“Quieren desaparecer la agricultura familiar.”

En el marco la movilización que se realizará el próximo miércoles 22 de agosto en el Centro Cívico en repudio al desmantelamiento que se está realizando dentro de la Secretaría de Agricultura Familiar y el INTA dialogamos con Fabiana Goye, productora de la Feria Franca Nahuel Huapi.

DSCN7392
La Feria Franca de Bariloche, una expresión de la agricultura familiar de la región. Foto: Gabriela Vazquéz.

– ¿Por qué han decidido sumarse a esta acción del miércoles?

-Desde hace tiempos estamos diciendo que está siendo desmantelada la Secretaría de Agricultura Familiar, que corre riesgo el trabajo de los técnicos de la Secretaría y también del INTA por los recortes que está haciendo el Estado. Decidimos convocar este miércoles a las 10 de la mañana en el Centro Cívico a una feria de exposición de la agricultura familiar en repudio a los despidos, el achique y vaciamiento que el Gobierno Nacional está realizando.

Estas medidas se van a realizar en otros lugares también, la convocatoria fue abierta a nivel nacional con otros compañeros de la agricultura familiar y organizaciones. Cada uno en su lugar va a hacer alguna manifestación en desacuerdo con estas decisiones que ha tomado el Estado. Nos han dicho que en esta semana entrante estarían llegando 80 telegramas de despido a Río Negro hacia los técnicos de la Secretaría y algunos del INTA.

Nos quedamos sin Monotributo Social Agropecuario que era una de las políticas públicas que habíamos logrado llevar adelante. Lo recategorizaron, lo perdimos. No tenemos el Registro de la Agricultura Familiar, no tenemos más el Registro de las Organizaciones de la Agricultura Familiar. Tenemos una Ley que fue sancionada y aprobada y está aún sin reglamentar a nivel nacional. A nivel provincial tenemos la Ley de Agricultura Familiar cajoneada, sin presupuesto. Tenemos el Sello de la Agricultura Familiar que es el Sello que está hecho a nivel de las organizaciones que participan del Mercosur, es un Sello de procedencia que está sin implementar.

Claramente lo que quieren es desaparecer la agricultura familiar, es lo que nosotros sentimos. Los pequeños agricultores somos los que proveemos el alimento a cada uno en su mesa. Sabemos que los grandes productores y los grandes empresarios exportan, no dejan su producción al pueblo en la Argentina. Sin Secretaría para nosotros va a ser tremendo porque no vamos a tener ningún tipo de política pública que nos ayude, que nos acompañe.

– ¿Cuál es tu rol dentro del Mercado Comunitario de Bariloche?

-Pertenezco al Directorio representando a los productores, al sector productivo de la agricultura familiar.

– ¿Cuál es la importancia de los técnicos y que implicaría la recategorización del Monotributo Social Agropecuario?

-No tener el acompañamiento de los técnicos en el territorio es tremendo, porque gracias a ellos podemos acceder a programas, capacitaciones, a tecnologías que van saliendo adecuadas para el sector.

Al no tener el Monotributo Social Agropecuario no podemos facturarle al mercado, por lo tanto el mercado no nos puede comprar, eso nos perjudicó terriblemente. El recategorizarnos hoy en día implica incrementar más el valor de nuestra producción, porque si tenemos que pagar una nueva categoría de un Monotributo, va agregado al valor de nuestro producto, entonces se encarece. Es todo una cadena que le va a afectar al consumidor.

Todas estas cuestiones nos llevan a volver a tener que vender en negro, clandestinamente. Nosotros habíamos logrado valorizar nuestro trabajo, poder vender en blanco sin escondernos de nadie. Acceder a una jubilación digna. No vamos a tener los aportes para jubilarnos, cuando el sector del campo es el que más sufre, el que más trabaja, el que más perjudica su salud cuando pasa el tiempo. Es un trabajo muy difícil y esforzado. Con ese Monotributo teníamos obra social y aportes, cosas que hoy perdemos.

Algo que no quiero dejar de mencionar es el rechazo a la Ley de las Multinacionales Bayer y Monsanto, el rechazo al patentamiento de nuestras semillas nativas y criollas. Vienen por nuestro sector, vienen por nuestros alimentos. La gente tiene que tomar consciencia de que si patentan nuestras semillas se encarece todo el producto. Lo va a pagar el consumidor, porque afecta a todas las semillas bases como el maíz y el trigo. También vienen por la tierra y por el agua…Está todo “agarradito de la mano”.

 

Por Fabián Agosta y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo Al Margen