En un canto se sintetiza el mundo

El libro “Ufiza / Oveja” de Anahí Rayen Mariluan, con ilustraciones de Alicia Pez, fue seleccionado en primer lugar en el rubro Literatura Infantil para integrar el catálogo 2021 del Fondo Editorial Rionegrino (FER). “Un canto sintetiza el mundo”, se lee en el título, y es justamente desde donde nace esta obra: de un canto.

Anahí Mariluan escribió un cuento infantil y será editado por el Fondo Editorial Rionegrino. Foto: Euge Neme.

“Se podría decir que le rendimos un cuento a esta canción que se llama Ufiza”, repasa Anahí sobre la obra seleccionada y busca las palabras para nombrar lo nuevo, una exploración de este tipo que hasta ahora no había realizado y que hoy se traduce en este libro-álbum. “La canción está en mapuzungun, algo que el jurado valoró, y cuenta un día en la vida de una oveja –que va escuchando y cantando todo- con su cuidador, Don Hermiño, que además es tejedor”.

Mariluan cuenta que la canción nació hace dos años, inspirada en un relato que escuchó del dramaturgo Rafael Urretabizkaya. Él contaba que Don Herminio, protagonista secundario del cuento, con solamente acariciar a su oveja se daba cuenta de todo. “Herminio es un lamien que también vive en San Martín –como Rafael- y cuando escuché este relato hice esta canción. Después le propuse a Alicia Pez esta tarea conjunta, y se inspiró en la simplicidad del canto: hizo una ilustración completamente magnifica y simple, creo que lo que más caracteriza este canto-relato es la simplicidad”.

Justamente algo de eso marcó el jurado a la hora de determinar la elección de la obra para el catálogo 2021 del FER: “Ufiza logra con un lenguaje sintético, propio de la narración oral que se transmite de generación en generación, propagar la profunda sencillez de la vida en estrecha relación con la naturaleza. Las ilustraciones, los silencios visuales y la fuerza expresiva que se manifiesta tanto desde el color, como desde la línea y las formas, recursos que se intuye han sido escogidos cuidadosamente y habilitan al lector la posibilidad de vivir una experiencia estética profunda. La obra invita a detenerse en cada doble página a contemplar ese cielo, esa noche estrellada… cada uno de los paisajes”, señalaron en la devolución sobre este trabajo en el que se destaca la belleza poética, tanto desde la ilustración como desde el texto, de todo el libro en su conjunto: “Celebramos este canto que nos lleva con dulzura a descubrir y compartir el amor a nuestra madre tierra”, expresó el jurado.   

La obra aspira, además, a mostrar que el conocimiento desde la perspectiva mapuche siempre se construye de a muchos. “Al mismo tiempo, queríamos poner el acento en que este conocimiento también está en los animales y cómo en su capacidad de observar pueden enseñarnos”, continúa la cantora. “Los animales, en nuestro orden de mirar el mundo como mapuches, tienen sabiduría. Tiene sabiduría la piedra, la montaña, la oveja. Lo que aspiramos con este relato es a mostrar que el conocimiento se hace de a todos y que la razón que caracteriza al hombre no lo hace exclusivo del conocimiento”.  

Las ilustraciones del libro son de Alicia Pez, simplicidad y belleza.

La obra también cumple con el anhelo de que se produzcan libros infantiles con contenido intercultural. “Hay gran demanda de las escuelas, de los padres, de los abuelos, es así que me animé a pensar que un canto podía convertirse en relato. Estoy tremendamente sorprendida y agradecida hacia una selección que eligió las formas de conocimiento de mi pueblo, me emociona mucho”, completa Mariluan y destaca el rol de Eliana Navarro y todo el incentivo que se hace desde el FER para que haya una nutrida presentación de obras.

Un dato interesante es que el libro tendrá incorporado un código que linkea con la canción, que se estrenará próximamente como parte del último trabajo de Anahí, que sigue así contribuyendo con su voz al conocimiento y reconocimiento de un pueblo. “Para mí, el único camino por el que elijo el canto es el camino del desilenciamiento. En eso va todo lo que canto lo que investigo. Y ahora todo lo que creo. Para mí también es una novedad. Hay un ejercicio en la escritura, pero también lo infantil es maravilloso: contar algo lleno de magia y que permita entender la interculturalidad desde la naturaleza y que eso contribuya a generar sociedades menos racistas”.

Por Violeta Moraga

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen