Lock out y feedlot contra cooperativismo, agroecología y comercio justo

El aumento del precio de la carne impacta de lleno en los bolsillos populares que no pueden prescindir de su consumo. Al recorte de exportaciones decretada por el gobierno la Mesa de Enlace se opuso con un paro patronal (lock out) y cese de comercialización. En la cordillera neuquina la Cooperativa Campesina de Chosmalal vende carne caprina agroecológica al 50 % del valor que encontrás en los supermercados.

El norte como sur. El local de venta directa de los productores de la CoCam en el centro de Chsomalal.

Conversamos con Santiago Arizio que es referente de la Coooperativa Campesina y de la rama rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos del norte neuquino. Los 1500 productores de la cooperativa lograron instalar su propia carnicería en Chosmalal para realizar venta directa a precio justo de carne caprina, ovina y vacuna de excelente calidad.

-La postura que tomó la Mesa de Enlace a nivel nacional de cortar la comercialización ¿Cómo repercute en productores como ustedes?

-Lo que es la Sociedad Rural, históricamente han puesto los precios a los productores y han comercializado y usufructuado con el país. Hoy en día las medidas que está tomando la Mesa están perjudicando a los productores porque los precios van subiendo. Nosotros acá en la zona tenemos principalmente los costos del forraje. Para que se den una idea, de abril a mayo la bolsa de maíz subió $130, hoy sale $970. En este momento donde hay escasez de pasto ahora en el invierno, toda la época de forraje, lo que el productor ganó en el verano lo tiene que volcar para comprar alimento y que no se le mueran los animales.

Las medidas que tomó el gobierno en relación a frenar el aumento de los precios de la carne, si bien es importante, vemos que no es una medida a largo plazo ni permite un cambio estructural en la producción. O sea, después de estos 30 días los que siguen teniendo el dominio de los precios y la manipulación en el mercado siguen siendo los mismos actores, no hay un cambio. No hay acciones que tengan que ver con la regulación de los precios de los insumos, en este caso el maíz, el pasto. La medida del gobierno es un parche, y lo que está haciendo la Sociedad Rural tiene que ver con el accionar golpista que fue desarrollando a lo largo de su historia.

Nosotros como organización de pequeños productores consideramos que si bien esta medida del gobierno es para proteger y es transitoria, necesitamos otras medidas que vayan al fondo de la situación, que controle los precios de los insumos. Lo que pasó con Vicentín, de la expropiación y dar marcha atrás con eso, consideramos que es un error. Eso hubiese posibilitado la regulación de los precios en cuanto al forraje, por ejemplo. Hay medidas que el gobierno puede tomar y que pueden empezar a cambiar la estructura real y económica del país.

– ¿Cuáles son las diferencias con los grandes productores?

-La mayoría de nuestros productores comercializan a pequeña escala y hay diferentes posibilidades dentro del mercado. Por un lado están los animales de cría que terminan en los feedlot y nosotros los pequeños productores comercializamos animales que son agroecológicos con pastura natural en los espacios de venta directa, en los mercados locales y regionales. Eso es una diferencia importante.

Los precios de un productor que te vende la carne en la zona son entre $250 y $300 el kilo de carne, a $800 que está en un supermercado, hay una gran diferencia de precio. Toda esa diferencia, es al pasar por los intermediarios dentro de la cadena de la carne donde hay una concentración de los grandes capitales.

Una forma de producción agrecológica y sin intermediarios es posible en la Patagonia.

– ¿Qué políticas públicas podrían acompañar al abastecimiento del mercado interno?

-La primera medida tiene que ver con la regulación de los insumos de producción, con el forraje que en esta zona es el 30% del valor en la producción. Hay que hacer una serie de laburos que vienen con correlato a esto, si nosotros regulamos el precio del forraje y en base a eso se acompaña al productor con proyectos productivos que permitan el mejoramiento de los predios como pastura y la genética animal, permite un desarrollo productivo mayor.

En cuanto a lo comercial, hay que empezar a armar la venta al público de los comercios de la agricultura familiar, donde podamos poner los productos de los compañeros del campo a menor precio, a un precio justo en el mercado local. Este sería un desarrollo sustentable, agroecológico y regional. Nosotros como organización armamos la carnicería acá en Chos Malal.

En el circuito comercial a gran escala a culata de camión cargan a los animales de cría, habitualmente terneros entro 100 y 140 kilos y se los llevan a los feedlot donde le suben 300 kilos, de ahí van al matadero, luego al frigorífico y por último a la carnicería. Nosotros acortamos esta cadena, los compañeros nuestros que tienen animales, se los busca en el campo, se los lleva al matadero y de ahí llega a nuestra carnicería. Hay una reducción de intermediarios y fletes que permite un precio más justo.

Escucha la nota completa:

Por Mariela Martínez y Julia Biagioli

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Seguí informándote en Al Margen:

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.