Tecnología social para la vivienda popular

Ayer en el barrio Malvinas se realizó el montaje del primer módulo de vivienda social realizado por organizaciones sociales. Este prototipo podrá ser utilizado en los incendios de la Comarca Andina.

La vivienda modular y social que ayer se ensambló se destinará a emergencia habitacional patagónica.

La Cooperativa Laburar de la Rama Construcción de MTE, la Escuela Taller Angelleli, y el Centro de integración juvenil San José Obrero montaron ayer en la sede de esta última organización del barrio Malvinas, el prototipo diseñado por equipo del Centro de Investigaciones Estudios sobre Cultura y Sociedad de CONICET- UNC

Tres años de trabajo colectivo se lograron plasmar ayer con la colocación del último panel de techo en el prototipo de vivienda modular y social desarrollada con una tecnología co-construída por científicos del CONICET, y organizaciones sociales devenidas en unidades productivas, que buscan incluir y trabajar con jóvenes en proyectos que los fortalezcan en la cultura del trabajo, y proponerles proyectos de vida.

El prototipo es un diseño del equipo del Centro de Investigaciones sobre Cultura y Sociedad de la Universidad Nacional de Córdoba-Conicet. Equipo motorizado por la Dra. en arquitectura Paula Peyloubet, acompañada por investigadores, docentes, también de la UNC, involucrados desde 2013 en este proceso de co-construcción de tecnología.

en Bariloche maduró la primera experiencia entre 2016 y 2018, con la construcción del Salón de Usos Múltiples, el SUM del barrio 96 Viviendas.

El desarrollo de esta tecnología, que en la Patagonia recurre a la utilización de madera de pino ponderosa, una madera mayormente no utilizada en la construcción por sus características, se propone varios objetivos. Generar un producto competitivo que promueva la articulación de actores públicos y privados en la creación de una cadena de valor, que permita atender la demanda de construcción de nuevas viviendas, mejoramientos habitacionales, y responder ante emergencias vinculadas al hábitat, como la de los trágicos incendios ocurridos hace muy poco en la Comarca Andina.

Por otro lado, sumar a unidades productivas de la economía popular a la co-construcción de esta tecnología, en esta dialéctica entre teoría y práctica, que posibilitó la creación de un prototipo de vivienda modular, construida en base a paneles portantes que se ensamblan, con cabreadas y paneles de techo para la cubierta.

El financiamiento de esta producción de 3 módulos de vivienda de 3.60 x 3.20, se pudo concretar con financiamiento del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología, a través de un Proyecto Federal de Innovación Productiva (PFIP), que posibilitó la compra de equipamiento, materiales, insumos, y el financiamiento de los recursos humanos necesarios para que esta obra se concrete. No hubiera sido posible este proyecto PFIP sin el motor del equipo de Córdoba, que se puso al hombro esta y todas las gestiones posibles.

La producción la realizamos las 3 unidades productivas que conforman el nodo Bariloche de la Red Federal Productiva Co-construir Hábitat, junto con la Escuela Técnica Nehuen Peuman. La Cooperativa LABURAR produjo los paneles portantes de pared, en su taller en el predio del proyecto Bioenergía Andina, que coordina Fundación INVAP. Las aberturas, puertas y ventanas, los compañeros de la Escuela Taller Angelleli. No hubiera sido posible este proyecto sin las puertas permanentemente abiertas y la confianza absoluta de la escuela. Que en plena pandemia puso a disposición sus instalaciones para la producción del primer módulo, en marco del invierno más nevador de los últimos 10 años. El taller San José Obrero produjo las cabreadas y paneles para la estructura y la cubierta del techo, sembrando la semilla en el barrio Nuestras Malvinas, de la Fábrica del Futuro.

En la platea de esta proyectada fábrica, se realizó el montaje del primer prototipo de vivienda. Mucho por corregir, varias cuestiones que mejorar, en este camino de co-construcción de tecnología y conocimiento conjunto de científicas, científicos y trabajadores.

El próximo objetivo, la producción de 10 módulos habitacionales, destinadas a familias que perdieron sus viviendas en los incendios ocurridos en la zona de Lago Puelo. El desafío, construir fortaleciendo la sinergia colectiva, evitando e interpelando egoísmos, individualismos o ventajas políticas.

A todos y todas quienes estuvieron con nosotros en estas jornadas, en la presencia y a la distancia, referentes de organismos públicos, organizaciones, instituciones, compañeras y compañeros de esta caminada, que sumaron su granito de arena, compartiendo el logro y el sueño de los desafíos por venir. A todos ellos, muchas, pero muchas gracias.

Marcelo Viñuela (Cooperativa Laburar – MTE Bariloche)

Redacción

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen

Seguí informándote en Al Margen:

1 Trackback / Pingback

  1. ¿Cómo afecta la pandemia a la salud mental del personal sanitario? – Al Margen

Los comentarios están cerrados.