Neuquén unido en defensa de la salud pública

Hace más de 40 días que desde la comunidad y distintos sectores gremiales de la provincia de Neuquén se están acompañando los reclamos de las trabajadoras y los trabajadores de la salud pública. Desde Al Margen conversamos con Marcelo Guagliardo, Secretario Gral. Comisión Directiva ATEN (Asociación de Trabajadores de Educación de Neuquén)

El sector de salud sigue movilizado en Neuquén por recomposición salarial. Foto: Prensa Aten.

– ¿Cómo viene siendo el acompañamiento a este sector?

-En toda la provincia hubo actividades de solidaridad con las y los trabajadores de la salud pública. Ellos vienen con un conflicto hace más de 40 días y hace 8 que se encuentran con piquetes en distintas rutas importantes de la provincia, entre ellas la que va a la zona petrolera de Vaca Muerta. Este es un conflicto que tiene que ver con una discusión salarial que los compañeros y las compañeras de salud tienen no resuelta.

Por eso, desde siete organizaciones sindicales de la provincia estamos acompañando; nosotros, SEJUN (Judiciales), los compañeros y compañeras legislativas, ADUNC (Docentes Universidad del Comahue), APUNC (No Docentes Universidad del Comahue), compañeros y compañeras de Vialidad Provincial y SADOP (Docentes de privados). En conjunto fuimos a plantearle al gobierno provincial la urgencia de una instancia de negociación que permita destrabar este conflicto. Esta pelea que se viene dando tiene muchas adhesiones. Los compañeros fueron convocados por el Fiscal general de la provincia quien había establecido un ámbito de negociación, que estaba bastante parada durante las últimas semanas y se restituyó.

– ¿Es la primera vez que el gobierno recibe a las y los trabajadores?

-Hubo una instancia convocada por este fiscal, en el ámbito de una mediación judicial y no prosperó. El gobernador anunció un aumento por decreto de una suma fija, un reconocimiento por las tareas en torno al Covid-19 que obviamente fue rechazado, porque fue unilateral y porque además no es lo que se está planteando. Se está pidiendo un aumento salarial que se incorpore en los sueldos de quienes hoy están cuidando a toda la comunidad de Neuquén.

A nivel mundial el sector salud es el que ha tenido que ponerse al frente de atender una situación extraordinaria como ha sido y sigue siendo la pandemia. Lamentamos que estemos prontos a una segunda ola que no va a tardar en llegar y para eso las compañeras y los compañeros tienen que tener una mejor condición de trabajo.

Lo que nosotros hemos estado aprendiendo y los compañeros nos trasladan es que tienen una necesidad de un reconocimiento. Están con una situación de exceso de trabajo, hay una gran demanda laboral. Hay distintas responsabilidades que necesitan tener su especificidad desde el punto de vista salarial, por eso se rechazan las sumas fijas o se rechaza que los incrementos no se traduzcan en movilidad de los salarios básicos, que eso es lo que en todo caso mejora el ingreso de las compañeras y los compañeros. Obviamente también repercute en el haber de quienes están jubilados.

– ¿Cuál es la importancia de la unidad de distintos sectores en esta lucha?

-El planteo es la defensa de la salud pública, que obviamente se tiene que traducir en la mejora de las condiciones salariales y de trabajo de quienes son la herramienta con la cual la salud pública nos atiende. Comparábamos esto con la educación, siempre los reclamos de las maestras y los maestros en el área educativa son en defensa de la educación pública. En la medida que hay una educación mejorada, repercute en las condiciones en las que se aprende y obviamente tiene que venir de la mano de la mejora de las condiciones de quien enseña. En el caso del trabajador de la salud, es exactamente lo mismo.

En la medida en la que la comunidad y las organizaciones sindicales no podamos reconocer esto, de que no se trata solo de apoyar al trabajador que necesita sus mejoras, sino que con ellos viene esa salud que tenemos que tener garantizada. Sobre todo en nuestra región, donde la presencia del estado es insustituible. En la ruralidad los puestos sanitarios o los hospitales de campaña, las salitas de salud de cualquier barrio y obviamente los hospitales de mayor complejidad donde uno termina llevando a sus familiares cuando están en las situaciones más complejas. Siempre está ese compromiso y el profesionalismo de las compañeras y compañeros del área de salud, que además del profesionalismo le ponen una gran humanidad. Ningún sector de la comunidad está mirando para otro lado, en Neuquén este reclamo tiene mucha legitimación.

– ¿Cómo seguirá este reclamo y este acompañamiento?

-Estamos con la expectativa de que haya propuestas concretas, que los ámbitos de negociación prosperen y que el gobierno entienda que tiene que hacer una propuesta seria, que esté en consonancia con lo que se necesita. Obviamente serán los compañeros de salud quienes van a definir, nosotros estamos acompañando de manera solidaria.

Escuchá la entrevista completa:

Por Mariela Martínez y Julia Biagioli

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen