Cambio de época: Bariloche aprobó la emergencia alimentaria

Militantes de organizaciones sociales festejaron en la calle la creación de un programa y un presupuesto para comedores y merenderos.

El proyecto que fortalece la asistencia municipal a comedores y merenderos comunitarios estuvo cajoneado un año en los despachos de concejales oficialistas. La proximidad de un nuevo gobierno, la foto con una posible funcionaria y la presión de los movimientos sociales forzaron a Gustavo Genusso a tratarlo y convertirlo en ordenanza hoy.

Hace instantes, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la declaración de emergencia alimentaria, la creación de un programa de seguridad alimentaria y una partida presupuestaria para financiarlo integrada por recursos propios y aportes que el municipio consiga de organismos o instituciones de cualquier administración pública. En concreto: la ordenanza no especifica montos.

Dentro y fuera del recinto aplaudía una concentración de vecinos convocada por las organizaciones sociales CTEP, CCC, Somos y Barrios de Pie, acompañadas por dirigentes sindicales. Los movimientos populares fueron sus principales impulsores, en medio de una puja -todavía no resuelta- con el subsecretario de Políticas Inclusivas, Juan Pablo Ferrari, por la ejecución de 1.600.000 pesos en mercadería.

La ordenanza establece como autoridad de aplicación del programa a la Dirección de Promoción Social, a cargo de Susana Tomasini, y determina la constitución de un Concejo de Seguimiento compuesto de dos integrantes del Ejecutivo, dos concejales (uno por la mayoría y otro por la minoría), tres de movimientos sociales y universidades nacionales, dos de sindicatos y uno de salud pública.

Entre sus funciones, estará la generación de estadísticas socioeconómicas, la gestión de convenios, el relevamiento de los merenderos y comedores y su fortalecimiento, como así también el del programa de despensas comunitarias, módulos alimentarios, organizaciones productivas y la creación de una huerta comunitaria.

El proyecto, elaborado por Ana Marks, Ramón Chiocconi y Daniel Natapof del Frente de Todos, fue presentado en diciembre pasado y no tuvo dictamen en las comisiones de Economía y Gobierno, por decisión del bloque oficialista de Juntos.

Sin embargo, a partir de la victoria de Alberto Fernández, Genusso comenzó a retomar el diálogo con la oposición al punto de fotografiarse días atrás en Buenos Aires con Victoria Tolosa Paz, posible funcionaria del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en el programa Argentina sin Hambre.

Entre los argumentos de la ordenanza, los ediles acudieron al informe presentado por la Dirección de Promoción Social ante la Comisión de Desarrollo Humano, sobre el registro de un aumento de familias en el vertedero y los comedores hacia final de 2017.

También citaron un informe de pobreza multidimensional de Unicef, que otorga a Bariloche una pobreza en el 29,7% de los niños.

Por Pablo Bassi

Equipo de Comunicación Popular Colectivo al Margen

Últimas Publicaciones