Catedral: los vecinos ponen un primer freno a la entrega del Cerro

La noticias fue una bocanada de aire en la larga lucha que vienen llevando adelante los vecinos autoconvocados de Bariloche para que se revise la extensión de la concesión al Cerro Catedral que el municipio pretende firmar con el grupo empresarial CAPSA (Catedral Alta Patagonia S.A.) hasta 2056.

CATEDRAL_42
Los vecindad autoconvocada por el Cerro logro un pequeño triunfo en el día de hoy. Foto: Euge Neme.

La Cámara de apelaciones civil y comercial de Bariloche dio curso al amparo presentado la semana pasada por “vecinos autoconvocados por un cerro para todo Bariloche” para que se respete el derecho a la participación y se continué con el proceso de iniciativa popular, que tuvo el aval de 3.354 ciudadanos que rubricaron con su firma la demanda.

Tras admisión del recurso por parte del juez Emilio Riat, el municipio tiene tres días para dar una respuesta. Una vez cumplido ese plazo la Cámara tomará una decisión.

“Esto significa que la Municipalidad tiene que dar información a la justicia sobre el caso y ésta va a tomar una decisión sobre si se le da lugar al amparo o no”, explica Guadalupe García, integrante de Vecinos Autoconvocados y destaca la importancia del avance. “En principio no se rechazó la demanda, que es importante dadas las dificultades que hemos tenido en este proceso”. Recordemos que se ha denunciado públicamente que algunos integrantes de la Junta Electoral no cumplieron con su labor pública de certificar las firmas. Asimismo, se supo que hubo comisarías donde llegaron a querer cobrar este trámite.

El martes pasado Gustavo Genusso promulgó el proyecto aprobado por el Concejo Deliberante y redactado por él junto a la empresa CAPSA, que prorroga con ocho años de anticipación y hasta 2056 la concesión del cerro Catedral. Ahora, resta que se promulgue en el Boletín Oficial tras lo cual se firmaría el contrato. “Lo que pedimos es que no se avance en esto, que el Intendente deje en suspenso la firma del contrato hasta tanto se resuelva la iniciativa popular”. Esta instancia es un derecho que figura en la Carta Orgánica de esta ciudad, así como la posibilidad de obligar a la intendencia de realizar un referenendum vinculante, algo que se realizaría en una segunda etapa en la cual se deberían conseguir 10 mil firmas.

“Hemos tenido una respuesta muy buena de la comunidad, por ese lado estamos contentos, pero también nos da bronca porque los concejales deberían trabajar para el pueblo y no para sus intereses y los intereses de los privilegiados. Estamos luchando contra una empresa que tiene medios, plata, poder, tiene todo lo que nosotros no tenemos, pero tenemos voluntad, nos estamos enfrentando a un monstruo grande”, agrega García.

También  Claudio Thieck, uno de los vecinos que hizo hoy su voz en la banca de vecino en el Concejo Deliberante manifestó la importancia de esta instancia. “Nos quieren imponer una re licitación a puertas cerradas, pero esto nos daría la posibilidad de que sea más democrático, que elija el pueblo”, dijo. “En tres días el Ejecutivo tiene que resolver si toma la consulta popular o no. Está buenísimo que la justicia nos haya escuchado y acompañe al pueblo, porque nos han puesto muchísimas trabas”.

Claudio sintetizó algo que dejó expuesto en la audiencia: “Esta concesión es un impulso tomado sin hacer una consulta al pueblo, sin convocar a las 140 juntas vecinales. Las personas no son números, son ciudadanos y se quieren sentir integrados. Nadie está en contra del desarrollo, pero es necesario que tomen en cuenta al pueblo antes de tomar decisiones. No están para regalar el cerro, patrimonio y corazón de Bariloche”, expresó sobre la cuestión social, a la que se le suma el perjuicio ambiental, dado la falta de informes de impacto y el tipo de desarrollo inmobiliario que quieren imponer. “Se llevan puesto todo”, concluyó.

 

Por Violeta Moraga

Equipo de Comunicación popular Colectivo al Margen