El impulso creativo no está en cuarentena

A través de micros radiales y una nutrida tarea de relevamiento del hacer artístico local, el proyecto “MÚSIQUES – nuestra música en la radio + MIC (músicos con impulsos creativos)” despliega por estos días la tarea concreta de trabajar para la difusión de artistas regionales. Dialogamos de esto con Paola Vásquez y Marcelo Saccomanno, quienes encabezan este hacer junto a  Alejandro Fatur y Gabriela Salamida.

La música regional se cola en radios y plataformas de la Patagonia Norte.

En el momento menos pensado –o en el momento preciso- un grupo de artistas y gestores relacionados con el ámbito musical, junto al acompañamiento de la Asociación de Músicos en Bariloche (MUEBA), comenzaron a trabajar sobre la posibilidad concreta de generar herramientas para que las radios de Patagonia Norte difundan la producción de artistas locales y regionales. Para esto, y sorteando todos los obstáculos que pudiera poner la cuarentena, o valiéndose de ella, comenzaron la tarea titánica de hacer un relevamiento minucioso del área para generar una base de datos de artistas con información, links, fotos y temas musicales en mp3 para descargar, junto con la difusión de material editado para que las radios puedan comenzar en lo inmediato con la difusión del caudal de producciones locales. Se trata de una serie de micro programas donde son los mismos artistas son quienes presentan sus temas.

En diálogo con Al Margen, Marcelo Saccomanno y Paola Vásquez se refieren a este proyecto denominado “MÚSIQUES – nuestra música en la radio + MIC (músicos con impulsos creativos)”, que encabezan junto a Alejandro Fatur y Gabriela Salamida.

“El relevo es una pata del proyecto que nos permite conocer, informarnos y utilizar las herramientas que están a nuestra disposición y hacer una práctica consciente de nuestros derechos”, explica Saccomanno. “La otra pata que es importantísima es la de intentar conocernos, encontrar nuestra identidad como artistas patagónicos, reconocernos, y a través de esa identidad comunicarnos con nuestra comunidad. Porque sigue siendo extraño escuchar música de artistas de nuestra región en las radios, que es una gran herramienta de comunicación”.   

Así, en plena cuarentena, el proyecto permite tomar cartas en el asunto sobre una observación que se viene manifestando hace tiempo, dando cuenta de una realidad que se torna similar en distintos lugares, pero que necesita ser torcida a fuerza de mover algunas piezas que puedan abrir un camino a transitar. “Yo empecé a tocar en Bariloche cuando tenía 15 años y tengo 43, es decir, hace un montón que toco en la ciudad y pienso en mis hijos y me encantaría que el escenario sea diferente para ellos”.

– ¿Qué escenario te imaginas?

-Uno donde si ellos tienen el estímulo y la inquietud de componer, de hacer arte, que es un trabajo que requiere formación, constancia, tiempo -que si esa es su decisión- puedan transitarla de manera digna. Todos en este planeta tierra consumimos música, mucha gente lucra con nuestro talento y nosotros nunca vemos el resultado de nuestro laburo. Me gustaría que el escenario sea ese: quien decide este camino que tenga esas herramientas a disposición y sean mucho más agiles de llevar adelante, de poder acceder a los derechos que vienen asociados con la actividad que uno realiza. Y también me gustaría poder llegar a mis vecinos, ninguno de ellos conoce mi música y eso no está bueno.  Es, además, una cuestión de interés y de amor por la producción artística de nuestra ciudad.

– Este tiempo de cuarentena desnudó un montón de cosas que estaban dando vueltas pero sobre las que ahora nos detenemos.

– Claro, esto no es una invención de algo nuevo, esto es algo que está latiendo hace mucho tiempo y hubo un montón de personas que activan por lo mismo, esto no es una cuestión de nombres, es una cuestión de intensión. Lo que pasa que también hay que sentarse y hacerlo. Yo sentí que lo tenía que hacer. Entonces me levanto temprano, molesto a mis colegas para que me manden la info, el tema, que graben un mensaje…

– ¿Cómo son los micro radiales?

-Hay una pequeña cortina que presenta el proyecto, después están los artistas presentándose y un tema entero de ellos. Hasta ahora tenemos 30 micro radiales de estas semanas de primera convocatoria. 30 artistas que seguro muchos no escucharon y reúnen un laburo increíble.

– Queda claro que en soledad es muy difícil hacer las cosas y es necesario el trabajo en red atrás de todo esto.  

-Por eso mismo la riqueza tiene que ver con diferentes miradas, no es solamente la mirada del tipo que labura únicamente de músico y no puede ver que hay otra gente que necesita que su obra se difunda porque sí, no para tocar en una cervecería, sino porque es un hecho de comunicación.

Abrir un cauce

“Hace rato venimos empujando este relevamiento para ver en qué condiciones estamos todos en cuanto a la profesionalización, el trabajo, los circuitos. El año pasado se dieron muchas asambleas y siempre se veía la falta de espacios. Hoy directamente más que falta, no tenemos nada”, repasa por su parte la gestora cultural Paola Vásquez, sobre el camino que hoy desemboca en este proyecto, que también es un inicio de un camino más largo pero impostergable. “Lo primero que se buscó es darle la vuelta, porque sabemos que los próximos escenarios son los de las redes, de las radios. De acá a varios meses esto no va a cambiar mucho, el turismo y los conciertos son cosas a las que no van a darle prioridad a la hora de salir del aislamiento”.

Pensando alternativas en torno a la difusión y teniendo en cuenta la radio como herramienta de comunicación es que surge entonces este primer trabajo de generar que las emisoras empiecen a pasar música regional. “Estamos haciendo un trabajo muy de hormiga, pero justamente a tono, porque el mismo INAMU salió a pedir que por favor se genere más música regional y nacional. Pasa también que la precariedad es bastante grande: no llegamos al 50% de músicos que tengan registrados sus temas. Entonces, en base a esto se están relevando disparadores de cosas que vamos a tener que ir trabajando. Pero lo primero, que se difunda y que la gente esté atenta al trabajo de un compañero, de una compañera”.

Así, aunque para muchos artistas pueda ser engorroso, – y estos tiempos de formularios agotadores- bien vale la pena avanzar en el papelerío para llevar adelante el relevamiento: completar reseña, fotos, links de las canciones, de las plataformas donde están subidas, temas en MP3, a la par de la difusión que ya empezó a hacerse a través de los micro radiales en diversas radios de nuestra ciudad. “Obviamente eso todavía no genera la vuelta que pensamos en recursos económicos a través de Sadaic, por ejemplo, porque muchos nos están inscriptos, otros no presentan las planillas de los temas que pasan. Ese es un segundo trabajo, generar ese vínculo para trabajar sobre eso: cómo las radios presentan las planillas, cómo las tienen que armar. Es un trabajo a mediano y largo plazo, para que también las radios cumplan con el Art. 65 inc. A, de la Ley 26.522 de comunicación que dice que tiene que haber un 30% de autores o intérpretes argentinos”.

-Una tarea grande, pero es la única manera: hacer todo ese recorrido.

– El tiempo que estamos teniendo nos está dando esta posibilidad de generar estos audios, editarlos. Si estuviera de gira no sé si puedo hacerlo, pero tenemos este tiempo y podemos generar cosas. Veremos cómo luego lo institucionalizamos a nivel provincia, municipio.

-Articular con el Estado

-Hacerlo de forma independiente es la forma más rápida, pero soy una persona que está acostumbrada a articular con el Estado, donde hay estructuras de difusión, herramientas, donde podemos generar leyes o este seguimiento para que se cumplan estas leyes en las radios, para que haya formación hasta para presentar las planillas o incentivos. Muchas cosas se pueden generar. 

-A veces las herramientas están, pero hay que a-prenderlas  

-Siempre fuimos muy inquietos, años de crecimiento en gestión. Uno va recabando experiencias, vínculos, y en este tiempo podemos pensar con otra claridad, fuera de la rutina, van saliendo ideas nuevas, conceptos nuevos, tenemos que ver a futuro cómo seguimos: nada va a ser lo mismo. No va a funcionar como funcionaba antes de esta cuarentena. Tenemos que ser creativos, buscarle la vuelta. Generar ese circuito, tener esta plataforma armada, para después pedir los recursos. Estamos tratando de ganar ese tiempo.

– ¿Pensás que es un tiempo de reinventarnos?

-Este parate nos obliga a reinventarnos. Es un tiempo de pensar cómo quiero volver. Cuando vuelva a la calle, de qué forma vamos a volver. Ya las estructuras cambian. Yo podría haber hecho un trabajo en soledad, como gestora, pero tenemos nuestros grupos, discutimos, nos replanteamos objetivos. Nada va a suceder si no es desde el lugar de la cooperación, desde el cooperativismo y desde la colaboración. No va a suceder nada que no sea con el otro. Solos de esta no salimos.

———————————————————————–

#ATENCIÓN #ARTISTAS #BECAS #SOLIDARIAS

  • INAMU

https://inamu.musica.ar/convocatorias-de-fomento/convocatoria-fomento-solidario-2020

  • INT

http://www.inteatro.gob.ar/noticias/plan-podesta-para-potenciar-al-teatro-indepen-13559

  • PUNTOS DE CULTURA

https://www.cultura.gob.ar/convocatoria-2020-puntos-de-cultura-8873/

  • BA MILONGAS

https://www.buenosaires.gob.ar/bamilonga

  • BA MUSICA

https://www.buenosaires.gob.ar/cultura/impulso-cultural/como-participar

  • PRODANZA

https://www.buenosaires.gob.ar/prodanza/recursos/subsidios

Por Violeta Moraga

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen