¿Mi Bus, Tu Bus, Nuestro Bus?

El transporte es un derecho. ¿Se cumple en una ciudad que tiene el boleto de transporte más caro del país? Conversamos con Ángel Vainstein, referente de la Multisectorial por el Transporte sobre el monopolio que rige en la ciudad, las ganancias no declaradas de la empresa que logró un nuevo aumento del boleto y el rol fantasmal de la Comisión de Seguimiento del Transporte.

 

nota transporte foto Euge Neme_1
Bariloche tiene el boleto mas caro del país y sin tarifa plana. Foto: Euge Neme

– ¿Cómo y por qué se formó la Multisectorial por el Transporte?

– Ante los reiterados aumentos del transporte público de la empresa Mi Bus y el silencio cómplice del Municipio, se conformó este espacio en agosto del 2017. Con un conjunto de vecinos decidimos comenzar a organizarnos, para tratar de evitar un incremento en el transporte, porque de a cuerdo al análisis de nuestros técnicos y profesionales, entre los que hay ingenieros y economistas y gente que sabe mucho de este tema, determinamos que la tarifa estaba absolutamente sobrevaluada, en más de 5 pesos por pasaje. Como si fuera poco, en la actualidad la empresa logró un nuevo aumento y llevó el boleto mínimo a casi 20 pesos. No se trata, como en otros casos, de una tarifa plana, que es cuando es la misma para cada uno de los recorridos, sino de una tarifa por secciones. O sea que, si la tarifa mínima es de 20 pesos, la de la última costará cerca de 45 pesos. Para un trabajador, una jubilada, que tiene que trasladarse del Alto a los Kilómetros tomando dos colectivos, es imposible para su presupuesto. Sobre todo, teniendo en cuenta que el techo establecido para las paritarias de los salarios es del 15 %. En resumen, desde enero 2017 a enero 2018 Mi bus ha aumentado el boleto ya un 53 %, cuando la inflación de acuerdo alINDEC fue del 23,5 %.

– La empresa asegura que esta licitación no da ganancia suficiente. ¿Se sabe cuáles son sus ingresos? ¿Por qué creen que el precio está sobrevaluado en 5 pesos?

Mi Bus es una empresa sanjuanina, que tiene diferentes inversiones en otros rubros y el transporte no es su inversión central. No obstante, la ganancia de la empresa en este rubro es extraordinaria, fabulosa. Están ganando 100 millones de pesos anuales. Guardan esa información bajo 7 llaves, porque no pueden justificar este costo del boleto. Gracias a eso somos la ciudad del país que tiene la tarifa de transporte público más caro. Neuquén es la segunda ciudad con el boleto más alto, pero tiene una tarifa plana.

Y esta cifra la hemos analizado con los mismos datos de la empresa, porque no hemos obtenido un solo dato por parte del Municipio. Al respecto hemos presentado pedidos de informes, y pronto despacho, que no han sido respondidos cuando actualmente rige una ordenanza de información pública a la transparencia y la información. En la audiencia del boleto me contestaron que la Comisión de Transporte se reúne una vez por mes y no tuvieron tiempo suficiente…Las ganancias de Mi Bus son fabulosas. Para que tengas una idea, la totalidad de sus costos que declara, suma los 280 millonesincluido la amortización de los vehículos que deberían amortizarse en diez años (que es lo que dura la licitación) y ellos los amortizan en 5 años.

Si multiplicamos 12 millones de pasajeros por año por 20 pesos nos da 240 millones. Además de que recibe todos los meses un subsidio nacional por 10 millones de pesos. Eso nos suma 360 millones de ingresos, contra los 280 de gastos totales. Solo ahí hay 80 millones de ganancia neta. Y no contamos el rubro de publicidad de los colectivos, que serán de unos 7 millones de pesos más.

Además, ellos calculan 12 millones de pasajeros anuales a 20 pesos, pero muchos de ellos pagan más por viajar en otras secciones más largas. Todo eso es ganancia neta que va al bolsillo de la empresa. Con esas cifras llegamos a los 100 millones de pesos de ganancia. En la audiencia pública se dijo cómo se hace la fórmula de aumento del boleto, pero no cuánto gana la empresa. No lo pueden explicar, no lo pueden justificar, porque es un robo.

– ¿Qué rol juega la Comisión de Seguimiento del Transporte? ¿Hay representación de los usuarios?

– El otro gran problema de esta cuestión es la complejidad del Municipio. La Comisión de Seguimiento de Transporte está integrada por tres miembros del ejecutivo, el concejal Ávila y Daniel González del Pro…

Uno de los miembros del ejecutivo es Carlos Catini, que fue titular de Tránsito y que actualmente está involucrado en un caso en la fiscalía por las presuntas dádivas recibidas por la empresa que tiene que controlar. Eso es descarado y cínico. ¿Cómo puede ser que los principales interesados que son los usuarios no estén representados en esta comisión? Hay una ordenanza al respecto presentada por la concejal Ana Marks que está cajoneada.

Hay un estado ausente, así como estuvo ausente con el contrato, porque este es un contrato elaborado por Mi Bus y firmado de rodillas por el Municipio, porque tiene clausulas absolutamente leoninas a favor de la empresa.

Además, sus reuniones, sus actas deben ser públicas y esto no es así. En el último aumento que lleva el boleto a 16,40 pesos, Mi Bus presentó el pedido de aumento, al día siguiente era feriado y al día siguientela Comisión de Transporte lo aprobó. Jamás en la administración pública hemos visto semejante eficiencia. Porque teóricamente Mi Bus tiene que presentar toda la documentación: comprobantes de gastos, salarios, aportes, y requiere toda una auditoría que te imaginás que en 24 horas no se hace.

Desde siempre, todos los aumentos que proponen las empresas fueron aprobados en su totalidad, cuando podría ser aprobado en forma parcial. En los aumentos anteriores de Mi Bus, la rentabilidad de la empresa se estimó en un 17 %. En este caso es del 20 %. El cálculo que hacemos es que en 5 años la empresa gana 700 millones de pesos.

Yo soy economista y tengo la certeza que estos empresarios no van a hacer una inversión de 100 coches 0 kilómetro que cuestan casi 2 millones por unidad, sin tener la certeza de que va a ser un negocio sumamente rentable. Atrás hay estudios de marketing y de mercado que lo avalan.

nota transporte foto Euge Neme_3
La gente de a pié ve afectados sus ingresos por una tarifa onerosa. Foto: Euge Neme.

– Estuviste en la audiencia pública de febrero. ¿Qué sensaciones te llevaste?

– La audiencia tuvo mucha repercusión, primero porque hacía muchos años que no había una audiencia por el transporte con semejante cantidad de oradores y público, algo que les molestó. A pesar de que convocaron a un horario de la tarde donde muchos no pueden asistir, los vecinos se acercaron masivamente. Con esta medida trataron de evitar cualquier tipo de democracia participativa. Al respecto, el Jefe de Gabinete municipal argumentó en la audiencia que no hacía falta porque los usuarios están representados en los concejales. Entonces, yo les pregunté ¿cuáles concejales: el de la mayoría automática en el Concejo o el del ajuste salvaje del Pro? Pasa lo mismo con la comisión que se conformó por el tema de la licitación del cerro Catedral donde no hay una sola oposición, son todos oficialistas.

Respecto al amparo colectivo que ordenó a la Municipalidad que en el plazo de diez meses comience a cumplir gradualmente con los colectivos accesibles para personas discapacitadas. ¿Creen que se va a cumplir con ese fallo?

– Vence en abril de 2018 y no se ha hecho nada al respecto. Tenemos información que el Municipio está negociando con el juzgado una extensión de plazos, pero no va a cumplir con la sentencia. No hay señales al respecto con que cumplan con que el 30 % del transporte sea accesible. Por otro lado, desde el Concejo local de personas con discapacidad, el cual presido, hemos solicitado enorme cantidad de veces información la cual jamás obtuvimos.

– ¿Cómo sigue la cuestión respecto a la fija de la tarifa? ¿Qué creen que va a pasar?

– Creo que, a nivel político más general, el Municipio está acorralado en diferentes planos, ya que lo de Capsa es un escándalo que tiene un costo político muy grande. Entonces, la Comisión de Transporte trata de postergar la decisión del aumento para que no se les junten. Pero cuando contesten, la ordenanza dice que tienen que fundamentar a los 11 oradores presentes en la audiencia que cuestionaron el aumento. Si eso no es así, la audiencia se considera nula y va todo hacia atrás.

La contratación con esta empresa es absolutamente ilegal, porque sancionar un pliego en el Concejo es todo un proceso: tiene que haber un borrador, aprobarse y abrir un pliego de licitación. Y las ordenanzas dicen que cuando una licitación queda desierta, como fue este caso, hay que contratar en forma directa y se tiene que hacer con el pliego. O sea que desde el mismo momento de la firma del contrato, es ilegal. Nosotros vamos a movilizarnos y denunciar al respecto y no vamos a dejar de utilizar la vía judicial.

– ¿Hay experiencias en otras ciudades del país a replicar en la ciudad? ¿Es imposible pensar en una alternativa de transporte estatal?

– Hace décadas que vivimos de crisis permanente sobre el tema del transporte cualquiera sea el gobierno. Hay que estudiar otras alternativas y modelos para el futuro, no solamente decir no, sino hacer propuestas concretas.

Tenemos el boleto de transporte urbano más caro del país, con un monopolio que tiene una dimensión muy grande y que se llevan 100 millones de pesos anuales que justifican diciendo que es por el clima, la topografía del lugar, el invierno, etc.

Sin embargo, hay experiencias de otro tipo, por ejemplo, en Rosario, donde la Municipalidad asume otro rol. Si la ganancia es tan importante, ¿por qué no la puede asumir la propia Municipalidad?

– Mi Bus se quejó por la falta de subsidios y la cantidad de pasajeros que viaja gratis. ¿Qué opinan de eso?

– Hay una discusión con el tema de los kilómetros donde la empresa se queja constantemente, pero es mentira ya que en el contrato figuran 900.000 kilómetros, cuando recorren poco más de 600.000. Además, el precio del combustible incide un 10 % en el costo total de la empresa, y un aumento del 10 % del combustible incide en un 1 % en el aumento del boleto. Desde todo punto de vista está justificada nuestra posición, no es que somos necios. Yo fui auditor muchos años de mi vida y por experiencia sé que cuando una empresa infla un presupuesto. Sin embargo, la Municipalidad toma los números de la empresa como si fuera algo sacrosanto.

Es una falacia que se utiliza como caballito de batalla por la empresa cuando dice que hay más de 2 millones de pasajeros por año que no pagan el boleto. Esto es falso, porque están subsidiados, como por ejemplo con los jubilados y las asignaciones universales. Lo que intentan como estrategia es enfrentar a los usuarios, entonces dicen que la culpa que el boleto sea tan caro es que hay muchas personas que no pagan: discapacitados, estudiantes, etc. Incluso el Intendente propuso sacar una tasa municipal, un nuevo impuesto para subsidiar a la empresa por la supuesta parte que no recibe. Una entrega total.

 

Por Sebastián Carapezza

Fotos: Eugenia Neme

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen