Lejos de resignarse, los Movimientos Sociales de Bariloche ponen primera

Esta mañana, la CTEP, CCC y el Abuelazo Bariloche protestaron en la sede de ANSES ante el trágico impacto que tuvieron en los barrios más pobres las últimas medidas de gobierno.

anses-ctep-6 de septfoto- euge neme_9
El «Abuelazo» junto a los Movimientos Sociales por aumento de jubilaciones y programas sociales. Foto: Euge Neme.

Este jueves las organizaciones sociales realizaron la primera protesta del plan de lucha lanzado días atrás en todo el país, que culminará el 25 de septiembre con el llamado de las centrales obreras a un paro general.

Exigen aumento en los planes de empleo, la Asignación Universal por Hijo e Hija (AUH) y la jubilación mínima, para contrarrestar la difícil situación que atraviesan sobre todo luego de la devaluación del 100% de la moneda. En Bariloche, se concentraron desde las 10.30 en la sede de ANSES (John O’ Connor 467).

“Los trabajadores de los sectores populares vemos afectada la capacidad de compra de alimentos, que se lleva el mayor porcentaje de nuestro ingreso. A muchos sólo les alcanza apenas para la harina, el aceite, azúcar. Ahorrar y mejorar la casa se ha convertido en un lujo”, explica a Al Margen Laura Ferman, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.

La crisis en la que están sumergidos los más pobres se manifiesta descarnada en la Oficina de Empleo Municipal de Ruiz Moreno, donde a diario un promedio de cien personas acude en busca de trabajo.

“Un termómetro del malestar es el regreso de muchos compañeros al uso de los servicios de la mutual Senderos, de la CTEP. Ahí no pagan coseguros y la concurrencia es mucho menor a la que vemos en el Hospital público”, agrega la dirigente.

El reclamo que hoy unifica a todos los movimientos sociales es un incremento en el salario social complementario -uno de los programas para los trabajadores de la economía popular-, que en diciembre llegará a los $6000 y hoy es de $5500.

También demandan un incremento en la AUH y la jubilación mínima, establecidas desde el primero de septiembre y hasta diciembre en $1685 y $8635, respectivamente. El nuevo cálculo de aumentos fue aprobado a fin de año pasado en el Congreso de la Nación, con policías reprimiendo las protestas en las calles.

anses-ctep-6 de septfoto- euge neme_13
CCC, CTEP y Barrios de Pie componen el llamado Tridente de San Cayetano. Foto: Euge Neme.

“Con esta fórmula los jubilados y asignatarios de la AUH habremos obtenido de marzo de 2018 a marzo de 2019 tan sólo un aumento del 19%”, anticipa Al Margen Marta Olivera, del Abuelazo.

“La situación de los jubilados rionegrinos es muy injusta: con Ipross accedemos sólo a un 50% de descuento en medicamentos, mientras nos debitan el 6,5% de nuestros haberes. A los afiliados a PAMI le deducen el 3,5% y a los trabajadores activos de la provincia el 4,5%”, agrega Olivera.

Aproximadamente son 14 mil los jubilados y pensionados en Bariloche y alrededores (Comallo, El Bolsón). En el Alto barilochense, en tanto, hay muchos adultos mayores sin los beneficios del Estado.

anses-ctep-6 de septfoto- euge neme_1
En la Anses se concentran los programas sociales del Estado Nacional. Foto: Euge Neme.

“Desde hace tres meses no sólo se acercan los pibes a pedir comida, sino también los ancianos”, cuenta Al Margen Jose Huenchuan, referente de la CTEP Bariloche. “Y la contención del Estado es nula: el comedor del vertedero, por ejemplo, donde se les ofrecía un plato de comida a los necesitados, fue desarticulado por la municipalidad”.

La caritativa decisión adoptada por María Eugenia Vidal de transferir mil millones de pesos más a los sectores humildes todavía no fue emulada por Alberto Weretilneck. “Nos presentamos en Viedma para pedir una entrevista con el gobernador, pero no tuvimos respuesta. Piensan que con un bolsón de comida van a calmar la situación”, acusa Huenchuan. “Ya vimos lo que pasó en Chaco: si esto sigue así, ocurrirá en todo el país”, advirtió.

La hoja de ruta de los movimientos sociales continuará el miércoles próximo, con cientos de ollas populares en todo el país para exigir la implementación de las cinco leyes que impulsa el sector: emergencia alimentaria, infraestructura social, agricultura familiar, integración urbana y emergencia en adicciones.

El 19 de septiembre, movilizarán a las empresas de servicios para insistir en la ampliación de la tarifa social y que el alza en los cargos sea retrotraída a valores de diciembre de 2015. Ambos proyectos ya fueron rechazados por Cambiemos en el Congreso y el último paquete de medidas anunciado por el ministro Dujovne.

 

 

Por Pablo Bassi

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.