Usinas Culturales en el carnaval de Bariloche 2016

La tarde soleada del domingo 7 de febrero contribuyó a acompañar el festivo inicio de este carnaval 2016 que se dio en el velódromo municipal. Usinas Culturales, programa del Ministerio de Turismo, Cultura y Deportes de la provincia de Río Negro, estuvo allí brindando contenidos con algunos de sus talleres culturales.

De a poco, muchas familias que volvían de la playa y de tomar sol en algún espacio verde se fueron acercando a ese enorme espacio municipal que es el velódromo, ubicándose en las vallas, las periferias de la pista de atletismo o el pasto, acompañados con unos mates o alguna gaseosa dispuestos a disfrutar de los espectáculos pautados para esta jornada que conformaba el segundo día del carnaval de Bariloche.

Con una puntualidad ejemplar, la primera presentación a cargo de Usinas Culturales fue el taller de percusión, a cargo de Carlos Casalla, que con una docena de músicos dotados de diferentes instrumentos hicieron bailar a los presentes. Como si fuera poco arriba del escenario estuvo como invitado especial el gran Chingolo Casalla, un verdadero maestro de nuestra ciudad. “Un lujo tener estos percusionistas”, graficó el presentador del evento con total certeza.

Sobre la pista la concurrencia iba en aumento y las caras pintadas y ropas típicas de los murguistas se empezaban a multiplicar, al igual que la espuma que los niños regaban a los presentes. Cada murga con sus colores característicos ensayaban sus mejores pasos al costado del escenario y las ganas de desfilar ya no se podían contener detrás de cada stand, (que gestionó cada una de estas agrupaciones barriales con el objetivo de recaudar fondos) que además de vender comidas y bebidas les servían como refugio para cambiarse y afinar los últimos detalles antes de cada presentación.

Algunos de estos puestos fueron los de Elekú, villa Nueva Jamaica, comparsa el Chocolhitito.
Después fue el turno de Negra Santa, banda de Buenos Aires que gestionó Usinas Culturales para el carnaval que con un ska latinoamericano y con su “música tercermundista”, aportó un puñado de canciones potentes con letras que hablan de libertad y de nuestro continente todo.

Al igual que otras bandas como Karamelo Santo o Sargento García, la fuerza de esta banda de 4 integrantes (acordeón, guitarra, bajo y percusión) mutaba sin conflicto desde el reagge hasta la cumbia latina, género con el que cerraron su presentación en estas tierras patagónicas, en la que sonaron muchos temas de su segundo disco Mundo Mestizo. “Esta es la bandera que quiero levantar, la bandera de la igualdad”, entonaban sus estrofas mientras el sol se escondía atrás de las montañas dando un marco único a la jornada.

                                                       SALTOS DE ALEGRÍA

En esta jornada se vivieron escenas que conmovían y mucho. Una madre con su hijo bailando y cantando en la misma comparsa. Un pibe de unos 10 años que ensaya su mejor paso levantando tierra por enésima vez. Dedicación, tiempo y talento son solo tres adjetivos necesarios para pintar la cara de los murguistas. Todas estas situaciones son resultado del empuje que le viene poniendo desde hace años la Comisión de Murgas y Comparsa que marcan la agenda cultural de nuestra ciudad en este Carnaval.

Javier Olavarría, referente de la Comisión de Murgas y Comparsas cuenta que “todas las murgas participaron en este carnaval sin premio alguno en donde sí el estado municipal y provincial garantizó recursos de funcionamiento, mientras que toda la artística corrió por parte de cada murga. Este año es especial porque se sumó la comunidad boliviana como comparsa en lo que afianza la idea de multiculturalidad que tenemos. Otra cuestión a resaltar es la participación de El Otro Cantar de El Bolsón, una banda que funciona desde hace muchos años en nuestra vecina localidad. También dentro del carnaval tenemos la participación de Chala Rasta de Bahía Blanca que se suma a esta movida que está inmersa en un contexto municipal y nacional crítica pero con el esfuerzo de todos la podemos llevar adelante. Los integrantes de la Comisión de murgas y comparsas son; Saltos de alegría, Del Tomate, pasión verde amarilla, herederos de Kazó, comparsa Alpha, Comparsa 6 manzanas y Arrayanes, Las Quintas, Los Chocolatitos, La Negra Murguera, Los farolitos y La Murga de San Francisco tercero, que debutan este año. El viernes pasado hicimos un desfile con todas las agrupaciones y a futuro queremos que exista una agrupación por barrio para los próximos carnavales”.

Y así es como detrás de cada traje, las consignas, mensajes y proclamas que elige cada uno y que van desde equipos de fútbol, hasta bandas musicales, o pedidos ambientalistas

Uno de los momentos más significativos de la jornada fue cuando se hizo sentir la murga Los Herederos de Kazó, del barrio Nueva Jamaica, que con el peso de sus 8 años de trabajo se consolidó hace tiempo como referente de una construcción social y musical ejemplar. Casi dos docenas de mujeres, hombres y niños, literalmente coparon la pista teñidos de colores verde, negro y rojo en toda su vestimenta, banderas y bombos, e hicieron conmover con letras sociales que hablan de la realidad de nuestra región, visibilizando la situación de los jóvenes de los barrios populares con consignas que identificaban a muchos de los presentes.

Así como varios otros, repudiaron las agresiones que sufrió una murga en el Bajo Flores (pcia Buenos Aires) semanas atrás y pidieron que no se apaguen las palmas ni se extinga este carnaval recuperado por el pueblo.

Atentamente allí estuvo el jurado compuesto por Mónica Vega, Verónica Feldman y Juanjo Miraglia, todos integrantes de Usinas Culturales que a igual que en otras jornadas del carnaval evaluaban la vestimenta, escenografía, movimientos de las murgas que se presentan en este carnaval.

El manto de una noche de verano ya estaba presente, y con acertada decisión de los organizadores de no vender alcohol en el lugar para evitar inconvenientes, las banderas de cada barrio flameaban libres apuntando hacia el sur. Fue entonces el momento de la presentación de la banda neuquina No verás, que con sus acordes prolijos y sus instrumentos de viento, le dieron otro matiz al evento. Las influencias en las que se mueve esta banda son muchas, es así que van desde el rock, el funk y el ska hasta el candombe, el folclore, la cumbia y mucho más, pero sin perder la base reggae que los caracteriza. Esta gran variedad de ritmos por los que circula No verás, es posible gracias a la gran cantidad de integrantes e instrumentos que forman parte del grupo.

La fiesta seguía y se dio continuidad a la presentación de diversas agrupaciones, como la comparsa “LQ” y “Chocolatitos”, Murga Pasión Verde y Amarillo de virgen Misionera y “El Otro Cantar”, murga Uruguaya de El Bolsón. Esta jornada a pura música se cierró al ritmo de la cumbia con la participación de Tatoo.

Así es como la Cultura se hace presente mediante diversos talleres y bandas musicales y se muestra a los vecinos de nuestros barrios.

Así es como un espacio que parecía netamente Deportivo, como es el velódromo se adapta y sirve para contener un carnaval con todo su pueblo.

Así es como una ciudad netamente Turística como la nuestra puede ofrecer una jornada abierta y gratuita a nuestros visitantes dando una alternativa de diversión libre y gratuita para toda la familia.

El carnaval del pueblo, cada vez más popular”, titularon con certeza varios medios de nuestra ciudad en donde la Cultura, el Deporte y el Turismo se relacionan entre sí potenciando los festejos de nuestra gente.

Por Sebastian Carapezza

 

A %d blogueros les gusta esto: