“Buscamos construir soberanía educativa”

Conversamos con Fabián Viegas, referente de comunicación de la Universidad Nacional del Comahue sobre la actual situación de las Universidades Nacionales y las distintas estrategias de organización de la comunidad educativa frente a los recortes de presupuesto que están atravesando.

marcha educacion publicafoto- euge neme_24
Asamblea multitudinaria de la comunidad universitaria en la Plaza de los Pañuelos. Foto; Euge Neme.

– ¿Cuál es la situación de la Universidad Nacional del Comahue en este momento?

-Estamos hablando de instituciones públicas que dependen de presupuestos nacionales, de partidas presupuestarias que implican cuestiones edilicias, de mantenimiento y también de los sueldos de los trabajadores de esas instituciones.  Estamos hablando de personas, y la Universidad Pública es un espacio en donde lo que se busca justamente es construir lo que nosotros hemos denominado soberanía educativa. Es un espacio en donde la gente transita y no solamente se recibe, también se encuentra con otras realidades, otras problemáticas. Comprende el conocimiento en términos de comunidad, de encontrar los problemas comunes.

Por eso decimos que en la Universidad aprendemos a entender que tu problema es mi problema, y eso habla de una forma de construir relaciones y pensamiento de una manera muy particular, como históricamente lo han hecho las Universidades Públicas en Argentina.

Entendemos que la Universidad es muchas veces es objeto de ajuste principalmente porque de ahí sale la masa crítica que después recorre otras Instituciones. No es casual que la gente que pasa por la Universidad Pública identifica rápidamente problemáticas que pareciera que no tienen que ver con la realidad cotidiana de las personas. En la Universidad aprendemos a entender que determinadas políticas son justamente situaciones de políticas públicas que nos afectan a todos.

En este momento, la Universidad del Comahue tiene un gran déficit financiero, principalmente atrasos en dos partidas presupuestarias importantes que además viene acarreando un importante déficit en las partidas anteriores. Lo que se pagó ya traía un enorme atraso en la inflación. Todavía nos deben dos partidas presupuestarias, y necesitamos pagar no solamente los servicios, sino también se tienen que pagar los gimnasios para el profesorado de educación física, las salidas de campo para biólogos… un sinnúmero de cuestiones que son parte del presupuesto universitario más allá de los sueldos de los docentes.

-Frente a esta situación muchas Universidades Nacionales han decidido tomar las Instituciones ¿Qué medidas se tomaron desde la UNCo Bariloche?

-En ese sentido, el Comahue ha tomado un rumbo diferente. Desde hace meses se vienen haciendo asambleas en las diferentes sedes, algunas asambleas estudiantiles, inter claustro y no docentes. En el CRUB se han reunido el lunes pasado un grupo importante de estudiantes a debatir la propuesta que se había tirado desde la Facultad de Humanidades de Neuquén de la toma de toda la Universidad.

En toda la Universidad, los estudiantes entendieron que la toma no iba a aportar a las relaciones entre los estudiantes, a mover la vara… Lo se evaluó es que a este Gobierno no le importa si se toman o no las Universidades, sino que el impacto en todo caso es mediático y puede llegar a durar un día o dos. Se evaluó que lo importante realmente era movilizar la Universidad a las calles, mostrar lo que se hace, difundir las actividades, seguir pensando, creando y generando participación y unión entre los claustros.

Si se tomaba la Universidad se iba a dejar afuera a una enorme parte de la comunidad estudiantil y eso a largo plazo iba a ser perjudicial. Eso es lo que se votó en el CRUB y luego se volvió a discutir a nivel de toda la Universidad en Cipolletti. En una enorme asamblea, se calcula que participaron alrededor de 2.000 estudiantes, decidieron por amplia mayoría la negativa a la toma.

– ¿En Bariloche que cantidad de docentes y estudiante concurren a la UNCo?

-Actualmente concurren entre 1500 y 2000 estudiantes y hay unos 400 docentes y 20 no docentes.

– ¿Cuáles son las distintas manifestaciones que se están realizando?

-Creo que hay una visión bastante compartida de que ciertos repertorios de lucha de alguna manera sirven un montón para determinados momentos pero a veces no alcanzan. Se han pensado un montón de actividades para sumar a las medidas de reivindicación y protesta por el presupuesto.

Se están realizando clases abiertas y públicas y asambleas. Este martes a las 18hs. en la Sala de Prensa del Municipio habrá una charla sobre historia que se llama “100 años de Universidad Pública: De la Reforma Universitaria hasta nuestros días (1918-2018)” llevada adelante Luciano Arancibia Agüero. La idea es seguir haciendo más actividades. Realmente todo el movimiento de gente movilizada que está habiendo es muy reconfortante.

 

 

Por Fabián Agosta y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo Al Margen

Últimas Publicaciones