No al cierre de la Línea 102

Distintos espacios de mujeres siguen manifestando el rechazo absoluto al cierre de la Línea 102. El dispositivo fue puesto en funcionamiento en el año 2013 para recibir y atender a mujeres que denuncian situaciones de violencia.

18dbb3b8-ea93-450e-8559-cb02e3ad82aa
El Colectivo feminista Ni Una Menos se juntó con el Intendente para evitar el cierre dela Línea 102.

La noticia ya venía circulando y este martes, representantes de la asamblea “Ni una menos Bariloche”, espacio que integra el Colectivo de Mujeres Al Margen, planteó su rechazo y diversas  inquietudes al Intendente Gustavo Gennuso, en una audiencia que se concretó en la municipalidad.

La Línea 102 funciona a lo largo del año durante las 24 horas. Actualmente un promedio de 84 mujeres llaman por día al dispositivo, donde son atendidas por personal capacitado que conocen la ciudad, sus instituciones y, además, realizan seguimiento de cada caso.

Es por esto que el anuncio de Gennuso de cerrar esta línea para que sea absorbida por la línea nacional 144 encendió nuevamente la alerta de las organizaciones que vienen trabajando hace mucho tiempo de manera territorial, haciendo frente a una situación que lejos de resolverse sigue en alza: en Bariloche se triplicaron las causas judiciales por violencia de género.

“Es un dispositivo de emergencia fundamental. Muchas de las mujeres que llaman, no lo hacen sólo para asesorarse sino en situaciones en las que está en riesgo su vida”, señaló Florencia Taylor, del Colectivo de Mujeres Al Margen. Es además difícil imaginar cómo se va a poder llevar adelante el servicio, con personal que no conoce el territorio, ya que a partir de ahora, quienes llamen serán atendidas en Buenos Aires, situación que hace dificultoso el acompañamiento debido a que no conocen la zona, ni las instituciones locales. “No es lo mismo que te atienda una persona en pleno centro de Buenos Aires, que no sabe dónde estás, cómo es climáticamente el lugar, que no tiene puntos de referencia sencillos: si hay o no una remisería o si pasan los colectivos, a que te atienda una persona en Bariloche que puede ayudar en la logística, con indicaciones claras y precisas”, indicó.

De llevarse adelante el desmantelamiento del servicio, como reclama Nación, se echaría por tierra todo el trabajo realizado para sostener una herramienta de plena utilidad, que permite concretar intervenciones urgentes en casos de enorme riesgo, salvando la vida de las mujeres.

“Las mujeres que trabajan en la 102 son personas muy comprometidas con su trabajo, si es necesario se acercan a verte, activan la guardia de primeras horas, articulan con el refugio. Nos da mucha pena que la desactiven porque llevó un tiempo largo de formación y capacitación. Estos equipos no se consiguen de un día para el otro”, agrega Taylor y señala que hay una falta de crédito a lo que ese trabajo significa: “es una pérdida enorme para las mujeres. Sirvió y sirve para salvar vidas, no es lo mismo que esté  a que no esté”.

De esta manera, se hace nuevamente hincapié en que la línea 144 no podrá reemplazar este dispositivo, como se pretende. Asimismo, en el caso de las estadísticas, que es otro argumento que ha circulado, perfectamente podrían sumarse las locales a las nacionales. “La idea es que quede todo centralizado en la línea 144, pero las organizaciones creemos que la 102 es un servicio que funciona, las mujeres la identifican, es una línea de confianza y es gente que conoce el barrio, conoce en el día a día cómo funcionan las instituciones, es muy difícil obtener esto llamando a Buenos Aires”, señalan desde el Colectivo de mujeres.

En este marco, en la reunión de ayer, las mujeres solicitaron ser convocadas a un encuentro con la responsable nacional del Instituto Nacional de las Mujeres a Bariloche, Fabiana Tuñez, que estará en Bariloche durante julio, para poder plantear estas inquietudes, intentando lograr un acuerdo para que la 102 quede abierta. Hay serias preocupaciones por lo que implica este desmantelamiento, sumado al que se producen en otras áreas del Estado, que lejos de garantizar derechos los vulneras días tras día.

 

Por Violeta Moraga 

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen