaba una licencia de seis meses para la madre y de quince días para el padre en una licencia familiar. Esto quiere decir que los seis meses pueden repartirse entre madre y padre

 – ¿Sólo es transferible a padres?

-No, también contempla otras conformaciones familiares que la antigua licencia no incluía, como por ejemplo los matrimonios igualitarios o mujeres sin pareja con núcleos familiares convivientes

 – También se extiende el período de lactancia, ¿no?

-Claro, de doce a dieciocho meses

 -En términos concretos esto implica una reducción de la jornada laboral

-Sí, la madre puede hacer uso de este derecho durante la jornada laboral o bien reducir la carga horaria de la jornada

 – ¿Con qué espíritu impulsó la ley?

-Se adapta a los tiempos que corren. El concepto de licencia por maternidad se sustituye por uno de coparentalidad que puede ser cónyuge, coprogenitor o conviviente. La mayor responsabilidad en la crianza de un niño no está en la madre; hay responsabilidades compartidas. Así como el padre tiene derecho a esa responsabilidad compartida, la madre también tiene el derecho a desarrollarse laboralmente

 – ¿A quiénes alcanza?

-A quienes nos compete: a los empleados de la administración pública de la provincia. Los municipios podrán luego adherir y crear una normativa específica para sus empleados. El desafío es que se extienda a los gremios del sector privado que se rigen por las convenciones colectivas de trabajo

 -Por ejemplo: una mamá que es trabajadora del Estado, ¿puede distribuir su licencia a un tercero que no es empleado público?

No, sólo rige entre empleados de la administración pública

 – ¿A cuántas personas beneficiaría?

-No tengo ese dato. Sé que abarca al universo de 58 mil empleados públicos que tiene el Estado rionegrino

 – ¿Por qué decidió impulsar esa iniciativa?

-En mi equipo trabajan mujeres activistas en el movimiento feminista. Varias leyes que he presentado tienen perspectiva de género, como la de acoso callejero, la de cupo laboral trans en la administración pública provincial aprobada esta semana u otra de educación sexual integral.   

 

 Por Pablo Bassi

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen