25 años de la piña a Astiz

El primero de septiembre de 1995 el genocida Alfredo Astiz caminaba por las calles de Bariloche gozando de las leyes de impunidad. Ese mismo día, Alfredo Chaves, víctima de la última dictadura militar, lo reconoció y le pegó una piña.

Escrache de HIJOS

1 Trackback / Pingback

  1. Semana 31/8 a 6/9 | Biblioteca sonora

Los comentarios están cerrados.