Semana por los Derechos: “La pandemia desnudó la deuda social de nuestros pibes y pibas”

Hoy culmina la 24 Semana por los Derechos de niños, niñas y adolescentes. Falta de conectividad, perspectiva intercultural, vivienda digna y aumento de los consumos problemáticos algunos de los derechos vulnerados que se profundizaron durante la pandemia.

Pasan los años y la deuda social con el piberio no se transforma. Foto: Euge Neme.

“En este 2020, la pandemia pone al desnudo la inequidad, la deuda social e histórica, con nuestros pibes y pibas quedando aún más relegados. Por ejemplo, con políticas que no garantizan el acceso a los bienes culturales y materiales, ni a estar conectados para recibir las tareas, en muchos casos quedando excluidos del sistema escolardenuncia el documento que realizó la mesa organizadora integrada por organizaciones sociales, sindicales e instituciones y trabajadores del área de niñez de la provincia y el municipio.

Este año por la pandemia no se realizará la tradicional Marcha de los Derechos y las actividades se realizaron por territorio respetando el distanciamiento social y las medidas de prevención dispuestas. Barrileteadas, entrega de cuadernillos para actividades pedagógicas, desfile murguero y difusión de spots radiales fueron algunas de las actividades realizadas en este año de virtualidad.

“Si bien el municipio de San Carlos de Bariloche es intercultural, en los conflictos territoriales, los niños y niñas quedan invisibilizados y son testigos de hechos de violencia, sin la participación de las instituciones que deben garantizar sus derechos. Y además se deberían construir propuestas de abordaje intercultural con respeto y reconocimiento de la identidad mapuche de niños y niñas de nuestra ciudad” dijeron acerca de los diferentes desalojos y conflictos territoriales que llevan adelante diferentes comunidades originarias.

Este año las barrileteadas se realizaron en diferentes barrios. Foto Archivo.

Otro tema que se vio acrecentado en los primeros meses de la pandemia fue al aumento de la violencia institucional en los barrios. En ese sentido exigieron: “Implementar un programa de democratización de las fuerzas de seguridad con participación y control ciudadano; y modificar la formación de los nuevos agentes con perspectiva de niñez y adolescencia, derechos humanos, género e interculturalidad” se reconoció la implementación del Comité Contra la Tortura Municipal y se exige la de implementar el Comité provincial contra la tortura que se encuentra sin ejecutar hace al menos 4 años.

Otra de las consecuencias que trajo aparejada la pandemia fue la problemática habitacional y las tomas de tierras en Bariloche. “La falta de vivienda a quienes mas afecta es a niños, niñas y adolescentes. La problemática quedó en evidencia con la pandemia. Exigimos que nuestros niños, niñas y sus familias tengan acceso a lotes con servicios. Para garantizar el derecho a la vivienda acompañamos la urbanización de los barrios populares de Bariloche y Río Negro

Respecto al crecimiento del uso de sustancias y alcohol durante la pandemia expresaron:“Los Consumos problemáticos sigue cobrándose la vida de los pibes pobres de los barrios populares. A veces, la única salida en un contexto de exclusión es entrar en las economías del delito.”

Hace una década que el municipio no realiza el diagnóstico de infancia que por ordenanza debería realizar todos los años. “El último relevamiento del estado de situación de infancia y adolescencia de Bariloche, data del año 2010. Urge tener un diagnóstico actualizado para poder priorizar en este momento de crisis.

Fotos: Euge Neme

Redacción

Cooperativa de Comunicación Popular Al Margen