Luchando por el aire

(por Santiago Brunetto/El Furgón) Desde este lunes el canal comunitario Barricada TV comenzará a transmitir a través de la Televisión Digital Abierta (TDA). Lo hará pasado un año y medio desde que la por entonces existente Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) le otorgara la licencia para emitir desde el espacio de frecuencia 33.1. En ese momento, Barricada TV se encontró con que la señal estaba ocupada ni más ni menos que por Canal 13. “Prendíamos nuestro transmisor y teníamos al multimedio más importante del país tapándonos la señal”, cuenta Luciana Lavila, responsable de programación del canal que funciona desde la fábrica recuperada IMPA, en el barrio porteño de Almagro. “Estuvimos un año y medio con la señal tapada. La postura del Estado se basó en argumentar que era un problema entre privados, como si no tuviera que regular”, explica.

BTV 6

Para la comunidad de Barricada TV, 2016 fue un conjunto de idas y venidas legales para recuperar lo que debía ser suyo; la resolución 35/AFSCA/15 expresaba claramente que Canal 13 sólo podía ocupar el espacio 33.1 de manera experimental, desalojándolo una vez que la señal fuera adjudicada por concurso a otro medio. “Esto se terminó resolviendo porque nosotros no dejamos de insistir: en la calle, con el acompañamiento de otras organizaciones de medios alternativos y mediante vía judicial al Estado que, luego de un amparo, finalmente tuvo que reconocer que Barricada ya tenía señal asignada. Así nos reasignaron a otro canal, que es una gran noticia porque podemos empezar a transmitir pero que, por otro lado, implica que el espacio que había sido determinado para nosotros se lo termine quedando Clarín sin tener que hacer absolutamente nada”, agrega Lavila.

En diciembre del año pasado, el Ente Nacional de Comunicación (ENACOM) decidió trasladar a Barricada TV al canal 32.1. Desde ese momento, en el canal comenzaron a trabajar para preparar lo que significará el paso más importante de su historia.

BTV 1

“Transmitir en TDA impacta en todos los sentidos –analiza Lavila-, no sólo por la ampliación de la audiencia sino porque acarrea otras responsabilidades que tienen que ver con el hecho en sí de tener una pantalla de televisión propia y de hacerlo de un modo que represente nuestros valores, nuestro compromiso que venimos sosteniendo desde antes. Esto genera muchas discusiones internas, que son constantes y muy fructíferas. Siempre tenemos presente cuales son nuestras fuentes básicas: el pueblo organizado y la gente en las movilizaciones. Esos principios no cambian, pero un canal de televisión no es sólo una pantalla militante y en ese sentido hay que empezar a pensar los formatos, los géneros, en otro modo de hacer las cosas al establecido: cómo hacer para plasmar en las formas de un canal de televisión todos esos valores que tenemos y por los cuáles militamos para empezar a subvertir el sentido común que se ve todos los días en los medios”.

-¿Qué se va a ver en Barricada TV?

-Se van a encontrar con una programación bastante diversa. La idea es hacer una pantalla lo más variada posible para tratar de llegar a otros públicos, que Barricada se asiente en el zapping, que te encuentres con el canal como te encontrás con cualquier otro y te pongas a ver qué hay ahí para descubrir una programación alternativa. Son programas producidos por el colectivo Barricada: desde el noticiero popular hasta música, cocina, deportes, etc.; y también hay producciones de otras televisiones populares, productoras independientes del interior del país y del resto de Latinoamérica. La premisa es hacer programas que muestren esas realidades que son cercanas pero que no aparecen en los canales establecidos. Por eso, también estamos en territorios de otros puntos de la región latinoamericana a través de una red de corresponsales de medios alternativos, en la que aportamos mutuamente con gente de Venezuela, Perú, Chile, Colombia, etc.

También tenemos un proyecto de ficción pensado con el grupo de teatro de IMPA, estamos empezando a armar algo aunque todavía no pudimos empezar a grabar; queremos hacer ficción diferente. Uno está acostumbrado a mirar televisión y encontrarse con un formato establecido: el tiempo de duración, la estructura del guión, la escenografía, etc.

BTV 5

-¿Y cómo se hace para desafiar al sentido común desde un canal de televisión comunitario?

-Creemos que hay que empezar a apuntar a la masividad, eso es central a la hora de discutir sobre este tipo de medios, saltar el cerco y dejar de hablarnos entre nosotros para apuntar a otros públicos. Justamente en un momento en el que hay tantos conflictos, este tipo de experiencias son centrales para darle lugar a reclamos que en otros medios no existen. Y la única forma que estas experiencias se hagan carne en la sociedad es tomarlas como una herramienta político-comunicacional. Nosotros lo pensamos así, no somos solamente un canal de televisión, tenemos una relación dialógica con organizaciones políticas y nos hacemos cargo de que Barricada es parte, que no sale a la calle sólo para cubrir los acontecimientos sino sintiéndose parte de ellos. El sector de la comunicación alternativa para nosotros es un sector más del pueblo organizado.

-¿Cuál es el estado de organización política del sector?

-Creo que a partir de 2002 comenzó a verse un proceso de organización popular en general del que nosotros nos sentimos parte. En nuestro sector hay una perspectiva de unidad que en otros momentos no estaba presente. Creo que las cosas que hemos conseguido las hemos conseguido por juntarnos y salir a la calle a defender los derechos; esto se expresa un poco en la formación de lo que es INTERREDES, que es un conjunto de organizaciones de medios que venimos interviniendo en conjunto y que es una gran herramienta para plantear los problemas que se nos presentan. Es un proceso interesante que logró aglutinar todas las experiencias para salir a la calle todos juntos, nos plantamos en la puerta de ENACOM cuatro veces en un año.

BTV 3

-Esas cuatro marchas se organizaron porque ENACOM no está pagando los Fondos de Fomento Concursables (FOMECA) de 2015 ni anunciando los ganadores de 2016. Los FOMECA son la principal fuente de financiación de los medios comunitarios. ¿Cómo se hace para sobrevivir sin ellos?

-Centralmente tiene que estar el Estado, no se puede sobrevivir sin eso. Por eso nosotros exigimos que los FOMECA se mantengan, que sea por concursos públicos y transparentes como debe ser, pero que sigan existiendo. Barricada, sin la financiación de los FOMECA, difícilmente podría haber digitalizado los equipos, por ejemplo. Después, por supuesto, hay que dar otras discusiones sobre el financiamiento. Sobre la pauta estatal, por ejemplo, donde la torta, que es millonaria, está repartida por muy pocos que además tienen financiación por publicidad privada. ¿Por qué nosotros que somos tan legales como todos no podríamos recibir también esa pauta? Y también hay que plantear el debate internamente, empezar a pensar modos de financiamiento al interior del sector. Discutir cómo las organizaciones se hacen cargo de experiencias como esta; que puedan aportar mediante un programa o simplemente para que puedan sustentarse las experiencias.

-Hay una relación de fuerzas desigual entre el sector de los medios comerciales concentrados y los medios sin fines de lucro, y el Estado cumple un rol esencial en ese contexto. ¿Cómo se vive esa relación desigual con una política de Estado que explícitamente favorece al sector concentrado?

-Es inevitable que el Estado empiece a escuchar a estas experiencias. Durante un montón de tiempo fueron subestimadas, pensaron que no iban a ser molestas, que nos iban a ganar la pulseada fácilmente. Evidentemente, se encontraron con un sector más organizado del que pretendían, que venía discutiendo hace mucho internamente, que venía interviniendo fuertemente en la comunidad y que no se iba a dejar pasar por arriba. Lamentablemente estamos en un escenario en el que somos muy pocos medios legalizados; puntualmente en el sector audiovisual, en el área metropolitana, somos tan sólo cuatro canales legalizados: Barricada y Urbana en CABA, Pares que es de Luján y Comarca Si de Florida. Eso produce un cerco pero también genera que tengamos que seguir exigiendo por el resto de las experiencias, para que tengan su lugar legal. Y también seguir luchando para cuidar nuestro lugar en la discusión en general; si es que se está discutiendo una nueva ley de comunicaciones nosotros tenemos que estar ahí para volcar nuestra experiencia, pensando en los errores y las virtudes de la ley anterior para mejorarla. Yo creo que hay un fortalecimiento del sector pero que se encuentra con una pared muy dura, y vamos a tener que golpearla todos juntos.

A %d blogueros les gusta esto: