“Nos agitan como fantasmas para decirle a la gente que no salga a la calle”

Se reactivó la causa por los saqueos en el supermercado Chango Más en Bariloche del 20 de diciembre de 2012 con la formulación de cargos contra seis imputados. Conversamos con José Paredes, uno de los procesados.

 

img001

Postal de los saqueos del 2012. Foto: Chino Leiva.

– ¿Qué hacías vos antes del 20 de diciembre del 2012?

En ese momento integraba la Cooperativa 1° de Mayo que después se disolvió cuando nos metieron presos y nos dieron de baja del Registro Nacional de Cooperativismo del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social).

La cooperativa no existe más. Con el municipio la única relación que teníamos era de trabajo, nosotros hacíamos veredas y un día después de los saqueos nosotros teníamos que cobrar un mes de trabajo y ellos quisieron hacer parecer como que el Gobierno a nosotros nos había pagado. El pago lo repartíamos entre todos los compañeros, era de $1000 cada uno. En ese momento también estábamos pidiendo una fábrica textil para fabricar ropa a nivel industrial para venderle al Estado y a las empresas. El proyecto nunca salió, nunca prosperó.

Después del saqueo y de las fiestas nos detienen el 13 de enero de 2013. Nos trasladan al penal de Viedma donde estuvimos un mes detenidos. Después nos trasladaron a Dina Huapi en donde estuvimos detenidos siete meses acusados por los saqueos.

– ¿Por qué te parece que en este momento se reabre la causa?

-Los saqueos ocurrieron por una desidia, porque el Estado nunca hizo lo que tenía que hacer, nunca trabajó con los barrios vulnerables. Hoy por hoy creo que como hay una crisis que está atravesando todo el país nos agitan como fantasmas para decirle a la gente que no salga a la calle.

– ¿Cuál es tu situación procesal en este momento?
-Estamos siendo otra vez acusados por el Fiscal Pichetto. Habíamos sido acusados por él mismo en una elevación a juicio que pidió dos años atrás. Después anuló su requisitoria fiscal y ahora nos vuelve a acusar con la figura del nuevo Código Penal.

– ¿Qué podría pasar en caso de prosperar esta nueva acusación?

-No tendría por qué prosperar porque la Fiscalía nunca contó con pruebas para condenarnos y hoy lo está haciendo para agitar fantasmas. Ellos nunca nos pudieron acusarnos a nosotros a lo largo de estos cinco años porque nunca tuvieron pruebas. Nosotros no hicimos nada, nosotros estuvimos en la protesta social pero no tuvimos nada que ver con los saqueos.

– ¿Cuál es tu situación actual?

-Yo vivo en Viedma con mi familia. Soy criancero, estoy criando animales, chanchos pavos, gallinas, algunas ovejas. Actualmente estoy con una cooperativa de reciclaje, soy el presidente. Estamos reciclando basura para sobrevivir.

– ¿Qué paralelismos ves vos entre lo que pasó en el 2012 y lo que pasa hoy?

-El hambre se nota. Se nota en las calles y se nota en los barrios bajos. Nosotros vivimos la realidad todos los días, hay hambre. Nosotros vivimos de la autogestión, vendiendo lechones o lo que tengamos y hoy por hoy no podemos vender porque la gente no tiene plata.

Te das cuenta enseguida, automáticamente de que no hay plata, la gente no tiene nada en el bolsillo, no tiene para llevar a comer a sus hijos.

La causa esta nos ha perjudicado tremendamente porque hoy no podemos conseguir un trabajo en blanco ni nada por el estilo. Por eso yo me dedico a la autogestión, porque conseguir un laburo en “blanco” siendo José Paredes, listo, no te llaman nunca más.

Decidí no salir a buscar más laburo y hacer autogestión. Hoy lo estoy haciendo, con eso estamos sobreviviendo con la familia y con el reciclado. Trabajamos de eso, vendemos chatarra y cartón y con eso llevamos comida a la casa.

 

Por Fabián Agosta y Julia Biagioli

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

 

A %d blogueros les gusta esto: