Lo que el puma nos dejó.

Entrevista a Pablo Plaza, el profesional veterinario de Villa La Angostura que intervino en la sedación y captura del puma que apareció en Pinar de Festa.

puma

AM- A vos te convocaron desde parques porque apareció un puma en el patio de una casa. ¿Cómo fue el procedimiento y por qué te convocaron?

PP- Fue en el marco de que estamos armando un grupo para protocolos de emergencia y la idea es que ante todos estos problemas que pueden ocurrir en los ejidos urbanos o con algún animal dentro del parque, tengamos un protocolo para actuar. Hace rato que vengo con un proyecto en el que rehabilitamos la fauna accidentada del parque, entre otros.

El domingo 31 de julio me llaman a las cuatro de la tarde y me ponen en conocimiento de que hay un puma subido a un árbol en un barrio residencial de Bariloche. Me piden que me quede al teléfono y que espere instrucciones. Eso hice mientras preparaba todo el material. A las cinco me confirman que tengo que ir, hasta ese momento la idea era solucionarlo con personal de Bariloche. Así que salimos con el guardaparque Domingo Núñez hacia Bariloche para colaborar con el operativo.

Llegamos, evaluamos la situación, había mucha gente dando vueltas por el lugar. El bicho estaba arriba de un árbol y la idea era dormirlo para bajarlo, atenderlo y sacarlo de ese lugar. Tenía que lograr un plan anestésico para que los bomberos pudieran alcanzarlo con el equipo de altura pero que a la vez fuera seguro para el animal. Debido a ello, la anestesia llevó un tiempo ya que fui dando dosis pequeñas para salvaguardar su vida y que a la vez nos permita trabajar. En el procedimiento, el puma se fue subiendo cada vez más alto hasta que estuvo a 4 o 5 metros. Dispararle dardos con rifle era difícil porque era un radal y estaba lleno de ramas que interferían con el disparo. Finalmente tuve que utilizar una cerbatana, de cerca, con una escalera suministrada por bomberos.

AM- La situación fue atípica pero se manejó de forma normal desde el punto de vista profesional y desde los organismos del estado. Sin embargo, la cobertura mediática, hizo que parezca deficitario el accionar de los organismos estatales y de la gente convocada, como vos.

¿Qué te pasa cuando escuchas esas cosas y tu nombre en los medios entre críticas desde la falta de conocimiento?

PP- Primero, estoy un poco molesto con tanta gente que habla sin tener idea de estas situaciones. Si bien uno puede dormir un puma en un procedimiento rápido y sencillo, no es el caso cuando se hace a cinco metros de altura, con el animal estresado, en un ejido urbano y con gente cerca.

Entonces, cuando se habla de cuanto se tardó me parece que se hace desde la total inexperiencia acerca de la tarea que uno está realizando.

Lo segundo que me da bronca es que yo estuve cara a cara con el bicho arriba de un árbol, con el riesgo que implica, porque creo que había un compromiso enorme para que las cosas salgan bien. Y cuando me encuentro con críticas absurdas de gente que nunca vio un puma y su opinología, me molesta porque yo soy un veterinario privado, que colaboré y me la jugué solamente para salvarlo.

Los medios grandes, que tienen los recursos para venir a averiguar qué pasó y no les cuesta nada. Entonces, te encontrás saliendo en los medios más conocidos con información falsa que dice se tardó siete horas... Y te digo más, si se evalúa que hay algún problema, se puede posponer más la captura en busca de la seguridad del bicho, por ejemplo, si yo considero que, durmiéndolo, se puede caer y romper la cabeza, me voy a tomar el tiempo hasta que se encuentre en la posición segura.

El otro día todas las organizaciones actuaron bien, tanto Bomberos como Defensa Civil, Parques y Fauna. Entonces, pido que no se nos castigue tanto y que la gente sepa que a veces estas cosas pueden salir mal por mejores intenciones que tengamos. No seamos hipócritas de juzgar y pegarle a las personas que se la juegan para hacer las cosas bien. El otro día mi mente estaba contemplando que estaban los medios y otro montón de gente molestando, todo eso dificulta la concentración para hacer ese trabajo que es muy delicado, hay que bajar un cambio.

AM- En los medios circuló el rumor de que se utilizan los pumas para peleas clandestinas.

 ¿Te parece parte de un show o te dio algún indicio de que el animal estuviera en cautiverio?

PP- Ningún indicio, era una hembra preñada que no tenía signos en las almohadillas plantares ni problemas de las uñas -indicadores de cautiverio-; ni la conducta de un animal en cautiverio. En primera instancia yo creo que es algo que se armó al otro día. Si algo salía mal, hubieran hablado de lo mal que salió, pero como se dio todo bien, buscan algo para generar polémica. Lo que pasa, es que los medios terminan enardeciendo a la gente, en lugar de mostrarle lo positivo, empiezan por lo negativo. Esta conducta es común a muchos medios de comunicación en todo momento y respecto de todos los temas. Siempre te buscan lo malo para pegarte un palo, y da bronca porque hay gente que se la juega. Te repito, yo fui a colaborar por el bicho, y no me gusta que después de haber estado cara a cara con él, en lugar de decirte gracias, te critiquen los tiempos que tardaste o que viniste desde La Angostura

AM- ¿Querés comentar algo más sobre qué puede hacer la gente de los barrios sobre que pueden hacer si se encuentran con un animal silvestre en su casa o en una caminata…?

PP- Creo que lo más importante es llamar a las autoridades y no medir las cosas y los tiempos en función de lo que la gente piensa. Luego hay que dejarlos actuar que las cosas trascurran a su tiempo. Cualquier animal silvestre es peligroso, desde un pajarito que te puede clavar una uña o darte un picotazo hasta un puma. Hay que confiar en las autoridades.

El otro día todas las organizaciones actuaron bien, tanto bomberos como defensa civil, parques y fauna.

AM – ¿Qué opinión tenés acerca de que últimamente los temas ambientales están en la tapa de todos los diarios de Bariloche y siempre son para el show, como este?

PP-Yo creo que las políticas ambientales tienen que ser políticas públicas concretas, y que cuando se arman para el show no llevan a nada. Acá en Bariloche tenemos un montón de gente muy capacitada para asesorar a los funcionarios públicos y que deberían poder interactuar y construir entre los dos sectores, además de no utilizar estos temas para el show mediático.

Llegué a escuchar en una radio que había peleas de pumas y lobos, no sé de dónde sacaron los lobos, que me lo cuenten porque es un hallazgo. Entonces, a los que tienen un micrófono, sepan que no tienen impunidad para decir cualquier cosa. En este procedimiento funcionó bien la articulación entre técnicos y políticos

AM- Muchas gracias Pablo, ojalá podamos seguir con otras entrevistas de este tipo y que sigas rescatando pumas…

PP-  Muchas gracias y dejame pasar un último mensaje. Quiero contarle a la gente que el puma volvió a la naturaleza, ojalá que tenga sus cachorros y la pasen bien. Por suerte no les va a importar las pavadas que digan en los medios.

 

Por Juan Cabrera y Manuel De Paz.

Equipo de Comunicación Popular Al Margen.

A %d blogueros les gusta esto: